Fútbol
Misc 30/11/2021

Más oro para el museo de Messi en Barcelona

Los méritos del argentino en la Copa América le permiten ganar su séptimo Balón de Oro

5 min
Messi, con su séptima pelota de Oro

BarcelonaLionel Messi ya tiene su séptimo Balón de Oro. Ganado gracias al trabajo de la primera mitad del año con el Barça y, especialmente, con la selección argentina durante 15 días. Un hecho simbólico. En el año del divorcio con el Barça y el aterrizaje en una ciudad en donde no quería estar, París, Messi consigue un nuevo galardón por lo que hizo con Argentina. La selección se ha convertido en el último refugio del astro, que podrá poner un séptimo Balón de Oro junto a los seis anteriores. Unos premios que guarda en Barcelona, por cierto. Significativo.

Este no ha sido el mejor año de Messi, pero igualmente acaba con un balón dorado en las manos. En 2021 Messi ha ganado con el Barça una Copa con cierto regusto amargo, puesto que sirve para tapar las vergüenzas europeas. Además, con sus goles permitió al Barça llegar a pensar que podría ganar la Liga. No pudo ser. Este año ha marcado 41 goles, cifra similar a otros finalistas como Mbappé o Benzema. Solo Lewandowski ha marcado una cifra muy superior a los 41 goles de un Messi que pierde la comparación con su mejor versión del pasado. Pero un Messi mustio es tan bueno como otros jugadores en su esplendor. Con 34 años, sigue en el Olimpo. Ganador de este premio en 2009, en 2010, en 2011, en 2012, en 2015, en 2019 y en 2021, Messi ha estado en el podio en 13 de las últimas 14 ediciones. Solo en 2018 quedó fuera de las tres primeras posiciones, cuando fue quinto.

En la votación final, Messi ha superado a Lewandowski. Elegante, el argentino ha pedido a los organizadores del premio "si pueden dar el Balón de Oro de 2020 a Lewandowski. Aquel año te lo mereciste, todo el mundo lo sabe" ha dicho en referencia a una edición suspendida por la pandemia. Jorginho ha acabado tercero, por delante de Benzema y Kante. Cristiano Ronaldo, quien no ha ido a la gala, ha acabado en la sexta posición, por delante de Salah, De Bruyne, Mbappé y Donnarumma.

Si Messi ha ganado este año, ha sido gracias a la selección argentina. Algunos títulos parecen valer el doble. Y después de más de 25 años sin ganar nada, poder hacerlo en casa de tu rival, en Brasil, siempre se disfruta. Y Messi lo hizo en la Copa América, donde jugó bien casi siempre y ganó el premio al mejor jugador y al máximo goleador del torneo. De hecho, su único partido flojo fue la final. Pero aquel día en el Maracanã Messi se sacó un peso de encima. Fue muy feliz. Y volvió a Europa sin imaginar que en pocas semanas lloraría al saber que no podría seguir en el Barça. Ahora está en París, haciendo ver que es feliz. Quizás lo animará este Balón de Oro, el primero que gana un jugador del PSG, puesto que Weah ganó uno por los méritos hechos con el PSG pero cuando ya era jugador del Milan.

Messi, con la copa de campeones de la Copa América.

Messi llegó a la Ciudad de la Luz sin saber bien cómo, medio expulsado de Barcelona , medio tristón. Y ahora, en la capital francesa ya tiene un nuevo Balón de Oro. Un premio siempre abierto en todos los debates, puesto que nunca queda claro si hay que valorar los títulos, los goles o la fama de los finalistas, pero un nuevo galardón en las manos de un Messi que finalmente sonríe, en París. A pesar de las tres asistencias de gol dadas en el campo del Saint-Étienne este fin de semana, Messi hasta ahora ha parecido rico pero triste en Francia. Todo lo contrario de Hemingway, que recordaba sus años en París como unos años donde fue "pobre y feliz", en París era una fiesta. El jurado del Balón de Oro ha premiado a Messi por encima de Lewandowski, un robot que no para de marcar goles, y Jorginho, que ha ganado los títulos más preciados. Y seguramente lo ha hecho porque Messi consiguió por fin sacarse la espina de no haber ganado nunca ningún título con la selección argentina absoluta. Su imagen, llorando emocionado después de ganar la Copa América en Brasil, contra el equipo anfitrión, vale un Balón de Oro. París vale una misa y una Copa América vale un Balón de Oro.

Más que nadie

Para Messi ya es el séptimo Balón de Oro. Nadie ha ganado tantos. Y mira que este era un premio destinado a los europeos, inicialmente. En 1995 los responsables de la revista France Football decidieron que los jugadores nacidos fuera de Europa que jugaran en clubes del Viejo Continente también podían aspirar a ganar este prestigioso premio individual creado por la revista un lejano 1956. Aquel mismo año, periodistas de todo el mundo pasaron a votar, y George Weah se convirtió en el primer no europeo en ganar un premio que cada año tenía más peso mediático. El primer no europeo con el permiso de los argentinos Di Stéfano y Sivori, que lo habían ganado con pasaporte español e italiano, respectivamente, y de Eusebio, nacido en Mozambique pero oficialmente portugués. Con más jugadores aspirando a ganar el Balón de Oro, cada año parecía más complicado que el ganador repitiera. Hasta que llegó Lionel Messi, está claro. Ya lleva 7.

De hecho, en 2011 Messi ya se había convertido en el segundo jugador de la historia capaz de ganar tres Balones de Oro de manera consecutiva. Antes solo lo había hecho Michel Platini, que la ganó en 1983, en 1984 y en 1985. El argentino llegó a hacerlo cuatro veces, de 2009 a 2012. Y todavía habría podido ganar más, pero estos últimos años ha visto cómo Cristiano Ronaldo ganaba cinco. El portugués es el segundo jugador que ha levantado más veces este premio, pero ahora queda lejos del palmarés del argentino, que lo había ganado por última vez en 2019, cuando superó a Virgil Van Dijk y a Cristiano Ronaldo con el 24,36% de los votos del jurado, formado por 180 corresponsales de France Football en todo el planeta, que reparten 15 puntos: seis para el mejor jugador, cuatro para el segundo, tres para el tercero, dos para el cuarto y uno para el quinto.

El reinado de Messi ha coincidido con unos años en los que el fútbol, siempre adicto a los debates y luchas entre aquellos que lo controlan, no se ha puesto de acuerdo en cómo premiar a los jugadores. Durante años el Balón de Oro, creado por la revista francesa, convivió con el FIFA World Player creado por la FIFA. Pero de 2010 a 2015 los dos premios se unificaron y juntaron en una misma votación a periodistas, seleccionadores y capitanes de las selecciones. Pero en 2015 la FIFA creó otro premio, el The Best. Messi lo ha ganado una sola vez, en 2019. Un premio que en 2020 ganó Lewandowski. En cambio, el Balón de Oro no se dio la temporada pasada debido a la pandemia, cosa que dejó al polaco con un palmo de narices, puesto que seguramente lo habría ganado. No pudo ser. Y el primer Balón de Oro después de la pandemia lo ha ganado el mismo hombre de la última edición: Messi, un jugador eterno .

stats