Criptomonedas
Misc 28/11/2022

La terapia de grupo de los 'criptobros': "No sé qué hacer con mi vida, eran todos mis ahorros"

A pesar del batacazo después de la quiebra de FTX, hay inversores en el sector que todavía esperan obtener ganancias

4 min
Empresa FTX

BarcelonaEl batacazo fue fuerte, rápido y letal. Y de momento no para. Después de que FTX, una de las principales plataformas de inversión en criptomonedas, cayera en desgracia hace dos semanas dejando bloqueada una gran cantidad de dinero que habían depositado los más de un millón de inversores, el efecto bola de nieve no se ha parado. El bitcoin y el ethereum, principales criptomonedas de referencia, se han hundido a una velocidad vertiginosa y los inversores se ven atrapados en un alud de pérdidas difícil de digerir. En solo unas horas, el bitcoin cayó más de un 23%, hasta los 16.046 dólares por moneda; unas semanas después ya está por debajo de los 16.000.

Muchos de ellos, especialmente los usuarios de la plataforma FTX, inundan de quejas, lamentos y cuestiones legales los chats de Telegram y los foros virtuales. Como si fuera un grupo de terapia, los usuarios ponen en común sus pérdidas, y muchos no tienen ninguna esperanza de recuperar la totalidad de sus activos: "Estoy mal. No sé qué hacer con mi vida, tenía gran parte de mis ahorros en FTX. Tengo un hijo, estoy separado y estoy jodido. He pensado en el suicidio. No es justo, todo esto", explica un usuario anónimo en el grupo de afectados españoles.

"El alquiler de mi casa me cuesta 2.600 euros al mes, y también tengo pagos mensuales de 850 euros por el coche. Me sacaba un total de 100.000 euros al año gracias a los intereses que lograba con BlockFi –plataforma de criptos vinculada a FTX–, pero mi sueldo es mucho más bajo. Apenas tengo 3.000 euros en el banco. Estoy con el agua al cuello", dice un usuario de Reddit. "El precio cae constantemente, y encima he perdido mucho dinero; compré a 0,00023 y ahora está a 0,000054", se queja Jason.S a través de Telegram. Las cantidades que ha perdido cada inversor van desde los seis dígitos hasta volúmenes más moderados, de menos de 10.000 euros.

Pero no todo el mundo pierde la esperanza; el usuario Ostoura responde a las quejas: "Yo he perdido todo mi dinero en plataformas falsas, pero no me doy por vencido. Sé que el BXEN –un token basado en ethereums– me hará rico". Del mismo modo lo insinúa otro usuario: "Es como si Telefónica entra en bancarrota. Internet seguiría funcionando", dice R.L. Otro testimonio, de 44 años, que no revela qué cantidad invirtió en 2021 en criptoactivos, admite al ARA que el batacazo es importante, pero deja un margen para la esperanza cuando se le pregunta qué cantidad ha perdido: "No pierdes hasta que no vendes, y yo no he vendido". 

De hecho, de esto se trata: las criptomonedas, al ser divisas digitales y no estar reguladas, solo se sustentan por la credibilidad que le dan sus inversores y la tecnología blockchain.

Recuperar la confianza

Es por este motivo que, al destaparse el farol de FTX y su fundador, Sam Bankman-Fried, la credibilidad en el mundo cripto se ha desplomado. De hecho, Bankman era considerado un genio financiero en Silicon Valley, y para muchos considerado el que podría ser el primer trillonario del mundo. De hecho, en Washington era "la cara aceptada" del mundo cripto –tal como lo describe The Economist – y ejercía su influencia en los debates sobre la regulación del sector con abogados y banqueros. Antes del desastre, FTX estaba valorada en 32 millones de dólares, y la riqueza de Bankman se calculaba alrededor de los 16 millones. De todo a nada.

Hace unos días, la empresa encargada de rastrear los activos después de la bancarrota de FTX, BitGo, consiguió rescatar y asegurar 1.000 millones de dólares de los 8.000 millones del agujero que creó la plataforma. Pero todavía no hay suficiente para recuperar la esperanza. De hecho, la confianza la intentan reavivar las plataformas que siguen operando, a través de grupos de difusión de Telegram. Uno de los que aglomera más gente, Blockchain Whispers, asegura: "Millones de personas que tienen criptos han entrado en pánico, pero no vosotros... vosotros estáis informados. Estoy orgulloso de todos los que os informáis a través de nosotros; nada ha cambiado, sois los ganadores". En otro grupo, Matic.News, varios usuarios aseguran que siguen comprando ethereum para "pillar el próximo bull", la palabra que en trading se utiliza para referirse a los momentos alcistas.

Alud de estafas en el mundo 'criptotrader'

La crisis que hundió a FTX comenzó el 11 de noviembre, cuando empezaron a surgir sospechas sobre una posible insolvencia de la plataforma de criptoactivos. El medio especializado CoinDesk apuntaba en un artículo que el brazo inversor de la empresa, denominado Alameda Research, tenía gran parte de sus depósitos en FTT –un token emitido por la misma empresa–, cosa que derivaba en una situación de riesgo.

Esto disparó las dudas sobre FTX, y los inversores de FTT empezaron a retirar los depósitos. El punto de inflexión fue cuando el director general de Binance y una de las personalidades más importantes del sector, Changpeng Zhao, decidió retirar también su inversión en FTT y, además, lo hizo público. Finalmente, la retirada fue tan masiva que FTX tuvo que congelar las retiradas de criptomonedas de su plataforma, dejando un agujero de 8.000 millones de dólares.

Pero esta estafa no es la única que ha arrasado al sector estas últimas semanas. Justamente a principios de mes los Mossos y la Guardia Civil desarticularon una red internacional acusada de estafar a 17.000 personas en España con falsas inversiones en criptomonedas. La estafa llegaría a los 2.400 millones de euros.

stats