Sociedad 30/08/2021

Los alumnos vacunados no tendrán que confinarse: todas las novedades del nuevo curso escolar

Solo uno de cada diez alumnos de 12 a 15 años tiene la pauta completa

3 min
Un montón de alumnos, al patio de una escuela de Barcelona, el curso pasado.

BarcelonaLa vacunación, que ha permitido reabrir poco a poco muchas actividades restringidas por la pandemia, también traerá cambios importantes a los centros educativos el próximo curso escolar, que empieza el 13 de septiembre para un millón y medio de alumnos desde infantil hasta la formación profesional. Una de las novedades principales es que los alumnos que estén vacunados con la pauta completa no tendrán que confinarse cuando se detecte un positivo en su clase. Mientras que el curso pasado se mandaba a todo el grupo a casa al detectar un caso, este año los alumnos vacunados podrán seguir yendo al aula y solo tendrá que hacer cuarentena quien dé positivo y quien no esté vacunado, que tendrá que seguir las explicaciones de los profesores virtualmente de manera simultánea. Este cambio sustancial de los protocolos se notará solo en los institutos, dado que hoy por hoy solo se pueden vacunar las personas mayores de 12 años. En las escuelas, pues, los niños seguirán haciendo cuarentena cada vez que se detecte un positivo en su clase. 

Ante el cambio en los protocolos, el Govern ha hecho un llamamiento para que las familias vacunen a sus hijos e hijas de 12 a 16 años. "Las próximas semanas son claves: tenemos que administrar dos millones de dosis este septiembre", ha dicho el conseller de Salud, Josep Maria Argimon. En Catalunya hay unos 340.000 jóvenes de 12 a 15 años, de los cuales unos 161.000 todavía no han iniciado la pauta de vacunación y solo el 13% tienen la pauta completa. De los 320.000 catalanes que tienen entre 16 y 19 años, hay 100.000 que no tienen ninguna dosis todavía. Es decir, 4 de cada 10 alumnos de entre 12 y 19 años todavía no han empezado el proceso de vacunación a quince días del inicio del curso escolar y cuando está detectado que un hecho diferencial respecto al curso pasado es que los grupos de edad con más incidencia del virus son precisamente los más jóvenes. 

Es por eso que tanto Argimon como el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, han insistido reiteradamente en la necesidad de vacunar a la juventud. Las tasas de vacunación son mucho más elevadas entre los profesionales de educación: un 90% de los trabajadores de los centros educativos (entre docentes y no docentes) tienen ya la pauta completa, un porcentaje muy similar al personal de centros sanitarios y residencias. En este caso, estar vacunado no supondrá ninguna diferencia: los maestros de escuela vacunados también se tendrán que confinar si un alumno da positivo, mientras que en los institutos los profesores no se consideran contacto estrecho y, por lo tanto, no tendrán que hacer cuarentena si un joven se contagia. "Tanto si están vacunados como si no, irán al instituto", ha afirmado Cambray.

Y hay otro cambio en relación a la gestión de los casos positivos: de momento no se hará un cribaje a todos los alumnos de la clase donde se detecte un caso. A pesar de que el Govern está revisando este punto, por ahora se acaban las pruebas PCR en los centros cada vez que se detecta un contagio en una clase. "Lo que es importante es cumplir las cuarentenas. Las manos de las enfermeras están focalizadas en poner 730.000 vacunas cada semana", ha insistido Argimon. 

En el patio sin mascarilla si se juega con el grupo burbuja

El curso escolar 21-22, el segundo que arranca con medidas para hacer frente a la pandemia, estará marcado de nuevo por las mascarillas en el aula y por la organización de los centros en grupos de convivencia estable, los llamados grupos burbuja. Ahora bien, también en este sentido se introduce un matiz: los alumnos se podrán quitar la mascarilla en el patio si juegan solo con su grupo. "Adaptamos las medidas, no las relajamos", ha asegurado Cambray. Así pues, se dejará de tomar la temperatura en la entrada, las familias podrán entrar en los centres, se permiten las fiestas escolares (se recomienda que sean al aire libre), los padres y madres se podrán reunir con los profesores de manera presencial y las actividades extraescolares se retoman a partir de octubre. 

stats