Redes
Media 05/10/2021

WhatsApp, Facebook e Instagram vuelven a funcionar después de más de seis horas sin servicio alrededor del mundo

La compañía de Mark Zuckerberg asegura en un comunicado que ha tenido un problema de configuración de los routers

À.G.
3 min
Aplicació Whatsapp

BarcelonaTres de las aplicaciones más populares con servicios de mensajería, como son WhatsApp, Facebook e Instagram, presentan a estas alturas interrupciones en unos cuantos países de todo el mundo, entre ellos España. Las tres son propiedad de Facebook y han empezado a fallar a las 17.40 h. Entre los países donde se han registrado paradas del servicio también están Estados Unidos, otros estados de la UE y algunos de Latinoamérica. Las aplicaciones han empezado a recuperarse parcialmente hacia medianoche. En un tuit poco después de las doce, Facebook pedía perdón por la interrupción del servicio, agradecía la paciencia de los millones de usuarios y anunciaba que, finalmente y después de un largo apagón, las aplicaciones empezaban a estar disponibles.

En un comunicado, la empresa de Mark Zuckerberg ha explicado que la causa del apagón ha sido "un cambio en la configuración de sus routers locales que coordinan el tráfico de la red entre los centros de datos de la empresa, que tuvo un efecto cascada".

Por la tarde, Instagram había reconocido el problema en un tuit donde pedía paciencia a sus usuarios. También lo había hecho Facebook, en un mensaje en el que, además de pedir disculpas, aseguraba estar trabajando para "volver a la normalidad lo más temprano posible". Asimismo, WhatsApp tuiteó un mensaje prácticamente idéntico.

Varios medios estadounidenses afirman que también han caído las herramientas internas de la empresa, así como el Workplace de Google que gestiona Gmail.

Mientas tanto, las acciones de Facebook acusaban la incertidumbre y han bajado un 5,5%, en una semana que ya era de pérdidas para la empresa, acentuadas por el hecho de comparece ante el Senado estadounidense a raíz de unas informaciones publicadas en el Wall Street Journal, fruto de una filtración de documentos internos que evidenciaban una desidia por parte de Zuckerberg a la hora de corregir los efectos perniciosos provocados por sus redes.

En concreto, los papeles mostraban cómo la cúpula directiva de Instagram era consciente del impacto psicológico negativo de la red, donde a menudo los usuarios muestran una versión ideal e irreal de ellos mismos, en adolescentes que todavía no han adquirido la madurez suficiente para autoafirmarse. La empresa hace más de tres años que encarga estudios sobre cómo afecta a su público más joven, pero hasta ahora ha renunciado a implementar medidas drásticas contra este efecto, así como contra el ciberacoso, ya que una dimensión fundamental de la aplicación es su mensajería instantánea opaca. La empresa quería sacar al mercado una versión infantil para Instagram, pero la aparición de esta investigación periodística del Wall Street Journal hizo que el proyecto quedara aparcado, con la promesa de no ofrecerlo al mercado sin haber hablado antes con familias y educadores.

Facebook, por su parte, intentó desacreditar la publicación de los papeles y acusó al diario de centrarse solo en los testimonios más negativos, que representaban una fracción muy pequeña de la muestra estudiada, del orden de una cuarentena de adolescentes. Pero algunas de las diapositivas internas que circularon por la empresa eran demoledoras, como la que afirmaba que "entre las adolescentes con pensamientos suicidas, el 13% de las usuarias británicas y el 6% de las residentes en Estados Unidos apuntaron que el origen de su deseo suicida era Instagram".

Esta caída masiva llega pocos meses después de que, en junio, medios de todo el mundo como el New York Times, el Guardian, el Financial TimesBloomberg y otros diarios internacionales dejaran de funcionar, en este caso por una caída de la CDN Fastly, la red de distribución que utilizan todos ellos y diarios españoles como El MundoMarca, Expansión o El País.

stats