Sociedad  /  Medio Ambiente 02/02/2022

El puerto de Barcelona, entre los 10 más contaminantes de Europa

España es el segundo país de Europa con las actividades portuarias con más emisiones

N.V.
2 min
Terminal de contenedores del puerto de Barcelona.

BarcelonaLos puertos españoles son los responsables prácticamente de 14 millones de toneladas de emisiones de carbono, uno de los gases que contribuyen al tan conocido efecto invernadero y al sobrecalentamiento global del planeta. Y el de Barcelona es uno de los que se sitúan más alto en el podio. Así lo indica un estudio de la organización Transport & Environment (T&E) que ha analizado la actividad de estas infraestructuras en el ámbito medioambiental. El informe señala que tres de los diez puertos europeos con más emisiones están en España: son los de Algeciras, Barcelona y Valencia. De hecho, España ya se sitúa como el segundo país de Europa con peores datos de emisiones en actividad portuaria, es decir, durante la carga, la descarga y el repostaje de los barcos.

Así, Algeciras, Barcelona y Valencia acompañan a otros puertos como el de Rotterdam, Hamburgo o El Pireo en el ranking de las diez infraestructuras portuarias más contaminantes del continente. Algeciras ocupa el cuarto lugar como puerto más contaminante en Europa, Barcelona es el quinto y Valencia el séptimo. Por este motivo, T&E ha hecho un llamamiento a los puertos del Estado para que se unan "a los esfuerzos que está desplegando el conjunto de la Unión Europea para reducir el impacto climático del transporte marítimo".

El estudio llevado a cabo por esta organización cuantifica las emisiones asociadas a toda la cadena de suministro marítima, además de las emisiones de los mismos barcos cuando están atracados. La conclusión principal es que el aumento de actividad –después de los momentos más duros de la crisis sanitaria por el covid– ha acelerado estas emisiones, pero lo cierto es que los expertos ya habían advertido de que antes de la pandemia, entre 2012 y 2019, los volúmenes de carga en el puerto de Barcelona ya se habían multiplicado por dos.

El responsable de transporte marítimo sostenible de la organización, Jacob Armstrong, asegura que "el sector está haciendo el agosto en estos momentos". "Los puertos están en el centro de todo y su impacto climático es enorme". Armstrong lamenta que en lugar de apoyar propuestas más limpias, como la electrificación integral de los puertos y el uso de combustibles verdes, "los puertos obstaculizan los esfuerzos por hacer que el sector sea más respetuoso con el medio ambiente". También critican que el sector portuario se haya unido a la demanda del World Shipping Council –un grupo de presión mundial de las empresas de carga de contenedores– de reducir el ámbito de aplicación de las propuestas de la Comisión Europea. Las empresas argumentan, en cambio, que con tantas medidas los barcos podrían acabar descargando en puertos de países cercanos para ahorrarse los impuestos.

Actualmente, el Parlamento y el Consejo Europeo están debatiendo la legislación comunitaria sobre infraestructuras verdes. Está previsto que en la segunda mitad del año ya se haya redactado un texto definitivo.

stats