Sociedad 04/12/2020

Sánchez prevé que a finales de primavera haya entre 15 y 20 millones de españoles vacunados

El 55% de españoles prefieren esperar a ver los efectos antes de vacunarse, según el CIS

Ot Serra / Mariona Ferrer I Fornells
3 min
El presidente del gobierno Español, Pedro Sánchez, ha presentado este viernes el plan de recuperación de la economia española en Comillas, Santander

MadrdPedro Sánchez prevé que en primavera se hayan vacunado entre 15 y 20 millones de personas, mientras aumenta el escepticismo de la sociedad hacia la vacuna contra el coronavirus. El presidente del Gobierno ha anunciado este viernes que la previsión del Ministerio de Sanidad es que los meses de mayo y junio se hayan vacunado entre un 32% y un 42,6% del total de la población. Antes, durante el primer trimestre, el planteamiento es que se vacune a ancianos en residencias y al personal sociosanitario que les cuida, así como a las personas discapacitadas, con un total de 2,5 millones de vacunas.

Las autoridades admiten que es un proceso voluntario, y si hace dos meses un 43,8% de los españoles respondieron que no se vacunarían inmediatamente, la encuesta que publica este viernes el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) marca que un 55,2 % de los españoles prefieren ver primero los efectos que tiene la vacuna. Un 32,5% estarían dispuestos a hacerlo ya, y un 8,4% no quieren vacunarse. Este dato llega en un momento en que el gobierno español ha acelerado el plan de vacunación estableciendo grupos prioritarios y fijando plazos: en enero comenzarían a vacunarse las personas en residencias y los profesionales que trabajan en ellas, y luego se ampliaría a los sanitarios que se encuentran en la primera línea de fuego y a las personas dependientes.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, explicó que una pata importante de la estrategia de vacunación era la comunicación y concienciación de la ciudadanía para que confiara en la efectividad de las vacunas. Una tarea que se haría desde las instituciones, pero a la cual también se daba un rol relevante a los profesionales sanitarios. En este sentido, el CIS pregunta a aquellas personas que preferirían esperar o que no se vacunarían nunca si cambiarían de opinión en caso de que su médico lo recomendara dado su historial clínico o por el riesgo de contagiar a una persona cercana. Un 59,6% de los escépticos se vacunarían inmediatamente y, a pesar de la advertencia, un 26,2% no lo harían.

Rechazo a un nuevo confinamiento domiciliario

Este estudio del CIS es la segunda oleada del barómetro que ya se avanzó hace un mes, relacionado con las consecuencias del coronavirus. En la primera se revelaba que un 60% de los españoles empeoraba su valoración del gobierno de Pedro Sánchez a raíz de la gestión de la pandemia. Aún así, el 57,2% de los encuestados avalan la aplicación del estado de alarma durante seis meses. A las puertas de las fiestas de Navidad, la gran mayoría de la población rechaza un hipotético nuevo confinamiento domiciliario: un 63,1%, por un 27% que cree que sí se tendría que aplicar.

De este modo, la ciudadanía no quiere volver a la situación de la primavera pero es consciente de que, para que las medidas actuales se cumplan, es necesario que haya sanciones y multas (78,4%). En cambio, un 16% creen que basta con confiar en que las personas acatan de manera voluntaria. La proporción es similar en relación a la creencia de que una vez comenzó la desescalada, mucha gente empezó a saltarse las normas (80,3%). Con todo, hay división respecto a si hay que endurecer las sanciones a las personas que incumplen las normas: un 38,7% creen que sí, un 33% dicen que no es necesario y un 21,6% consideran que es suficiente confiar en que la ciudadanía cumplirá.

Según el CIS, la percepción general es que los jóvenes han sido el colectivo más indisciplinado durante la pandemia. Así lo creen un 62,4% de los consultados. En el otro extremo de las franjas de edad, las personas mayores son las que más sufrimiento provocan a las personas encuestadas. Para un 36,8% el principal motivo de preocupación es que enfermen o mueran y es el segundo motivo para un 19,5%. El aislamiento y la soledad es la principal preocupación para un 23,6% y la segunda para un 21,7%.

stats