Sociedad 05/01/2021

Los Reyes Magos: "Seguid teniendo coraje, todo pasará y llegarán días alegres"

La pandemia no ha impedido el recibimiento de Sus Majestades en el espacio mágico del Fòrum de Barcelona

Ara
5 min
Els Reis d'Orient arriben a Barcelona

Barcelona / GironaLa excepcionalidad dictada por el covid-19 no ha frenado la llegada de los Reyes Magos como cada 5 de enero. Han llegado a Barcelona por mar y a bordo del pailebote Santa Eulàlia. Este año, eso sí, han faltado los gritos y los aplausos de los niños que se congregan para saludarlos y no ha habido la tradicional Cabalgata guiando el camino y pequeños y mayores recogiendo caramelos a chorros. El recibimiento oficial se ha trasladado al gran espacio mágico del Fòrum y ha sido seguida –con la misma ilusión, eso seguro– gracias a la retransmisión televisiva en directo de los parlamentos y un espectáculo posterior.

Cada uno de los tres Reyes ha entregado a la capital catalana tres objetos "a través de la alcaldesa", Ada Colau: Melchor ha dado una semilla, Baltasar una pluma de pájaro del paraíso como símbolo del medio ambiente y Gaspar un mineral, además de reivindicar la ciencia, el conocimiento y la cultura como motores de la sociedad. "Los regalos son símbolos que os ayudarán a vivir en estos tiempos inciertos", ha dicho en nombre de los tres Reyes Melchor, que también ha lanzado un mensaje de esperanza: "Seguíd teniendo coraje, todo pasará y llegarán días alegres".

En la misma línea, Colau, que les ha entregado la llave mágica de la ciudad que abre todas las puertas, ha hecho un llamamiento a “cuidar de nuestro planeta”. También ha tenido un recuerdo para todos los niños, que durante esta pandemia “han hecho caso de todas las instrucciones y se han portado muy bien”, y les ha prometido hacer de Barcelona una ciudad “más jugable y amable”. Todo el mundo ha aplaudido cuando ha recordado a “todas las personas queridas" que hemos perdido y ha agradecido, todavía con más motivo, que, a pesar de la situación de pandemia, los Reyes Magos no hayan fallado a los niños.

Un recibimiento marcado por el covid y el frío

Los 350 afortunados que han podido ver presencialmente la llegada de los Reyes Magos en el Fòrum de Barcelona han hecho cola en fila india y han mantenido la distancia en todo momento. Han empezado a entrar en el recinto de manera ordenada y se han sentado en las respectivas sillas separadas por burbujas familiares. El espectáculo ha empezado con unos pajes que descargaban regalos del barco al ritmo de la música y el movimiento de una especie de palmeras doradas y platejades. “Yo prefiero la Cabalgata, pero el espectáculo me ha gustado mucho”, asegura Bruna (9 años), que espera que este año los Reyes le traigan un dron y un Lego.

Tampoco se ha visto casi ningún fanalillo, a pesar de que Martí, de 7 años, por ejemplo, asegura que ha hecho uno y que otros años sí lo ha lucido. “Me ha gustado mucho porque hemos podido ver a los tres Reyes de muy cerca y los he podido saludar”, explica Íngrid, de 9 años. Su hermana Berta, de un año menos, no se aguantaba de frío, y eso que, entre bufanda, gorra y mascarilla, casi no se la veía. De hecho, todos los niños a los que paraba este periodista se quejaban de lo mismo: “Mama, venga, vamos, ¡que hace mucho frío!”

El espectáculo posterior ha ofrecido a los niños la posibilidad de cotillear, por primera vez, cómo se deja todo listo para que los juguetes lleguen puntuales a las casas. Esta ha sido la alternativa a las carrozas en movimiento: un show fijo y retransmitido por televisión que ha permitido garantizar que se cumplan todas las medidas sanitarias.

Más de 40.000 visitantes al campamento real

De hecho, durante estos días previos a la llegada de los Reyes miles de niños ya han visitado de manera presencial el campamento real instalado en el Fòrum. Así lo ha explicado el teniente de alcaldía de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad del Ayuntamiento, Joan Subirats, que ha dicho que están "muy contentos" de su funcionamiento y de los hasta 40.000 visitantes que han pasado por el enclave real. Según Subirats, ha habido "un respeto muy alto" a las reservas hechas, con un absentismo del 12%. El teniente de alcaldía ha celebrado que la iniciativa, que ha sido una alternativa en la tradicional Cabalgata de Reyes, "ha cumplido las expectativas".

En cuanto a las medidas contra el covid, Subirats ha defendido que la elección del espacio ha sido "un acierto" porque es aireado y amplio y no ha provocado acumulaciones de gente. En esta línea, la directora artística de la Cabalgata, Marta Almirall, ha dicho que la celebración de este año ha sido "diferente y respetuosa" con la situación actual, pero ha remarcado que se ha mantenido "la magia y la intensidad de siempre".

Un recibimiento diferente en toda Catalunya

En el resto de Catalunya, el recibimiento de los Reyes Magos también se ha tenido que reinventar para adaptarse a las medidas anticovid. Las cabalgatas tradicionales se han sustituido por campamentos reales fijos y se han repartido en todos los municipio en espacios diáfanos. Así lo han hecho varias ciudades de las comarcas de Girona como, por ejemplo, Figueres, Blanes, Olot, Ripoll o Platja d'Aro.

En cambio, otras poblaciones han optado por propuestas diferentes. En Sant Feliu de Guíxols los Reyes han encontrado el camino gracias a un espectáculo de luces realizados con drones; o en Roses han aprovechado el escenario histórico de la Ciutadella para ofrecer un recorrido mágico de la mano de diferentes protagonistas de la cabalgata. Y en pueblos pequeños como Sant Jordi Desvalls los Reyes han ido parando por las diferentes calles para que se pudieran acercar los niños.

En Girona se ha podido seguir la llegada de los Reyes Magos a través de Televisió de Girona, a partir de las ocho de la tarde. A las nueve menos cuarto Sus Majestades han hecho un llamamiento a todos los niños y niñas a salir a los balcones y ventanas y los animan a lucir los farolillos que deben guiar el camino a Baltasar, Melción y Gaspar para que esta noche llegasen a todas las casas.

stats