El asesinato de Shinzo Abe
Internacional 13/07/2022

¿Qué es la secta Moon y qué tiene que ver con Shinzo Abe?

El asesino del ex primer ministro japonés dice que lo mató para vengarse de este culto, que había arruinado a su familia

4 min
Milers de parejas asisten a un casamiento masivo celebrado por la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial, también conocido como Iglesia de Unificación

BarcelonaEl asesino confeso del ex primer ministro de Japón Shinzo Abe, a quien disparó dos tiros por la espalda mientras hacía un mitin electoral, dice que lo hizo como venganza por la supuesta promoción que Abe habría hecho en el Japón a la Iglesia de la Unificación, una secta más conocida por el nombre de su fundador: Moon. En su confesión a la policía, Tetsuya Yamagami, de 41 años, explicó que su madre se había hecho de aquella secta en los 90 y le había dado todo su dinero, hecho que dejó a la familia en la miseria. El líder de la rama japonesa de la secta, Tomihiro Tanaka, hizo una rueda de prensa para confirmar que la madre del asesino de Abe era una miembro de su organización , a la cual se afilió en 1998, dijo, pero no quiso dar detalles sobre sus "donaciones" económicas y se limitó a asegurar que todo lo que reciben es "voluntario". También confirmó lo que ya era sabido: Shinzo Abe no era miembro de la secta y tampoco era asesor o asociado.

Sun Myung Moon y su mujer Hakja, en una imagen de archivo, durante su visita a Gran Bretaña, donde su secta cuenta con 300 miembros. El Sr. Moon se refiere a si mismo como "Presidente de la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial" y se especializa en ceremonias de boda masiva.

¿Pero qué es exactamente la secta Moon y qué vínculos tiene, si es que tiene, con Shinzo Abe? Su nombre oficial es la Federación de Familias por la Paz Mundial, a pesar de que se conoce como Iglesia de la Unificación o, simplemente, Moon. Nació en 1954 en Corea del Sur, fundada por Sun Myung Moon, un hombre nacido en Corea del Norte que decía que cuando tenía 15 años se le había aparecido Jesucristo para pedirle que prosiguiera su tarea en la Tierra. El autoproclamado mesías adoptó enseguida un discurso marcadamente anticomunista, cosa que le permitió acercarse a varios líderes políticos conservadores de diferentes países, desde Corea del Norte hasta Japón o Estados Unidos, donde también vivió.

Con una reinterpretación de la Biblia y, como rasgo más impactante, la costumbre de celebrar bodas masivas, la secta llegó a ganar miles de adeptos sobre todo en los 80. El mismo Moon, que murió en 2012, decía que tenían más de tres millones de miembros, pero algunos expertos ponen en entredicho estos datos y hablan de unos 250.000, que en los últimos años habrían bajado a unos cuantos miles. Cuatro años antes de morir, Moon traspasó la presidencia de su culto a su séptimo hijo, Hyung Jin Moon, que había nacido en Nueva York y entonces tenía 28 años. Pero después de la muerte del fundador, Hyung Jin formó su propia organización y quien cogió las riendas de la secta fue su madre, la segunda esposa de Moon y actual líder del culto, Hak Ja Han Moon. La facción del hijo del fundador, bautizada como la Iglesia de la Paz Mundial y el Santuario de la Unificación, tiene sede en Pensilvania (EE.UU.), donde es conocida por sus ceremonias masivas con rifles AR-15, que consideran una herramienta fundamental, dicen, para luchar contra "el mundo satánico".

Una gran riqueza conseguida de manera sospechosa

La secta de Moon, ahora liderada por su viuda, ha sido investigada varias veces en Japón por sus prácticas económicas. A pesar de que el culto nació en Corea del Sur, es Japón el país que provee hasta el 70% de la riqueza de la secta, según el Washington Post, que dice que entre los años 70 y los 80 la Iglesia de la Unificación llevó a EE.UU. desde Japón unos 800 millones de dólares. El método para obtenerlos está bajo sospecha. Según el mismo diario norteamericano, miembros de la secta "miraban los obituarios e iban a picar a la puerta de las familias para decirles: «Tu ser querido se ha comunicado con nosotros y quiere que saques tu dinero del banco y lo des a la Iglesia de la Unificación para que él pueda ser elevado al mundo espiritual»", según explicaba un antiguo miembro de la secta, Steve Hassan.

En los años 90, de hecho, un tribunal japonés ordenó indemnizar a un centenar de víctimas que habían denunciado judicialmente las presiones que sufrieron para hacer donaciones a la secta "para garantizar la felicidad de sus seres queridos en el más allá".

Con la riqueza acumulada, la secta Moon ofrecía elevados honorarios a personajes conocidos, sobre todo políticos, para que intervinieran en sus actos masivos. Desde el entonces presidente de EE.UU., George W.H. Bush, en los 90, hasta Donald Trump, que también mandó un mensaje grabado el septiembre pasado que se emitió en un acontecimiento masivo de los Moon. Un acontecimiento llamado Mitin de Esperanza, en el cual también participó Shinzo Abe, que hizo un discurso (también remunerado) en el que alababa y "agradecía" a Hak Ya Han Moon "sus esfuerzos sin descanso para resolver disputas en el mundo, especialmente en relación con la reunificación pacífica de la península Coreana".

El reverendo Hyung Jin "Sean" Moon posa para un retrato con su "varilla de hierro" de oro AR-15 en la casa de Moon en Matamoras, Pennsilvania, en Estados Unidos

No era la primera vez que Abe intervenía en un acto de la secta, lo había hecho antes. Pero este no es su único vínculo (tangencial) con el culto. Su abuelo materno, el también ex primer ministro nipón Nobusuke Kishi , fue quién abrió las puertas de Japón a los Moon en 1958. Según The Guardian, el partido político que fundó Kishi estaría vinculado también a los Moon, con quienes compartía el anticomunismo. Según la agencia Kyodo, Yamagami sentía un fuerte resentimiento hacia Kishi que dirigió hacia Shinzo Abe.

stats