Internacional 29/11/2021

Al menos seis países europeos ya han confirmado casos de la nueva variante de covid-19

Confirman 13 positivos por ómicron entre los pasajeros llegados a los Países Bajos desde Suráfrica

3 min
La nueva variante de covid -19 òmicron se extiende por Europa.

BarcelonaLa nueva variante de covid-19, la ómicron, que se detectó por primera vez en Botsuana y en Suráfrica, sigue expandiéndose rápidamente. En los pocos días que hace desde que se hizo pública la detección de esta nueva cepa, ya se han detectado casos en seis países europeos como mínimo y tres más están investigando casos sospechosos. Todo esto, a pesar de que la Unión Europea actuó muy rápidamente y este mismo viernes, el mismo día que se confirmaba el primer caso en Europa, en Bélgica, aprobó suspender todos los vuelos de conexión con el sur de África.

De hecho, en los dos últimos vuelos llegados desde Suráfrica a los Países Bajos antes de que se pusiera en marcha esta suspensión es donde han aparecido ya 13 casos positivos de la nueva variante ómicron. El sábado, el gobierno holandés ya informó de que 61 pasajeros de estos vuelos estaban aislados porque habían dado positivo por covid-19, y faltaba confirmar si era por la nueva variante. Este domingo, el ministro holandés de Salud ha informado de que en 13 casos sí se han detectado las mutaciones de la nueva variante y ha apuntado que probablemente hay más casos, puesto que faltan todavía los resultados de algunas pruebas. La mayoría de estos viajeros han sido confinados en un hotel cerca del aeropuerto.

Los ministros de Salud del G-7 han convocado una reunión de urgencia mañana lunes para hablar de esta nueva variante del covid-19.

Con los Países Bajos, ya son seis los estados del continente europeo que han confirmado casos de la nueva variante, que tiene una alta transmisibilidad. El primero en informar de un caso de la variante ómicron del covid fue Bélgica, el viernes, pero ayer sábado se sumaron el Reino Unido e Italia. Esta mañana también Austria ha informado de un caso confirmado de ómicron, y después también Dinamarca anunciaba que había detectado dos casos en su territorio. Todos los casos confirmados en Europa son de personas que han viajado en los últimos días a algún país del sur de África. El gobierno británico ha certificado, además, este domingo un nuevo caso de la nueva variante que se suma a los dos que ya anunció el sábado. Y pronto se podría añadir Francia a la lista, puesto que está analizando ocho posibles casos.

"Estamos en una carrera contra el tiempo", ha dicho la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, este mismo domingo, y ha señalado que los científicos "necesitan todavía dos o tres semanas para tener una idea clara de la calidad y de las mutaciones de esta variante ómicron", de forma que la población tiene que tomar todas las precauciones mientras esto pasa. "Tenemos que comprar tiempo", añadía, urgiendo a la población a vacunarse, usar la mascarilla y mantener las distancias.

La nueva variante, de la que todavía se saben pocas cosas, presenta la tasa de mutaciones más alta de todas las cepas que había hasta ahora, cosa que ha llevado al Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) a advertir de que genera "una preocupación importante en el sentido de que pueda reducir significativamente la efectividad de las vacunas y elevar el riesgo de reinfecciones". La farmacéutica BioNTech, de hecho, ya ha dicho este fin de semana que podría modificar su vacuna para adaptarla, si es necesario, en un plazo de 100 días. Con todo, las primeras informaciones apuntan que los síntomas con la nueva cepa serían leves.

Desde que se detectó, a mediados de esta semana, ya se han confirmado casos de esta nueva variante en Botsuana, Suráfrica, Hong Kong, Israel, Australia y Canadá (confirmados los dos últimos este mismo domingo), además de los seis países europeos mencionados. Además, tanto Alemania como la República Checa informaron el sábado de que están investigando posibles casos sospechosos en viajeros que han dado positivo por covid-19 al llegar a sus países desde el sur de África.

Para evitar la propagación de ómicron, la Unión Europea cerraba el viernes un acuerdo para suspender todos los vuelos de conexión con el sur de África. Pero ya era tarde. Ahora las autoridades de los países que han detectado casos piden a todas las personas que hayan viajado a esa región del mundo en los últimos días que se autoconfinen y se hagan la prueba. El premier británico, Boris Johnson, ha ido más allá y ha aprobado inmediatamente algunas medidas, como la PCR obligatoria para todo el mundo que entre en Reino Unido y las mascarillas obligatorias en todo el país en tiendas y transporte público.

Pero Israel es quien ha sido más drástico y ha impuesto un cierre de fronteras total durante 14 días a partir de la medianoche del domingo al lunes.

stats