Partidos políticos
Política 15/12/2021

Iceta será el nuevo presidente del PSC y Marín la vicepresidenta

Illa decide que hagan "tándem" en el papel institucional de la nueva dirección del partido

3 min
El líder  socialista, Salvador Illa, con Miquel Iceta y Núria Marín, a quien ha elegido como presidente y vicepresidenta del PSC

BarcelonaA falta de tres días para convertirse oficialmente en primer secretario del PSC, Salvador Illa empieza a resolver algunas de las incógnitas de la nueva dirección que se tendrá que ratificar en el congreso del partido de este fin de semana. El jefe de la oposición ha confirmado que su predecesor, el ministro Miquel Iceta, será a partir de ahora el presidente del partido, tal como ya hace tiempo que se daba por hecho en las filas socialistas . Sustituirá en el cargo a Núria Marín que, según ha avanzado Illa en un podcast del PSC, pasará a ser la vicepresidenta de los socialistas catalanes. Se resuelven así, dos de las principales incógnitas de cara a la ejecutiva, quedando todavía la duda de quién se ocupará del área de organización, una responsabilidad que ahora ejercía Illa y que quiere seguir liderando.

El ya líder de facto del PSC ha reivindicado que el "tándem" de Iceta y Marín en unos cargos "muy relevantes" de la dirección –a pesar de que tienen una función institucional y no ejecutiva– puede "funcionar muy bien". Pero sus palabras han sido sobre todo de elogio para el hasta ahora primer secretario. Lo ha definido como un "referente" y ha destacado su "profesionalidad política, la agilidad en la dialéctica y su actitud positiva, que genera optimismo". "Salvador, me tienes a tu plena disposición para seguir trabajando para ensanchar y fortalecer el proyecto político del socialismo catalán", ha reaccionado Iceta en Twitter.

Illa, por el contrario, no se extiende tanto con Marín, una figura de gran ascendencia en el PSC, pero con quien el partido tiene que hacer equilibrios. La alcaldesa de l'Hospitalet de Llobregat y presidenta de la Diputación, investigada en el caso de corrupción en el Consejo Deportivo de su ciudad, ocupará finalmente un cargo de relevancia que no existía en la ejecutiva saliente –sí que se había utilizado en el pasado, como en 2004 con el tándem Maragall (presidente) y Manuela de Madre (vicepresidenta)–. El objetivo del partido, que ha cerrado filas con ella desde el primer momento, era evitar señalarla como culpable y comprometer así una nueva victoria en las municipales de 2023 en uno de los principales feudos socialistas en el área metropolitana. "Todos los y las socialistas unidos somos más fuertes", ha reivindicado Marín en un tuit.

El hecho de que ocupe la vicepresidencia también contribuye a garantizar la paridad en los principales cargos del partido, una exigencia estatutaria que podía quedar comprometida si Iceta era nombrado presidente y con la perspectiva de que la secretaría de organización –para la cual suenan perfiles de confianza de Illa como Joaquín Fernández o José Luis Jimeno– la acabe ocupando otro hombre. En este sentido, también se da por hecho que habrá viceprimeras secretarias. La ministra Raquel Sánchez, la portavoz del partido en el Parlament, Alícia Romero o la diputada en el Congreso Sonia Guerra, son algunas de las dirigentes que podrían ocupar esta posición, a la cual también podrían aspirar el líder del PSC en Barcelona y teniente de alcalde, Jaume Collboni, o el portavoz adjunto en la cámara catalana, Raúl Moreno.

Según fuentes socialistas, no es descartable que en los próximos dos días se vayan haciendo públicos algunos de los otros nombres de la nueva dirección del PSC. A pesar de que Illa continúa haciendo ronda con los principales líderes territoriales del partido, varias voces aseguran que los principales nombres de la cúpula ya están decididos. Un hecho insólito en la mayor parte de los anteriores congresos del PSC, donde la dirección se acababa negociando y decidiendo el sábado de madrugada, pocas horas antes de la votación del domingo por parte de los delegados.

stats