Educación
Sociedad  /  Educación 04/05/2022

"Hace tres años que mi hija sufre humillaciones en el instituto, pero nadie ha hecho nada"

La familia del agresor del director del Instituto de Cassà dice que Educación hacía meses que estaba al corriente de la situación

4 min
Manifestación al instituto de Cassà contra el acoso escolar

BarcelonaEl acoso escolar podría afectar a uno de cada tres alumnos en todo el mundo, según la Unesco. En Catalunya, el 25% de los niños de primaria dicen que son víctimas de bullying y más de la mitad de los adolescentes se han visto involucrados en alguna situación de violencia entre iguales en la escuela, según datos de la Fundació FC Barcelona. Unos datos que evidencian que es un problema social de primer orden que, a pesar de todo, quizás no tiene el eco mediático que se merece. Estos días, sin embargo, se ha vuelto a reavivar el debate, porque hoy es el Día Internacional contra el Acoso Escolar y porque ha coincidido con los hechos en el Instituto Cassà, en Cassà de la Selva .

"No queremos culpables, queremos soluciones", han repetido esta tarde el medio centenar de manifestantes a las puertas del centro. Denuncian que hace años que hay estudiantes que sufren acoso escolar y que la dirección "no hace nada" para evitarlo. La gota que ha hecho colmar el vaso ha sido el caso de una alumna de 15 años, que el pasado jueves se intentó suicidar por la situación que vivía en el centro. El día siguiente su padrastro agredió al director del Instituto y acabó detenido. "No es justificable, pero nadie nos ha preguntado por nuestra versión, por qué pasó esto", lamenta al ARA su mujer, Jessica Zacarias.

Esta madre explica que el jueves a las 9.03 h de la mañana le llamaron del instituto para decirle que su hija, que hace 3.º de ESO, "había ingerido muchas pastillas y se había desplomado". Cuando ella llegó al Hospital Santa Caterina de Salt la niña estaba ingresada de gravedad, y denuncia que no había "ningún profesor ni el director" para explicarle qué había pasado. "Solo la ambulancia y los Mossos", dice. La menor estuvo ingresada hasta las 21 h.

El día siguiente por la mañana la chica, su madre y su padrastro fueron al instituto a recoger la mochila "y pedir explicaciones al centro". "Hace tres años que mi hija sufre humillaciones y burlas en el instituto, pero nadie ha hecho nada", dice Zacarias, que asegura que tanto el centro como la Inspección hacía meses que tenían constancia de la situación de la menor, que ya se había intentado suicidar ahora hace un año. Al entrar en el instituto, asegura que se encontraron al director. "Le preguntamos si podíamos hablar con él, y con una sonrisa y tono burlón nos dijo que ahora no tenía ganas de hablar. ¿No tenía ganas de hablar cuando una alumna había pasado más de 15 horas en una UCI? No es justo", ha lamentado. Fue entonces cuando el padrastro de la chica agredió al docente. La familia ha interpuesto una denuncia ante los Mossos d'Esquadra contra el centro educativo, la dirección y la tutora de la chica. Mientras tanto, el departamento de Educación ha explicado que la Unidad de Apoyo al Alumnado en Situación de Violencia (USAV), que desde hace un año centraliza todos los casos de violencias infantiles , está "estudiando el caso", pero no concreta si lo analiza desde este viernes o si ya estaban al corriente antes.

El impacto en el rendimiento escolar

En la manifestación ha tomado la palabra Raquel Tena, que ahora tiene 19 años, para explicar que el bullying es un "problema recurrente" en el centro desde hace "muchos años". "Si pasa algo, puedes hablar con la tutora, la jefa de estudios o directamente te dicen que llames a Ensenyament. Llamas a Ensenyament, pero de ahí no pasa. A estas alturas se tendría que encontrar una solución o al menos intentarlo", ha reclamado. Raquel ha explicado que tuvo que repetir un curso escolar por el acoso que sufrió. De hecho, este lunes se ha publicado un estudio que precisamente concluye que el bullying tiene un impacto negativo muy significativo en el rendimiento escolar.

Según el informe, de la Fundación Alternativas, un alumno acosado pierde entre 3 y 5 meses de clase en comparación con los alumnos de la misma edad que no son víctimas, cosa que equivale entre un 30 y un 50% menos de educación formal en la escuela. "El acoso se erige como un obstáculo más en el proceso de enseñanza, que puede generar un rendimiento académico más pobre y conducir al incremento de las tasas de absentismo escolar, fracaso escolar o abandono escolar prematuro". El mismo estudio también concluye que sufrir bullying puede provocar baja autoestima, depresión, ansiedad, miedo de ir a clase, dificultades de aprendizaje y, como habría pasado en el caso de la menor de Cassà, intentos de suicidio o suicidios consumados.

Hace casi un año una alumna de 15 años de Barcelona se suicidó y la familia siempre lo ha vinculado al sufrimiento que le provocaba el bullying que hacía años que sufría en la escuela. El departamento de Educación abrió un expediente a la escuela Pare Manyanet de Sant Andreu y también se ha personado como acusación popular en el caso. Este caso fue clave para que en el Parlament se haya aprobado recientemente la creación de un grupo de trabajo sobre acoso escolar.

stats