Política 15/02/2021

Los comunes aguantan e insistirán en el tripartito

Jéssica Albiach llamará a Illa y Aragonès para hablar de una alianza de izquierdas

3 min
Los comunes aguantan e insistirán en el tripartito

BarcelonaLos comunes salvaron los muebles y consiguieron ayer mantener los ocho diputados del 2017 en medio de un contexto de polarización entre el PSC y el independentismo, y de la amenaza del efecto Illa. En una campaña sin errores, el mensaje de Jéssica Albiach de formar un gobierno de izquierdas ha cuajado entre sus votantes, pero no ha conseguido calar entre el electorado del PSC y ERC, con quien se disputaban principalmente la bolsa de indecisos, para crecer. A pesar de todo, mantienen intacta su apuesta por una alianza de izquierdas.

A pesar de los vetos cruzados entre ERC y PSC, los comunes insistirán en este pacto que han defendido durante toda la campaña. De hecho, ayer la candidata, Jéssica Albiach, anunció que hoy mismo llamará al candidato del PSC, Salvador Illa, y al de ERC, Pere Aragonès, para sentarse en una misma mesa para hablar de una alianza de izquierdas “amplia y transversal” y dejar de lado “los vetos estériles propios otras épocas”.

Los comunes se han abierto a hablar de cualquier fórmula de gobierno, ya sea un ejecutivo en minoría con ERC o con el PSC y el apoyo externo de cualquier de las dos formaciones. De momento, la llamada también la recibirán del PSC, que ayer ya anunció que los continuaban eligiendo como socios prioritarios para formar gobierno. Ahora bien, ante las intenciones de Salvador Illa de presentarse a la investidura, Albiach avisó también de que no participarán en ninguna “investidura fake ”, es decir, que no tenga los “apoyos necesarios” para que salga adelante -con los comunes no basta.

Ayer no hizo referencia a ello, pero los comunes también tendrán que contestar muy probablemente a la propuesta que ayer Aragonès ya anunció que haría a todas las fuerzas independentistas y también a En Comú Podem para constituir un gobierno amplio. Una propuesta que los propios comunes ya han rechazado a lo largo de toda la campaña porque se niegan a pactar cualquier gobierno con JxCat.

No recuperan el escaño de Girona

Pactos postelectorales aparte, el PSC es quien acabó capitalizando su presencia en el gobierno de coalición del Estado. Los comunes no consiguieron que estar en el ejecutivo español les permitiera pescar entre el electorado socialista, a pesar de la visita constante de los cinco ministros de Unidas Podemos a Catalunya a lo largo de los quince días de campaña.

No fueron capaces de hacer crecer los ocho escaños de hace tres años y, de hecho, los revalidaron con menos porcentaje de voto (al cierre de esta edición los comunes habían conseguido el 6,86% de los votos ante el 7,46% del 2017). En Barcelona mantuvieron los mismos siete diputados, como también revalidaron el escaño de Tarragona. En cambio, en Girona no recuperaron el escaño que perdieron en 2017 y Rosa Lluch, hija del exministro socialista asesinato por ETA, Ernest Lluch, no entrará finalmente en la cámara catalana. El escaño, como en Lleida, se lo disputaban con Vox y, a pesar de los llamamientos de los últimos días a elegir a una candidata antifascista, finalmente se lo llevó el partido de extrema derecha. Albiach aprovechó ayer la ocasión para pedir a todas las fuerzas políticas que hagan un “cordón sanitario” contra la ultraderecha.

Los comunes pretendían aumentar los ocho escaños conseguidos por Xavier Domènech en 2017, un resultado que dejó mucho que desear, sobre todo teniendo en cuenta que el ex líder morado venía de ganar dos elecciones generales consecutivas. A pesar de que ayer Jéssica Albiach aseguró que el resultado los había “consolidado” en el Parlament, lo cierto es que la alianza entre los comunes y Podemos no ha conseguido llegar a los 11 escaños de Lluís Rabell del año 2015 ni tampoco a los 13 de los últimos comicios de ICV del año 2013.

stats