Sociedad 10/06/2021

Investigan la escuela Manyanet Sant Andreu a raíz del suicidio de una alumna de 15 años

La familia dice que la menor sufría 'bullying' desde hacía años y que la escuela lo sabía y no hizo nada para pararlo

4 min
La escuela Pare Manyanet de Santo Andreu, esta mañana.

BarcelonaSus padres no quieren que a ningún otro menor le pase lo mismo que a su hija. Se suicidó el 19 de mayo, de camino a la escuela donde estudiaba, el Manyanet Sant Andreu. Tenía 15 años. El día antes la notaron "un poco diferente" en casa: "Le preguntamos si estaba cansada y le dijimos que lo dejara un rato", explica al ARA su padre, que asegura que quiere saber "cuál ha sido el detonante" de la muerte de su única hija. La familia de la menor asegura que era víctima de bullying y que la escuela lo sabía y no hizo nada para pararlo. Por eso, a pesar de que no han interpuesto una denuncia formal, están aportando información a los Mossos d'Esquadra, que según la ACN están recogiendo y analizando todos los datos y trasladarán un oficio al juzgado que determinará la línea a seguir. Paralelamente, los padres han llevado el caso también al Síndic de Greuges, que lo trabaja ya "con absoluta confidencialidad". El ARA se ha puesto en contacto con la escuela y sus representantes legales pero no han hecho ninguna declaración sobre los hechos.

Entre los datos que se han puesto a disposición de los Mossos hay un e-mail que la familia encontró unos días después de la muerte de la niña en la aplicación Google Classroom –a la que en principio solo pueden acceder profesores y alumnos del centro con direcciones personales de la escuela–. En el asunto se podía leer "muerte" y en el cuerpo del texto "muere".

La familia de la menor (según el padre, una niña "tímida" y "muy aplicada") ha escrito una carta en la que explica cómo en varias ocasiones se pusieron en contacto con los responsables del centro –los directivos, los docentes e incluso la psicóloga– para denunciar la situación de su hija, que se arrastraba desde P5. "Creemos firmemente que la escuela, con su actitud, ha favorecido y sigue favoreciendo situaciones absolutamente recriminables y peligrosas para la salud mental y física de los alumnos. La actitud de la escuela ha sido la de esconder estos casos para no perjudicar el nombre de la escuela", asegura la carta. En la misiva, que se ha hecho llegar al Síndic de Greuges, los padres piden "celeridad" en la investigación, y añaden: "Nosotros ya no podemos hacer nada por nuestra querida hija, pero no podemos permitir que esto continúe".

Los hechos han salido a la luz después de los tuits del profesor universitario David Vidal Castells, que antes llevaba a sus hijos a esta escuela. Los cambió de centro, alarmado por "unos protocolos incompatibles con la protección y los derechos de los menores": "A mi hijo le hacían bullying y cuando lo fuimos a explicar a la dirección, el coordinador de ESO se rio ante toda la clase", afirma en declaraciones a este diario. "Se normalizan los acosos y se criminaliza a la gente que se queja, y esto genera un ambiente de toxicidad muy grande", asegura. Varios usuarios de Twitter han comentado los tuits de Vidal explicando experiencias similares en esta misma escuela.

El padre de la menor ha explicado al ARA que su hija "sacaba muy buenas notas". "El colegio presiona mucho por las notas, pero nosotros le decíamos que no se preocupara si sacaba un bien o un notable", dice. Lamenta que desde la escuela, a pesar de que sí fueron al tanatorio a dar el pésame a la familia, no se hayan vuelto a poner en contacto con los padres ni hayan hecho una nota pública de pésame. Este centro, que formalmente se llama Jesús, Maria i Josep pero que se conoce como Manyanet Sant Andreu, salió en los medios también a raíz del caso de un cura que tenía archivos pedófilos. Cuando un informático de la escuela lo descubrió y denunció el caso a los Mossos, el centro apartó al informático y amenazó con denunciarlo.

El 40% de los alumnos catalanes aseguran que han sufrido acoso escolar

El departamento de Educación asegura que no tenía conocimiento previo de que la chica estaba sufriendo una situación de acoso y ha asegurado que revisará todas las actuaciones que se hicieron. Según fuentes consultadas, la conselleria -a través de la nueva Unidad de Apoyo al Alumnado en situación de Violencia (USAV)- y el Consorcio de Educación "tomará las acciones necesarias".

Precisamente hace unos días que se ha puesto en marcha una aplicación web para denunciar casos de agresiones en la escuela. Después de la creación de la nueva unidad de apoyo a los alumnos en situación de violencia (USAV), que ha recibido 183 denuncias por violencias en el entorno escolar –la mayoría de casos de acoso entre compañeros– en solo dos meses, el departamento de Educación ha creado la nueva apli, que sirve para que cualquier persona pueda presentar una denuncia en la web, y después se haga el seguimiento para recoger información "lo antes posible". Todo ello se enmarca en el plan Escuelas Libres de Violencia, que pide acabar "con los silencios y la endogamia que favorecen los silencios" sobre estas violencias y hacen que casos como estos hayan quedado invisibilizadps o en un segundo plano.

Según una encuesta de Amalgama 7, una entidad que se dedica a la atención de adolescentes y sus familias, y la Fundació Portal, un tercio de los alumnos (28%) reconocen que al menos en una ocasión han ejercido acoso –físico o psicológico– contra un compañero de clase. El acoso escolar es una plaga social a la sombra que afirman haber sufrido el 40% de los alumnos catalanes.

Si necesitas ayuda, llama al 900 92 55 55

El Ayuntamiento de Barcelona, conjuntamente con la Fundació Ajuda i Esperança, puso en marcha en agosto de 2020 el Teléfono de Prevención del Suicidio. Este servicio da respuesta a aquellas llamadas en las que se presenta algún tipo de contenido suicida: ideaciones, crisis suicida, supervivientes de personas que han muerto por suicidio, así como cualquier otra experiencia cercana al suicidio. Si necesitas ayuda, puedes llamar al teléfono 900 92 55 55.

stats