Literatura
Misc 18/10/2021

Màrius Serra mata a monjes en Montserrat

El escritor imagina una serie de crímenes eclesiásticos en la novela 'Fora de joc a Montserrat'

3 min
El escritor Màrius Serra en una imagen de archivo

BarcelonaDe todos los escenarios espirituales de Catalunya, Montserrat es probablemente el más poderoso. "El valor simbólico que tiene Montserrat relacionado con la catalanidad es de una densidad notable", afirma el escritor Màrius Serra, a quien la fuerte carga espiritual y cultural de la montaña no lo asusta. En su última novela, Fora de joc a Montserrat (Ampurias), el escritor ha imaginado una serie de muertes eclesiásticas que trastornan un encuentro internacional de expertos en juegos de mesa. Se trata de la tercera entrega de la serie Comas i Coma, que arrancó con La novel·la de Sant Jordi (Ámsterdam, 2018) y continuó con Jugar-s'hi la vida (Ámsterdam, 2019). La primera transcurría un 23 de abril, la segunda se centraba en la Revolución de los Claveles del 25 de abril y ahora esta tercera salta dos días adelante, hasta el 27 de abril, el día de la Mare de Déu de Montserrat.

Serra tiene un vínculo directo con Montserrat. "Lo conozco bien, solía ir a escribir a las celdas y había ido a hacer conferencias a la escolanía. Su excelencia me fascinaba. Es obvio que es un escenario impresionante y un polo de atracción", explica el autor. Lo que más le interesaba del conjunto patrimonial es "la dimensión tan potente que tiene en la cultura de masas", un poco como pasa con Sant Jordi. Para explorarla, Serra situó a dos de sus personajes emblema, Oriol Comas i Coma y su sobrina Sol. Mientras participan en el Ludocànon, una iniciativa para elegir los 100 mejores juegos de la historia, topan con un monje colgado en una de las habitaciones del hotel. Pronto descubrirán que aquella muerte no es accidental y está relacionada con otros crímenes recientes de monjes. La investigación los llevará hasta los años 70, y Serra aprovecha el viaje en el tiempo para situar en la trama juegos infantiles como la cebolla, el caballo fuerte y el pañuelo.

La novela combina la intriga con el ingenio y los juegos lingüísticos, marca de la casa del escritor, que también hace aparecer los abusos sexuales en la novela. "Sol llama a los monjes braguetas-largas y, cuando sospecha de las muertes, enseguida piensa que hay algún caso de abuso detrás. La realidad va por otro lado, pero la posibilidad me parecía absolutamente insoslayable de tratar en un planteamiento de género como el que hacía", señala Serra, que para esta parte de la historia se ha ceñido al informe de la comisión de Montserrat hecho público el año pasado a raíz de los casos de abusos por parte del hermano Andreu Soler. "Me he acogido a lo que ya se conoce. Una novela hace más preguntas de lo que da respuestas", añade.

Un choque generacional

Por primera vez Serra se abandona a él mismo como narrador y da la voz a Sol, una joven de entre 25 y 30 años con un novio boomer, el periodista Garota. "Me interesa mucho ver el cambio de mirada que esta generación aborda. Sol resulta profundamente refrescante y tiene una relación conflictiva con la lengua. Como su entorno es de boomers, le dicen que habla como los viejos", subraya Serra.

La novela también es una reivindicación de los juegos de mesa como elementos culturales, una petición recurrente entre creadores y jugadores, pero que todavía no ha logrado este reconocimiento político y social. "Los antropólogos sitúan el nacimiento del juego alrededor de la cultura y de la religión. Tiene una carga simbólica que lo sitúa muy cerca del ritual. El juego tiene que tener un estatus de cultura porque es un ámbito cultural", afirma el escritor.

____________________

Compra este libro 

Haga clic aquí para adquirir Fora de joc a Montserrat a través de Bookshop, una plataforma que apoya a las librerías independientes.

stats