Movilidad
Misc 29/11/2021

Barcelona hace bajar de las aceras a los carriles bici de la Diagonal y la Gran Via

Este lunes empiezan las obras de las primeras actuaciones previstas para ganar 32 kilómetros de red en dos años

3 min
Un patinete eléctrico circulante por uno de los carriles bici de la
 Gran Vía de Barcelona.

BarcelonaEl Ayuntamiento de Barcelona se fijó el reto de ganar, hasta 2023, 32,6 kilómetros de red de carril bici y mejorar 11 de los que ya hay para que la infraestructura ciclista de la ciudad crezca hasta los 272,6 kilómetros –lejos, eso sí, de los 308 que se anunciaron en el mandato pasado, antes de poner el foco en mejorar, también, la infraestructura que ya hay–. Para hacerlo planteaba un paquete de 28 actuaciones, con un presupuesto de 30,8 millones de euros, que empiezan a dibujarse este lunes, cuando está previsto que pongan en marcha las obras para hacer bajar a calzada tramos de carriles bici que todavía circulan por la acera en vías importantes como la Diagonal, la Gran Via y la ronda Guinardó. Los nuevos tramos implicarán la desaparición de plazas de aparcamiento y, en algunos casos, la reducción de carriles de circulación.

Mapa de los nuevos carriles bici de Barcelona

En el caso de la Diagonal, se trabaja por completar y mejorar el carril desde la plaza Pius XII hasta enlazar con el de Esplugues, en el Parque Cervantes. En algunos tramos se hará bajar al actual carril bici de acera a calzada y en otros se creará nueva infraestructura ciclista segregada y bidireccional, cosa que implicará la desaparición de cordones de servicio. Las obras empiezan hoy y la previsión es que estén acabadas el 2 de marzo con un único periodo de descanso, entre el 27 y el 31 de diciembre, por las fiestas navideñas. Se trabajará por tramos y se irán sucediendo varias afectaciones a la movilidad.

El otro eje principal donde empieza a intervenirse hoy es la Gran Via, donde ya se hizo bajar parte del carril bici que circulaba por las dos ramblas: ahora se encara el tramo que va de Pau Claris hasta Marina, en el Eixample Dret. Se crearán dos carriles segregados en las calzadas laterales, uno en el lateral mar y otro en el lateral montaña, que quedarán tocando el bulevar y dejarán un carril de circulación a la derecha.

El lateral montaña se mantendrá para el paso de vehículos de servicios y de vecinos. El carril de circulación del lateral mar mantendrá los actuales giros obligatorios a la derecha para disuadir el tránsito de paso. En la Gran Via la previsión es que las obras se alarguen hasta el 29 de noviembre, con una parada entre el 7 de diciembre y el 10 de enero, y tendrán afectaciones importantes en la movilidad, como el corte total de los laterales –con acceso solo para vecinos y servicio– entre Roger de Flor y Marina, entre el 10 y el 28 de enero. Los vehículos se tendrán que desviar por el tronco central de la Gran Via o por las calles Diputació o Casp para acceder a las calles transversales.

Carril desdoblado

Finalmente, esta semana también empiezan los trabajos para construir dos nuevos carriles bici segregados y unidireccionales en la ronda Guinardó, entre las calles Vinyals y Cartagena, para dar continuidad al actual carril: se hará bajar a calzada y se desdoblará el tramo de carril bici bidireccional que hay. La implantación de dos nuevos carriles implicará modificar la actual sección: en la mayoría del tramo se reducirá un cordón de servicios a cada lado y en algunos casos se perderá un carril de circulación. Siempre se mantendrán dos por sentido. En la ronda Guinardó, los trabajos se alargarán hasta el 8 de abril y habrá afectaciones a la movilidad que irán cambiando en función del momento de los trabajos.

Algunas de las vías y grandes ejes de la ciudad donde se harán nuevos carriles bici durante lo que queda de mandato municipal son la Via Augusta, Fabra i Puig, la calle Mallorca –entre Clot y Tarragona– y la travessera de les Corts, entre Numància y Joan Güell. Además, se dará continuidad al carril de la ronda de Sant Pere entre Girona y Roger de Llúria, entre otras actuaciones.

stats