Misc 04/11/2021

Nandu Jubany: "Si sigues mis recetas, los platos salen"

El chef de Osona publica un libro con todas las recetas que preparó en directo por redes durante los meses de confinamiento

5 min
Nandu Jubany y Anna Orte fotografiados entre los fogones de Can Jubany

BarcelonaSi el confinamiento empezó el 13 de marzo de 2020, el cocinero Nandu Jubany empezaba a grabarse haciendo la comida para su familia el mismo 18, al cabo de cinco días. “Nuestro padre ya nos había hecho ordenar el garaje y los armarios y se calmó cuando empezó a cocinar”, explica el hijo mayor del cocinero de Calldetenes, Eudald Jubany. Y mientras lo dice, su madre, pareja de Nandu y jefa de sala del restaurante Can Jubany, Anna Orte, comenta: “Hubo un momento en el que los niños se escondían en casa para que el padre no les mandara hacer más cosas. Para Nandu cocinar fue la manera de mantenerse calmado”.

El cocinero revela más detalles del porqué de los vídeos del confinamiento, que publicaba en Instagram, y que tuvieron un éxito fulgurante e hicieron que se dispararan sus seguidores, que actualmente son más de 280.000. “Tengo un equipo que se dedica a comunicar mi actividad en las redes sociales con regularidad. Pero en aquel momento estaba encerrado en casa y me preguntaba: «¿Qué explicamos ahora?»”, dice Jubany. Así que encontró la solución: grabarse en la cocina de su casa cocinando. “Lo empezamos a hacer entre todos”, dice Eudald, que añade que se lo iban combinando por turnos con la familia, porque empezaron a dedicar muchas horas.

La familia Jubany comiendo en su casa, una de las imágenes del libro

 

El resultado es un libro de 400 páginas, que propone las mismas recetas que Jubany cocinó desde el 18 de marzo hasta el 31 de mayo, y también tiene una gran sorpresa culinaria, la revelación de la receta de sus famosos canelones, que hasta ahora no había explicado nunca, o como mínimo no lo había hecho con tanto de detalle. “Para el libro, lo he querido hacer, y por eso lo he situado al final del libro, como conclusión”, dice el cocinero. La receta quizás es una de las que está mejor detallada gráficamente, con dos páginas de ilustraciones del paso a paso de Eudald –que también es autor de todas las demás ilustraciones– y también con fotografías (del fotógrafo Ivan Raga) que retratan desde los primeros pasos, el asado, hasta los últimos, cuando los canelones están gratinados en una bandeja blanca de porcelana.

Los canelones de Nandu Jubany

El libro es visual, “y también muy moderno y actual”, porque "cada una de las recetas contiene un código QR que te remite a la receta, colgada en el canal de YouTube", dice el cocinero. De los vídeos hay algunos que Jubany colgó durante el confinamiento desde su casa, pero explica que hay otras recetas que ha tenido que grabar de nuevo expresamente para el libro: "Porque cuando las hacíamos no pensábamos que acabaríamos haciendo esto".

Si las recetas publicadas en Instagram durante el confinamiento tuvieron una gran acogida, el libro también esperan que la tenga. “El mismo día en el que lo presentamos vendimos 500”, dice el cocinero, que opina que el secreto de todo son las recetas. "Las recetas salen. Si te pones frente a mi libro y el vídeo, lo clavarás, y podrás comer el plato tal como yo lo hago", opina Jubany. También hay más explicaciones. “Los ingredientes con que propongo cocinar las recetas son los que podemos tener todos en casa. Fue así porque cuando las hicimos estábamos en casa, confinados, y también porque entiendo que hay gente que no cocina porque cuando empieza a leer la receta, cuando ha empezado por la lista de los ingredientes, ya ha renunciado a hacerla porque se ha dado cuenta de que en casa no tenía ni la mitad de lo que se necesita”.

Sea como fuere: “Las recetas que yo explico, con los vídeos, y con los pasos dibujados, de Eudald, salen bien, y si alguien me dice que no le ha salido le diría que se dedique a alguna otra cosa”, dice el cocinero, que confiesa que ha sido muy transparente a la hora de explicarlas. De hecho, este es uno de los rasgos que más destacaban sus seguidores en Instagram, y que ellos han remarcado en las primeras páginas de los libros, en las que han recogido algunos de los comentarios que les dejaban relacionados con las recetas. Algunas de las frases recogidas son "¡Qué energía! ¡Me encanta! ¡Naturalidad al 100%! ¡Fantástico! ¡Felicidades a todo el equipo!" o "Fantástico, me encanta ver el entusiasmo que le pones, gracias. Nandu, todo irá bien".

Uno de los vídeos que hizo durante el confinamiento

Cabe hacer un matiz sobre los ingredientes con los que cocinaba las recetas. Sí que son sencillos, pero quizás no todo el mundo tiene un cordero o una costilla de vaca entera para comer, como él enseñaba en los vídeos. “Pongámoslo en contexto. Tenía los ingredientes de todos los restaurantes que dirijo y el Hotel Mas Albareda, y como nos cerraron de golpe, los repartí entre los trabajadores, los congelé y también tenía en casa”. Enseñar estos ingredientes al por mayor también fue uno de los motivos que atrajo a seguidores a sus recetas.

Y de los ingredientes a los textos que ha escrito el cocinero: “Lo hacemos todo entre nosotros, prólogos incluidos, pero tengo que decir que he aprovechado para explicar anécdotas que me ligan a las recetas”. Por ejemplo, la famosa ensaladilla de la tía Mercè. “He explicado en la introducción de la receta que la empecé a hacer cuando tenía unos 12 años”. El cocinero de Calldetenes agradece a su padre que le enseñara la costumbre de rectificar la preparación de vinagre y sal, y de la tía Mercè dice que fue como una segunda madre para él, que siempre le apoyó. “Qué bonito poder tener estos recuerdos y poder dar las gracias a toda la gente que hemos tenido la suerte de que nos acompañara durante el camino”, escribe Jubany en el libro, que contiene página tras página mil y un agradecimientos del cocinero a todas las personas que lo rodean. "Mira esta doble página, en la página ochenta y seis y ochenta y siete, salgo fotografiado con Elsa, que es una de las personas más importantes de nuestra familia. Como tenemos los horarios que tenemos, es la que nos ayuda con las tareas de casa, y quien ha cuidado y cuida también a nuestros tres hijos. Por eso en el libro he escrito: «No sé qué habríamos hecho si no la hubiéramos tenido en casa»". Otra anécdota, la que escribe en la receta del plátano con ron. "El plátano me vuelve loco y me da energía. Los como casi cada día, y no es porque piense «De lo que se come se cría», no, es porque me encantan. Con nueces, con chocolate, con chocolate deshecho, dentro de unas creps con chocolate y nata..."

 

Para acabar, la edición del libro también la han hecho en casa. “Si nos lo hubiera hecho una editorial, habría costado 90 euros, porque las editoriales y las distribuidoras tendrían que haber ganado su parte también, claro”. Pero “como lo hemos hecho todo nosotros, incluso los prólogos, hemos podido conseguir que un libro de fotografías, de página buena, de calidad, y de 400 páginas cueste 39 €”. El volumen se podrá adquirir en todos los restaurantes que dirige (cuatro en Formentera; uno en Ibiza; uno en Andorra; uno en Barcelona; el Hotel Mas Albareda en Sant Julià de Vilatorta; el Hotel Majestic en Barcelona; dos en Singapur, y la insignia, el Nandu Jubany de Calldetenes). “También lo venderemos por la web, y los enviaremos por la Península”, explica. Y lo más importante, la dedicatoria. “Como trabajo dieciséis horas diarias, hoy me he dado cuenta de que no puedo pasarme dos escribiendo dedicatorias en los libros, así que me haré un tampón con las frases para escribir en la página inicial, y a la vez haré un vídeo para que veáis que es verdad que las frases las he escrito yo”, dice el cocinero, que concluye que la idea es muy habitual en Japón, y él lo ha encontrado ideal para continuar cocinando cada hora que tiene al día. Y más.

 

 

 

 

 

 

 

stats