Política 02/05/2021

Ayuso contra todos para mantener los privilegios fiscales

Madrid tiene los impuestos más bajos del Estado, pero la Moncloa planea una armonización entre CCAA

2 min
La presidenta madrileña en funciones y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso.
Dosier Ayuso, el nacionalismo castizo Desplega
Más de 25 años de gobiernos del PP han convertido Madrid en un laboratorio del populismo de derechas
Radiografía del 'ayusismo'
Detrás de la batalla del 4-M está la pugna entre Redondo y MAR, jefes de gabinete de Sánchez y Ayuso
Las elecciones madrileñas: una partida de ajedrez entre bambalinas
Concentra el 80% de los funcionarios de los ministerios y el 44% de las multinacionales
Madrid, el efecto capital que atrae inversiones y empresas
Madrid tiene los impuestos más bajos del Estado, pero la Moncloa planea una armonización entre CCAA
Ayuso contra todos para mantener los privilegios fiscales
PSOE, Más Madrid y Podemos fían la victoria a los núcleos del sur, que han perdido su esencia obrera
Un cinturón rojo que pierde color, feudo y esperanza de la izquierda
La pandemia ha reavivado nuevos grupos neofascistas en los barrios más humildes
Pobreza y desigualdad: las alas de la extrema derecha
Ayuso abandonó a los geriátricos y ha animado a la población a “hacer vida normal” a pesar de tener las UCI llenas
El exceso de muertes y contagios desmonta el ‘milagro madrileño’
La apuesta comunicativa es la de conceptualizar lo madrileño como un espacio político de libertad económica
Díaz Ayuso, guardiana de la llama neocón en Madrid
Disponible en:

Madrid"Seré la peor pesadilla de aquel que toque el bolsillo de los contribuyentes madrileños". La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dejaba claro incluso antes de entrar en campaña electoral que estaba dispuesta a luchar contra los planes del Gobierno de armonizar algunos impuestos autonómicos. Madrid quiere mantener sus privilegios, que le permiten tener una política económica de fiscalidad muy baja y que supone una clara competencia desleal para el resto de las comunidades autónomas. La presidenta ha hecho bandera de ello. "No vamos a permitir eso que llaman armonización fiscal y que supone subir los impuestos a todos los madrileños. Estaremos en todas las batallas para impedirlo", ha prometido.

La armonización fiscal entre las comunidades autónomas no es un tema nuevo, pero ha vuelto a situarse en el centro del debate político a raíz del acuerdo entre ERC y el gobierno de Pedro Sánchez por los presupuestos del Estado. Los republicanos apoyan las cuentas a cambio de que el Ejecutivo se comprometiera a poner fin "al paraíso fiscal montado por la derecha" en Madrid. El acuerdo ha puesto en pie de guerra a Díaz Ayuso, pero el Gobierno no parece dispuesto a dar marcha atrás. Tiene el apoyo de Catalunya, de las comunidades gobernadas por el PSOE y también de algunas, con menos entusiasmo y muchos matices, del PP.

Recelo de los ‘barones’ populares

La presidenta madrileña está prácticamente sola en la guerra fiscal. Como excepción, el candidato del PSOE a las elecciones de la Comunidad de Madrid del próximo martes, Ángel Gabilondo, que ha prometido -como parte de su estrategia electoral- no subir impuestos en contra del criterio de los socialistas. Ayuso cuenta con el apoyo de la dirección nacional del PP, pero los barones populares también recelan del dumping fiscal de Madrid, si bien en público lo expresan con moderación. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha dicho más de una vez que no se opone a una armonización fiscal, si bien matiza que debería ser a la baja. "Armonizar no debe significar que se suben los impuestos", sostiene en la misma línea que otros dirigentes territoriales populares.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, asegura que "no es justo" que mientras algunas comunidades -en clara alusión a Madrid- "hacen dumping fiscal", hay otras que no solo no pueden bajar impuestos, sino que se ven obligadas a subirlos porque el nivel de renta de sus habitantes es más bajo. "Hablo de algunas comunidades gobernadas por el PP: Andalucía, Castilla y León o Murcia", afirmaba Montero en uno de los últimos debates en el Congreso.

Fiscalidad para ricos

Ayuso presume de tener "la fiscalidad más baja de España". El modelo beneficia sobre todo las clases altas. Según un informe del Instituto Valenciano de Estudios Fiscales, los contribuyentes de Madrid con rentas superiores a los 60.000 euros representan el 7% del total, pero se benefician del 42% de las reducciones del IRPF. Los madrileños tampoco pagan el impuesto de patrimonio gracias a la bonificación del 100%, mientras que el de sucesiones y donaciones es muy bajo. Las diferencias impositivas con otras comunidades autónomas son abismales.

Dosier Ayuso, el nacionalismo castizo
Volver al índice
stats