Covid persistente
Misc 02/12/2021

En busca de un tratamiento eficaz para los pacientes con covid persistente

El Consorci Sanitari de Terrassa quiere poner en marcha un programa de estimulación cognitiva y física para tratar las secuelas del covid persistente

3 min

TerrassaAlrededor de 90.000 personas en Catalunya tienen síntomas de covid persistente y ningún tratamiento específico que se haya demostrado eficaz para tratar las secuelas, sobre todo cognitivas. Es por este motivo que el grupo de investigación de cerebro, cognición y conducta del Consorci Sanitari de Terrassa quiere poner en marcha el proyecto RehaCOVID, un ensayo clínico para determinar si la combinación de estimulación cognitiva y ejercicio físico es efectiva para los pacientes de covid persistente y generar así evidencia científica para saber qué intervenciones son las adecuadas. Para hacerlo, han aprovechado una plataforma digital ya existente que permite hacer tratamiento a domicilio y que ya se ha probado en pacientes de otras patologías. Pero la novedad es que se han fusionado las actividades de estimulación cognitiva y las de educación física. Se trata de un programa online que los pacientes pueden hacer telemáticamente desde casa, después de una visita presencial donde se les ajustarán los ejercicios que tendrán que hacer, cosa que se cree que puede mejorar la adherencia al tratamiento.

"Se sabe que el ejercicio físico hace secretar una serie de sustancias que son factores de crecimiento neuronal y vascular y que tienen repercusión sobre la función cognitiva. Se ha visto, sobre todo, en gente mayor, adultos con deterioro cognitivo leve, daño cerebral adquirido o Alzheimer", explica Mar Ariza, investigadora del departamento de Medicina de la UB y colaboradora del grupo de investigación de cerebro, cognición y conducta del Hospital de Terrassa-Consorci Sanitari de Terrassa. El programa incluye tanto ejercicios de tipo aeróbico como de fuerza, puesto que los dos están relacionados con la mejora cognitiva. El programa, desarrollado por Corporació Fisiogestió, consta de una batería de ejercicios de estimulación cognitiva y física. Los pacientes pueden acceder con unas claves a una plataforma donde encontrarán su paquete de actividades para hacer a lo largo de 12 semanas y el nivel de dificultad de los ejercicios irá aumentando en función del rendimiento del paciente. "Es todo online para que el paciente no se tenga que desplazar, y esto puede ser un plus para la mejora de la adherencia del paciente a su rehabilitación, puesto que tiene fácil acceso", dice Elena Pujol, responsable del departamento de innovación de Corporació Fisiogestió. Además, habrá un seguimiento virtual donde los profesionales irán ajustando los parámetros de los ejercicios en función de la evolución del paciente. "Y se hará un seguimiento para ver qué impacto tiene en las actividades de la vida diaria porque el objetivo final es minimizar el impacto de las secuelas covid en la actividad cotidiana de los pacientes", añade.

El equipo del Consorci Sanitari de Terrassa que ha presentado el proyecto RehaCOVID a las Becas Capdevila

Democratizar el tratamiento

RehaCOVID, que es uno de los tres proyectos finalistas a la Beca Carles Capdevila 2021 para el cuidado de las personas, es un ensayo controlado con una muestra de 64 participantes con covid persistente. "Queremos demostrar su eficacia y por eso queremos hacer un ensayo clínico porque necesitamos demostrar que esto realmente funciona, y una vez tengamos los resultados podremos democratizar este tratamiento y que llegue a todo el mundo", dice Maite Garolera, jefa de la unidad de neuropsicología del Hospital de Terrassa-Consorci Sanitari de Terrassa y directora del grupo de investigación de cerebro, cognición y conducta. Garolera destaca que actualmente hay "un vacío importante" en el tratamiento de las personas con síntomas cognitivos por covid persistente. "No tienen un tratamiento porque en nuestra cartera de servicios no está incluido, y por eso es tan importante tener evidencia física que funciona".

Hay personas, mayoritariamente mujeres, que ya han pasado la infección aguda por coronavirus, pero continúan teniendo síntomas seis meses después. Normalmente son mujeres jóvenes, de entre 35 y 50 años, que tienen un amplio espectro de síntomas fluctuantes como dolor de cabeza, fatiga extrema, taquicardia, dolor muscular y articular, dificultad respiratoria, pérdida de memoria, dificultades para concentrarse y mantener la atención, neblina mental, problemas de lenguaje… Esto incluso después de haber pasado una forma leve de covid. Los síntomas se asemejan a los de la fatiga crónica, con la cual comparten también prejuicios e incomprensión. Se calcula que el covid persistente afecta a entre un 10% y un 20% de los enfermos de covid. Durante meses ha habido desconocimiento de esta patología, cosa que ha motivado una infradetección y las afectadas se han sentido a veces cuestionadas por el sistema sanitario. En la mayoría de casos, estos síntomas cognitivos tienen un impacto negativo en su vida social, laboral y familiar.

Garolera destaca que todavía se desconoce por qué hay personas que presentan síntomas de covid persistente. "Conocemos los síntomas pero no el motivo". No obstante, su equipo también lidera un estudio –financiado con dinero del Maratón de TV3 y en el que participan 24 centros sanitarios– para determinar las causas.

stats