Internacional 17/03/2021

Von der Leyen amenaza al Reino Unido con cerrar el grifo de las vacunas si no hay reciprocidad

La presidenta de la Comisión exige a los británicos que permitan la venta de dosis a la UE

3 min
La presidenta de la Comisión  Europea, Ursula Von der Leyen.

BruselasDesde principios de febrero, la Unión Europea ha exportado 44 millones de vacunas a 33 países diferentes. El Viejo Continente es una potencia en la producción de vacunas pero, mientras ve cómo millones de dosis abandonan su territorio, sus ciudadanos no están siendo inmunizados al mismo ritmo que las otras grandes potencias productoras de vacunas. Las cifras las ha dado este miércoles la propia presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que ha sido contundente: "Es difícil explicar a los europeos cómo nuestras farmacéuticas entregan a todo el mundo y nosotros tenemos dificultades. Exportamos a una treintena de países pero no nos llega nada". Von der Leyen ha dicho basta después de que la farmacéutica AstraZeneca anunciara que en el segundo trimestre tampoco llegará al 50% de las dosis comprometidas y ha amenazado al Reino Unido –donde produce esta farmacéutica anglosueca– con parar las exportaciones a su territorio si "no hay reciprocidad".

El duro mensaje de la presidenta del ejecutivo comunitario ha hecho referencia inicialmente al conjunto de sectores y de países donde las farmacéuticas europeas exportan pero iba claramente dirigido a Londres porque, como ha explicado la alemana, el Reino Unido es "el principal destino de exportación de vacunas de la UE", con 10 millones de dosis enviadas desde enero, principalmente de Pfizer/BioNTech. La UE ha vacunado a un 9,8% de su población con una sola dosis, mientras que en el Reino Unido el porcentaje es del 37%.

Por eso la presidenta de la Comisión ha amenazado con estudiar "todas las opciones disponibles" para garantizar que los ciudadanos europeos reciben las vacunas cuanto antes mejor. Von der Leyen no solo ha hablado de tener en cuenta la reciprocidad a la hora de autorizar la exportación de vacunas, controlada desde febrero con un mecanismo especial, sino también teniendo en cuenta si los países que reciben vacunas también las producen y si tienen un porcentaje de población inmunizada superior al de la Unión Europea: "No excluyo ninguna posibilidad", ha espetado.

Poco después de conocer las manifestaciones de la presidenta de la Comisión, el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, ha expresado su sorpresa, en declaraciones a la agencia Reuters, y ha pedido explicaciones a Von der Leyen: "Creo que hace falta un poco de explicación porque el mundo está mirando. Además –ha añadido Raab–, "rompen las garantías directas que teníamos de la Comisión. Esperamos que se respeten estas garantías y el suministro legal contratado. Francamente, me sorprende que mantengamos esta conversación", ha asegurado.

AstraZeneca es uno de los principales problemas para lograr el objetivo de vacunar a un 70% de la población adulta de la UE antes del verano porque es la principal vacuna en la estrategia de vacunación de la UE. Es la compañía a la que la Comisión Europea había apalabrado más dosis y de la que contaba obtener primero la autorización, pero la suya ha sido una relación de desengaños. En el primer trimestre la farmacéutica prevé entregar solo 30 millones de los 90 que tenía comprometidos, y en el segundo, solo 70 millones de los 180 pactados. A este gran agujero hay que añadir los millones de dosis que hay cerradas en neveras de países como España, Alemania o Francia por los casos de trombosis que han disparado todas las alarmas a la espera de un nuevo dictamen de la Agencia Europea del Medicamento (EME) este jueves. Ahora bien, de los 70 millones de dosis entregadas, solo 51 millones han sido administradas, cosa que implica que el problema no tiene que ver solo con la entrega de dosis.

Von der Leyen ha admitido que todas estas trabas complican la aceleración de la campaña de vacunación pero ha asegurado que todavía es posible lograr el objetivo y tener a la mitad de los ciudadanos adultos de la UE inmunizados a finales de junio para cerrar el verano con el 70%. Bruselas sustenta este pronóstico con las cifras siguientes: calcula que este primer trimestre habrá podido distribuir 100 millones de dosis y que entre abril y junio llegarán 360 millones más. El peso que se había otorgado inicialmente a AstraZeneca recae ahora en Pfizer/BioNTech, de la que espera recibir 200 millones en el segundo trimestre. También cuenta con los 55 millones de la de Johnson&Johnson (que es monodosis) y con los 35 millones de Moderna.

Sobre los problemas de trombosis con la vacuna de AstraZeneca, Von der leyen ha asegurado que tiene "confianza" pero también lo ha aprovechado para defender el sistema de aprobación de vacunas elegido en la UE, que implica dos semanas de "retraso" respecto a otros países pero que prioriza la seguridad: "Por una buena razón no tomamos el atajo de una autorización de emergencia sino que optamos por una que cuesta dos o tres semanas de retraso. Pero es muy importante que con estas nuevas vacunas tengamos un proceso exhaustivo de escrutinio", ha dicho la presidenta.

stats