Opinión 20/06/2022

El análisis de Antoni Bassas: 'Adiós, Ciudadanos'

"Si el PSOE vive de los cambios tácticos de Sánchez, que hoy quiere detener a Puigdemont y pactar con Ciudadanos y mañana pacta con Esquerra y concede los indultos, entonces la desorientación del electorado es absoluta"

3 min

Antes de hablar de Andalucía, una palabra para Girona: felicidades. En una misma tarde ha colocado a los equipos de fútbol y de baloncesto en Primera División. En el fútbol hacía años que perseguía volver y siempre se quedaba con la miel en los labios. Ayer, cuando acabó el partido, el entrenador, el madrileño Míchel, aquel que enseguida pidió a los periodistas que le hicieran las preguntas en catalán, recordó que esta temporada el equipo había llegado a estar en zona de descenso. Lección: creer.

Y el baloncesto, este Girona que ha vuelto al ACB no es el Akasbayu de hace unos años sino un equipo fundado por Marc Gasol . Decía Gasol ayer por la noche que él pone el 100% en todo lo que hace. Lección: talento más trabajo igual a resultados. Y estos resultados hacen subir la autoestima de una sociedad, porque a todo el mundo le gusta sentirse parte de un proyecto ganador.

Y para ganador, esta mañana, el PP de Andalucía. La colección de derrotados es larga: el PSOE, que ha obtenido el peor resultado de su historia; Vox, que no gobernará porque el PP ha sacado mayoría absoluta; y Ciudadanos, que de 21 diputados pasa a cero, desaparece. El PP tenía 26 diputados y ahora tendrá 58: más que dobla sus resultados. El PP ha ganado en las 8 provincias andaluzas y en las 20 ciudades más grandes.

¿Por qué ha triunfado tan clamorosamente? Porque hace cuatro años, cuando ganó y acabó con 30 años de gobiernos socialistas, decidió que gobernaría sin molestar, sin hacer discursos ideológicos, sin revoluciones. David Miró, subdirector de política del ARA, que estuvo estos días en Andalucía me decía que ibas a un mitin de Moreno Bonilla y casi tenías problemas para saber de qué partido era. Miren si ha gustado que ha conseguido que mucha gente lo votara, incluso votantes del PSOE, para que no dependiera de Vox. Y miren, ha funcionado también como voto de castigo al PSOE de aquellos a quien no les gusta que pacte con Esquerra y con Bildu. Moreno Bonilla es el contrario de Ayuso, divisiva y polémica. Y ha funcionado.

El tropezón del PSOE es considerable y perseguirá a Pedro Sánchez, a quien se oirá decir que la derrota es el resultado de la subida de precios más el hecho de gobernar con Podemos y los pactos con Bildu y Esquerra. Si el PSOE quiere ser un partido de centro que no molesta, será una copia del PP si tiene voluntad real y proyecto de cambio; pero si vive de los cambios tácticos de Sánchez que hoy quiere detener a Puigdemont y pactar con Ciudadanos y mañana pacta con Esquerra y concede los indultos, entonces la desorientación del electorado es absoluta.

Por cierto, hablando de Ciudadanos: nació contra la enseñanza en catalán, intentó hacer creer que era liberal, fue un partido de platós y no de calle, estuvo bien financiado y ahora es humo. Hace un año y medio perdieron 30 de los 36 diputados que tenían en Catalunya. Hace un año desaparecieron en la Asamblea de Madrid. En febrero, en Castilla y León se han quedado con un diputado, y ahora en Andalucía también ha desaparecido. En Andalucía ya no hablaremos de triple derecha nacionalista española sino de doble derecha, PP y Vox, y lo más probable es que Ciudadanos acabe desapareciendo en todo España.

stats