Medio ambiente
Sociedad 24/12/2021

La ley española de residuos prevé que los restaurantes ofrezcan agua del grifo de manera gratuita

La normativa llega al Senado con la desaparición del canon catalán

3 min
Planta de reciclaje de plastic del Centro  de Tratamiento de Residuos Municipales de Gava

MADRIDLos bares y los restaurantes de España tendrán que ofrecer agua del grifo de manera gratuita si así lo piden los clientes. Este cambio normativo se recoge en la ley estatal de residuos y suelos contaminantes, que llegará al Senado la semana que viene, después de que este jueves el dictamen lo haya aprobado la mayoría de la cámara baja, en particular gracias a la abstención del PP. En concreto, esta medida de carácter ambiental obligará a los establecimientos de la hostelería y la restauración a ofrecer a los clientes la posibilidad de consumir agua no envasada de manera gratuita. De hecho, la opción tendrá que ser complementaria a la oferta de agua embotellada que pueda hacer el establecimiento.

Hasta ahora solo algunas comunidades autónomas tenían regulada esta opción: las Baleares, Navarra o Andalucía. De hecho, esto no es una anomalía en la mayoría de países europeos. Hasta ahora, sin embargo, España no había hecho los deberes en este sentido porque no había transpuesto la normativa comunitaria europea en materia de residuos y gestión de los plásticos desechables, y por eso el ejecutivo se ha apresurado ahora a sacar adelante esta legislación. Además, España destaca por ser uno de los países con una de las tasas de reciclaje más bajas, un 36% de media, mientras que el objetivo en el horizonte es situarse en el 55% en 2025.

Pero el del agua no es el único cambio que incluye la ley. Se añade una batería de medidas ambientales, como por ejemplo el impulso de la recogida selectiva de las botellas y de los residuos orgánicos, y otros cambios más conflictivos, como aplicar un impuesto estatal a la fabricación y adquisición de plásticos no reutilizables: un punto en el qu ela norma española colisiona directamente con el canon de residuos catalán.

Cambios fiscales

El hecho es que la normativa estatal llegará al Senado sin ningún cambio en su redactado en cuanto a los tributos ambientales que recoge. Esto quiere decir que, hoy por hoy, lo que se conoce como canon de residuos en Catalunya –que fija que por cada tonelada de residuos que un ayuntamiento catalán lleva directamente al vertedero o a la incineradora tiene que pagar una tasa– quedaría sin efectos. “Hemos tenido contactos hasta el último momento y todavía no cerramos la puerta a poderlo mantener”, explican fuentes de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso. El dictamen de la normativa se ha aprobado este jueves en la cámara baja española gracias a la abstención del Partido Popular, mientras que ERC, JuntsxCat, el PDECat y la CUP han votado en contra.

En concreto, lo que prevé la normativa estatal –inspirada precisamente en la ley catalana– es la instauración homogeneizada a escala estatal de una tasa o canon estatal mínimo de residuos para penalizar el tratamiento en el vertedero o incineradora. Para los partidos catalanes que votaron en contra esto se traduce en una “recentralización” del gobierno español, porque quita capacidad a la Generalitat de gobernar de manera más efectiva en un ámbito como los residuos, que son competencia autonómica. “Es un precedente peligroso. Ahora es el impuesto de los residuos, pero mañana puede ser el canon del agua, y son más de 400 millones”, explica la diputada de JxCat Pilar Calvo, que añade que lo que pedirán es una modificación de la ley que regula los tributos autonómicos para que se añada este como tributo propio de las comunidades. 

stats