Internacional 13/04/2022

El TPI y el OSCE ven indicios de crímenes de guerra rusos en Ucrania

Biden sube el tono y acusa a Rusia de genocidio, y Macron pide no entrar en una "escalada verbal"

3 min
Tancs incendiados en la ciudad de Butxa, Ucrania

BarcelonaUcrania hace días y días que pide más armas a la OTAN para combatir a las tropas rusas. Este miércoles, el presidente del país, Volodímir Zelenski, ha ido más allá y ha lanzado un llamamiento dramático en un vídeo grabado en inglés y con una presentación audiovisual de los recursos militares específicos que sus tropas necesitan. “Piezas de artillería (calibre 155 mm) y munición; obuses de artillería (calibre 152 mm). Tantos como sea posible; múltiples sistemas de lanzamiento de cohetes: Grad, Uragan o American M142 HIMARS; APC (vehículos blindados de transporte de personal, vehículos de combate de infantería); tanques (T-72 o análogos norteamericanos o alemanes); sistemas de defensa aérea (S-300, BUK o sistemas de defensa aérea occidental modernos similares y aviones de combate”. Todas son armas ofensivas, como las que pidió también su ministro de Defensa, Dmitró Kuleba, la semana pasada en la reunión de ministros de la OTAN. Pero la Alianza se resiste a enviar solo armamento defensivo. “Armad a Ucrania ahora para defender la libertad”, ha vuelto a reclamar Zelenski, que avisa que las tropas rusas no se pararán en su país, sino que “Polonia, Moldavia, Rumanía y los estados bálticos vendrán después”.

Precisamente ayer visitaban Kiev el presidente de Polonia, Andrzej Duda, el de Estonia, Alar Karis, el de Letonia, Egils Levits, y el de Lituania, Gitanas Nauseda. La capital está totalmente libre de tropas rusas y también las ciudades de las afueras, testigo del terror que fue la ocupación rusa las primeras semanas de conflicto. Este miércoles, las autoridades ucranianas han informado que se han localizado hasta ahora 403 cuerpos de civiles asesinados en Bucha, 163 de los cuales ya han sido identificados. En toda la zona de Kiev se han recogido ya 765 cadáveres, 30 de ellos de niños. La zona ha recibido también la visita del fiscal general del Tribunal Penal Internacional (TPI), Karim Khan, que ha dicho que “hay evidencias razonables para creer que se han cometido crímenes bajo la jurisdicción” del TPI, que juzga los crímenes de lesa humanidad.

El mismo presidente de EE.UU., Joe Biden, se ha atrevido a definir este miércoles los actos de las tropas rusas en Ucrania como “genocidio”, una acusación que enseguida ha recibido respuesta del Kremlin, que lo ha calificado de “inaceptable”. El presidente francés, Emmanuel Macron, no ha querido secundar las palabras de Biden y ha advertido de una "escalada verbal".

Aun así, un primer informe publicado este miércoles por una misión de expertos creada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha encontrado pruebas de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad de Rusia en Ucrania. “La misión ha encontrado patrones claros de violaciones del derecho internacional humanitario por parte de las fuerzas rusas”, dice el informe, que afirma que el ataque del 9 de marzo a la maternidad y el hospital infantil de Mariupol fue llevado a cabo por Rusia y que los responsables cometieron un crimen de guerra. También dice que el ataque al Teatro Drama de Mariupol del 16 de marzo , en el que los funcionarios locales ucranianos dicen que murieron unas 300 personas, fue un crimen de guerra.

La batalla por Mariupol continúa

Mientras tanto, sobre el terreno imágenes de satélite mostraban la acumulación de tropas rusas en el este de Ucrania. En la autopista que conduce a Járkov, la segunda ciudad más grande del país y sometida desde hace semanas a un bombardeo intenso, se ve un largo convoy de blindados.

Pero la batalla clave era aún el de Mariupol, donde las tropas ucranianas resisten a pesar de estar cada vez más acorraladas. El ministerio de Defensa ruso aseguraba ayer que 1.026 soldados de la 36ª Brigada de Marina de Ucrania se habían rendido en el puerto de la ciudad. Pero el gobierno local lo negaba y aseguraba que Rusia aún no controla todo el puerto. El consejero presidencial ucraniano Oleksi Arestovich ha asegurado también esta mañana que, después de una “maniobra arriesgada”, los últimos defensores que quedan en la ciudad portuaria han podido unir fuerzas. En concreto, unidades de la 36ª Brigada Marina Independiente se han podido unir al regimiento de Azov.

stats