Misc 18/12/2021

Consenso político y fortalecer el uso social: la receta de los 'exconsellers' para el catalán

Maragall, Ruiz, Bargalló y Rigau piden la implicación del PSC para defender la escuela

3 min
La reunión del consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, con los ex consejeros del departamento para abordar la sentencia del 25% de castellano

BarcelonaEn plena escalada de tensión política y mediática por las estocadas judiciales al catalán, el consejero de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, se reunió la semana pasada con sus predecesores en el cargo para dar una imagen de unidad en defensa del modelo de escuela catalana. Los exconsellers de Educación ven con preocupación la injerencia de los tribunales en las cuestiones pedagógicas y defienden la inmersión como una herramienta para hacer aprender el catalán a los alumnos castellanohablantes, pero también avisan de que no se puede fiarlo todo a lo que pasa en las aulas: hay que incrementar su uso social y prestigiar la lengua.

“Si solo ponemos el foco en lo que pasa dentro de la escuela estaremos igual en cinco años”, advierte la exconsellera Meritxell Ruiz, que deja claro que el problema del catalán “no es de conocimiento, sino de uso social”. “Los alumnos saben catalán pero no lo utilizan”, certifica. Según dice, el debate no se tiene que centrar en cuestiones pedagógicas como la inmersión, una metodología de aprendizaje que ha demostrado que garantiza el conocimiento del catalán, sino que hay que establecer medidas urgentes para promocionar la lengua a nivel social.

Está de acuerdo su antecesora, Irene Rigau, que lamenta que se ha relajado el uso informal del catalán: “Es un reflejo de lo que ha pasado en la sociedad y en las instituciones. Si en el Parlament no se habla en catalán y los líderes políticos hablan en castellano, los maestros se pueden preguntar: «Por qué me tengo que esforzar a hacer la clase en catalán si el máximo órgano de representación del país no lo hace?»”. Por eso para Rigau es clave que los docentes –y el resto de la población– “recuperen la conciencia lingüística” y se den cuenta que son “referentes”.

Afrontar un debate clave

Ruiz es partidaria de que la Generalitat despliegue un nuevo marco normativo porque el aprendizaje del catalán no quede en manos del TSJC. Cambray dijo el viernes, en una entrevista al ARA, que el Govern “actualizará” el modelo lingüístico en la escuela y lo hará “sin porcentajes”. El exconseller Josep Bargalló intentó abrir el debate hace dos años, pero no lo consiguió: “El modelo que tenemos es de éxito, pero se tiene que readaptar a la realidad sociolingüística que tenemos ahora. La escuela tiene que tener estrategias diferentes de la de los años 80 porque la realidad sociolingüística en el país es diferente”, argumenta. Por eso Bargalló celebra el anuncio del Govern de actualizar el modelo lingüístico y crear un nuevo marco normativo “que sea más difícil de tumbar por los jueces” y que no se base en porcentajes: “Hablar de porcentajes es un error pedagógico y una trampa”. 

Pero para abrir este melón hace falta consenso pedagógico y sobre todo político, y aquí juega un papel decisivo el PSC, que fue el primer partido en hablar de “flexibilizar” el modelo lingüístico. “Tenemos que perseguir el consenso para reproducir y fortalecer lo que tuvo la ley de educación de Catalunya”, dice Ernest Maragall, que era conseller cuando se aprobó la LEC con los votos del PSC, CiU y ERC. Él, que entonces era dirigente socialista y ahora es el jefe de filas de ERC en Barcelona, dice que le preocupa que el PSC muestre “síntomas de debilitamiento” a la hora de defender la escuela en catalán. Todos los exconsellers consultados por el ARA quieren “rehacer el consenso” sobre el modelo educativo catalán y hacerlo con el PSC. Sería, también, un mensaje nítido de unidad política y educativa al resto de partidos.

stats