Sociedad 10/03/2021

Catalunya redobla la presión a Sanidad para que retire el límite de edad de la vacuna de AstraZeneca

Vergés y Argimon amenazan con la posibilidad de desobedecer al Estado: "O actúan ellos o actuaremos nosotros"

M.O.
3 min
La vacuna de Oxford/AstraZeneca.

Barcelona"O actúan ellos o actuaremos nosotros". Es el aviso final que lanzan la consellera de Salud, Alba Vergés, y el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, en un artículo de opinión que publican en La Vanguardia para exigir al ministerio de Sanidad que "tenga cintura" y sea capaz de retirar la limitación de edad de 55 años que mantiene para administrar la vacuna de AstraZeneca. Los máximos representantes de la conselleria de Salud defienden, en la línea que ya argumentó el presidente del Col·legi de Metges, Jaume Padrós, que hay criterios éticos y clínicos que hacen necesario este cambio. Padrós, de hecho, ya garantizaba, la semana pasada, el apoyo de los médicos al Govern si decidía poner la directa y administrar esta vacuna sin limitación de edad para poder inmunizar más rápido a la población de riesgo. Una posibilidad que ahora el Govern parece tener sobre la mesa.

De momento, sin embargo, los máximos responsables de la conselleria de Salud redoblan la presión sobre el gobierno del Estado para que sea él el que apruebe un cambio que ya hace semanas que piden algunas comunidades autónomas. El Govern defiende que se levante toda restricción de edad, o al menos que se alargue hasta los 65 años, y se haga como otros países europeos a partir de los datos del Reino Unido, donde ya se ha inmunizado a 20 millones de personas.

Teniendo en cuenta que personas de entre 56 y 78 años tienen más riesgo de acabar ingresados en las unidades de cuidados intensivos (UCI) en caso de contraer el coronavirus, Argimon ya defendió ayer que con la vacunación con AstraZeneca de las personas de más de 55 años se podrían haber evitado 393 hospitalizaciones los últimos tres meses . Y, ante esta evidencia, volvió a urgir al Estado "a replantear" el criterio para priorizar al colectivo más vulnerable y aplicar el modelo que ya aplican la mayoría de países europeos, que han cambiado el criterio de edad para esta vacuna. “Estamos hablando de evitar muertos y no tiene ningún sentido que limitemos una vacuna que es altamente efectiva, precisamente, a los tramos de edad que acaban ingresando más”, denunció.

En el artículo que hoy firma con la consellera Vergés, reitera que países como Francia, Alemania, Suecia, Italia, Grecia, Bélgica o Andorra ya han eliminado la limitación de edad a los 55 años para esta vacuna y remarcan que un estudio preliminar hecho en Escocia ha demostrado que tiene una eficacia equiparable a la de Pfizer  y reduce en un 81% las hospitalizaciones de personas mayores de 80 años. Argimon y Vergés lamentan, en este sentido, que el gobierno español sea "de los pocos" que mantiene el veto para la gente mayor y aseguran que la limitación complica la estrategia de vacunación entre colectivos esenciales y que hace que los policías o los profesores de más edad no se hayan podido inmunizar todavía.

Hasta ahora la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha rechazado siempre eliminar el límite de edad para administrar la vacuna de AstraZeneca por un principio de “prudencia”. La ministra apuesta por “ir junto a la evidencia científica” y recuerda que el ensayo clínico del laboratorio era con personas de menos de 55 años de edad. Los médicos catalanes califican el posicionamiento estatal de “inadmisible” y aseguran que vulnera los criterios de priorización fijados por la Unión Europea. Entre otras razones, porque se está privando a personas de alto riesgo de recibir una vacuna segura y efectiva. 

“España acabará entendiendo que tiene que autorizar el uso de AstraZeneca para los mayores de 65 años. Hasta ahora peca de garantista cortando la administración a los 55 años”, explicaba hace unos días el jefe del servicio de medicina preventiva y epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, que forma parte del comité covid que asesora al gobierno español. El epidemiólogo aseguraba que la vacuna británica, que se produce y se suministra con más cadencia, tiene una efectividad muy buena para todos los grupos de edad allá donde ya se está usando masivamente, como en el Reino Unido: “Las personas que la reciben quedan perfectamente cubiertas”. 

stats