Misc 20/11/2021

Del 80% de alumnos con la ESO al 56% con bachillerato o FP: el otro abandono escolar

Un estudio interno del Consorci evidencia las altas tasas de repetición de curso en Barcelona

3 min
Seguimiento del alumnado

Barcelona"Fracasamos poco, repetimos mucho y abandonamos poco". La frase aparece en un informe interno del Consorcio de Educación de Barcelona sobre orientación educativa al que ha tenido acceso el ARA y que evidencia, por un lado, que repetir curso empuja a los alumnos a abandonar sus estudios y, por el otro, que la confusión de conceptos a veces plana sobre el sector educativo. Por fracaso escolar se entiende cuando un alumno no se gradúa de la ESO, un título que tienen casi el 90% de los alumnos de Barcelona. Lo que pasa es que muchos de ellos tardan algo más en sacarse el título porque repiten curso (uno de cada cinco estudiantes repite curso antes de acabar la ESO). Y, si cuando tienen el título de la ESO dejan de estudiar o bien lo dejan antes de acabar la siguiente etapa (bachillerato o formación profesional), estaremos hablando de abandono escolar prematuro, que la Unión Europea definió como la tasa de personas de entre 18 y 24 años que solo tienen estudios obligatorios. El objetivo europeo es no superar el 10%; en Catalunya ya se llega al 19%.

Para analizar el recorrido formativo de los alumnos y proponer mejoras educativas, el Consorci d'Educació hizo un seguimiento detallado de los 12.937 alumnos nacidos en 2001 escolarizados el curso 2016-17 en la ciudad. El estudio evidencia que, a los 15 años, el 80% va al curso que le toca y hace 4º de la ESO, pero un 19% se ha quedado por el camino repitiendo 3º, o incluso 321 alumnos todavía hacen 2º. Según el Consorci, que dos de cada diez alumnos no vaya al ritmo adecuado se explica porque "la evaluación poco competencial dificulta la graduación" y por eso propone cambios metodológicos en los institutos.

Una vez aprobada la ESO, el 65% de los alumnos nacidos en 2001 decidieron cursar bachillerato y un 7% optaron por hacer un grado medio de formación profesional. A pesar de que de un 7% no hay datos (podrían ser alumnos que han abandonado el sistema educativo después de la ESO), ya son un 20% que no van al curso que les toca, la mayoría repitiendo 4º (14%), pero también los hay que están haciendo un PFI o que están haciendo 3º. La elección mayoritaria de hacer el bachillerato, dice el Consorcio, se debe al hecho de que todavía es un recorrido "con más prestigio" que la formación profesional, que muchas veces no se tiene que cambiar de centro para estudiarlo, que el proceso de matriculación es más sencillo y que los alumnos no tienen que competir con la nota para entrar.

Los datos más alarmantes llegan al año siguiente, cuando los alumnos tienen 17 años (curso 18-19): a pesar de que un 80% de alumnos acabó la ESO cuando les tocaba, dos cursos después el porcentaje de jóvenes que se gradúan de sus estudios postobligatorios se reduce al 56%: un 51% de los alumnos nacidos en 2001 acabaron bachillerato y un 5% aprobaron el módulo de FP que habían empezado. Cuatro de cada diez alumnos van más lentos (un 24% está repitiendo algún curso) o se han perdido por el camino (de un 20% se dejan de tener datos).

El impacto socioeconómico

El informe del Consorci demuestra, también, que el impacto del abandono escolar es más contundente en entornos vulnerables: casi la mitad de los que dejan de estudiar a los 17 años viven en los distritos de Nou Barris (20%), Sant Martí (14,3%) y Sants-Montjuïc (12,2%), mientras que en les Corts o en Sarrià-Sant Gervasi, con mucha más renta per cápita, no se supera el 5% de abandono escolar. Los datos coinciden si se tienen en cuenta los programas de diversificación curricular que están siguiendo 243 alumnos barceloneses, a los que se adaptan los contenidos de ESO: Nou Barris y Sant Martí, con 57 alumnos cada uno, y Sants-Montjuïc, con 54 alumnos, son los distritos con más jóvenes que hacen una ESO adaptada, mientras que en les Corts, Sarrià o Gràcia no hay ninguno.

stats