Assetjament sexual
Política 09/12/2020

El comité de ética recomienda no sancionar a Bosch

Aragonès retira el punto del orden del día del consejo ejecutivo y pedirá un nuevo informe jurídico

Ara
3 min
Alfred Bosch a la seu d’ERC  el dia que va dimitir.

BarcelonaHace tres meses que Función Pública terminó el informe sobre el rol de Alfred Bosch en los presuntos casos de acoso sexual en el departamento de Exteriores –propuso que se lo sancionara por no haber activado el protocolo para proteger a las afectadas–, pero el Govern no lo tratará hoy todavía. El departamento de Políticas Digitales había elevado el caso al consejo ejecutivo para que decida si le abre o no un expediente sancionador, pero, según ha podido saber el ARA, ayer a última hora el vicepresidente Pere Aragonès retiró el tema del orden del día para pedir un nuevo informe jurídico sobre el caso.

Será el tercero sobre este tema y según fuentes consultadas se hará porque los dos informes anteriores se contradicen. Sobre la mesa, los consellers tienen ahora dos investigaciones con conclusiones divergentes: el de Función Pública, que depende de JxCat y propone al Govern expedientar a Bosch, y otro que pidió el ejecutivo recientemente al comité asesor de ética pública –donde hay mayoría de cargos de ERC– que dice que no hay motivos para abrir un expediente sancionador al ex conseller porque no tenía el “deber” de activar el protocolo contra el acoso. Concretamente, el punto tres de las conclusiones de este último informe, que no es vinculante, afirma: “No consta, de acuerdo con la documentación disponible, que ni el ex conseller ni la ex secretaria general del departamento tuvieran conocimiento de conductas concretas que pudieran ser constitutivas de acoso sexual del jefe de gabinete”.

Bosch dimitió como conseller en marzo a raíz de la publicación en el ARA de que ERC había forzado la dimisión de su jefe de gabinete por quejas de las trabajadoras del departamento. La investigación del diario indicaba que no solo el conseller tenía conocimiento de lo que pasaba con Carles Garcias sino que abrió una ronda de entrevistas con personal del departamento sobre la cuestión. La información llegó a Garcias, que reprendió a al menos una de las mujeres que denunciaban el acoso. El 4 de diciembre de 2019, en la prisión de Lledoners, Oriol Junqueras se reunió con Bosch para hablar sobre cesar a su mano derecha. El ex conseller mantiene que no lo encubrió.

El informe sobre el comité de ética pública entra en contradicción con el de Políticas Digitales y, de hecho, tiene un voto particular de la secretaria de administración pública, Annabel Marcos (JxCat), que preside este comité y no avala las conclusiones. Es por eso que la decisión del Govern no será plácida. Si los consellers de JxCat y ERC abren un expediente al ex conseller se designará un instructor que decidirá la sanción y estará obligado a llevar el caso a la Fiscalía si ve indicios de acoso sexual por parte de Garcias y de encubrimiento de Bosch.

¿Nueva crisis?

El caso se puede convertir en la enésima crisis dentro del Govern si JxCat y ERC no llegan a un acuerdo, que, vista la divergencia entre los informes, ahora mismo no existe. Hay que tener en cuenta que Esquerra abrió una investigación interna en el partido que ha acabado sin ninguna sanción. A pesar de que hicieron dimitir al ex conseller por los presuntos casos de acoso sexual, la comisión de garantías dijo: “La instrucción llevada a cabo constata que el señor Bosch actuó guiado por el principio de prudencia”. Ahora bien, recientemente tuvieron que reabrir la investigación por la presión de la sectorial de mujeres de ERC y todavía no han informado del veredicto. ¿Qué harán ahora los consellers republicanos del Govern? ¿Decidirán que se tiene que sancionar a Bosch o que con la dimisión basta? ¿Y cuál será el posicionamiento de JxCat, que presionó para que Bosch dejara el cargo? Las respuestas a estas preguntas tendrán que esperar algo más.

stats