30/10/2021

Un paso para blindar el catalán en el audiovisual que hay que concretar

2 min
El portavoz de ERC al Congreso , Gabriel Rufián, a la rueda de prensa donde se ha anunciado el acuerdo.

Que ERC no haya presentado ninguna enmienda a la totalidad en los presupuestos estatales permitirá que se puedan tramitar , y es un primer paso para el entendimiento con el PSOE en una cuestión clave: conseguir blindar una cuota de presencia del catalán en las plataformas digitales de contenidos audiovisuales. Republicanos y socialistas han acordado aprobar conjuntamente la nueva ley del audiovisual y proteger las lenguas cooficiales, a pesar de que por ahora no se ha concretado ningún porcentaje.

Este pacto, conseguido en el último momento, es solo la primera fase de la negociación, casi una declaración de intenciones. Harán falta más dosis de diálogo y capacidad de entendimiento para cerrar una cuota para el catalán. Y se pondrá a prueba la voluntad del PSOE de colaborar en la defensa de las otras lenguas del Estado que no son la castellana. También queda aclarar cómo se garantizará el doblaje en los idiomas cooficiales y qué papel tendrá la financiación de las televisiones autonómicas en la nueva ley.

Los portales de series, películas y documentales por suscripción se han convertido en una de las principales plataformas de ocio. Pero el catalán todavía tiene una presencia marginal , que oscila entre el 0,1% y el 1,3% en Netflix, HBO, Disney+ y Amazon, según un estudio del Consejo Audiovisual de Catalunya. Filmin es la excepción que hay que destacar, con un portal dedicado a los productos en catalán y un peso del 18,9% de los contenidos. HBO, al contrario, solo tiene en catalán el 0,1% de los más de 1.700 contenidos que ofrece.

Como país no nos podemos permitir que la lengua propia quede fuera de las principales formas de ocio, las que arrastran conversaciones en el bar, entre amigos, en el trabajo y en las escuelas. Sobre todo cuando sabemos que el catalán pierde peso entre los jóvenes en Barcelona misma, donde según una encuesta del Ayuntamiento hecha pública este verano solo lo usan habitualmente el 28% de los que tienen entre 15 y 34 años.

Este acuerdo también tiene otro aspecto que hay que tener en cuenta: es un gesto en la línea de permitir que las instituciones no queden encalladas y puedan gestionar. Continuamos en medio de la crisis causada por la pandemia, aunque los datos sanitarios indican que quizás ya estamos en la rampa de salida. Y una crisis no se puede superar fácilmente con las manos atadas. No conseguir unos presupuestos adaptados a la situación económica y social actual sería hacer la zancadilla a una población ya suficientemente castigada.

Más allá de la importancia que tienen los presupuestos en sí mismos, ERC se ha garantizado ahora que el PSOE solo pacte con ellos la ley del audiovisual, pero queda por ver qué puede salir de este pacto y cuál es el límite de la flexibilidad socialista. Cuando se concreten los detalles del acuerdo se podrá ver hasta qué punto habrá quedado justificado, y si habrá valido la pena. Permitir que se tramiten los presupuestos es un gesto de buena voluntad que los socialistas tendrán que demostrar qué consecuencias tiene en la práctica.

stats