Consumo
Sociedad 28/10/2021

El ministerio de Consumo prohibirá la publicidad de dulces y bebidas calóricas para niños

La normativa afectará a la televisión, la radio, las redes sociales, las webs, las aplis, el cine y los medios impresos

ARA
3 min
Una niña comiendo un helado en Barcelona

BarcelonaLa publicidad de dulces y bebidas azucaradas tiene los días contados. El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha anunciado este jueves la prohibición de la publicidad dirigida al público infantil de estos productos ricos en azúcares y grasas y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera nocivos.

En concreto, se prohíbe la publicidad de dulces, galletas, helados y bebidas calóricas, entre otros, dirigida a menores de 16 años. Mediante un real decreto, que se empezará a aplicar el año que viene, se prohibirán los anuncios en televisión, medios de comunicación en general y en redes sociales. Según Garzón, el sistema de autoregulación que llevaba vigente desde 2005 se ha mostrado "insuficiente", puesto que los datos de sobrepeso y obesidad entre los menores no han disminuido y la publicidad de este tipo de productos es una de las causas. "Los menores son persones consumidoras vulnerables y tenemos la obligación de protegerlos ante la publicidad", ha señalado el ministro. España sigue así los pasos de países como el Reino Unido, Portugal o Noruega.

Garzón ha hecho el anuncio este jueves en Barcelona después de reunirse con la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, que también ha anunciado que el Ayuntamiento tomará medidas para combatir la sobreexposición de los menores a la publicidad de estos productos: se regulará la presencia de publicidad de alimentos y bebidas perjudiciales para la salud en el espacio público y se reforzará la presencia de productos saludables en los caterings y máquinas expendedoras de las equipaciones municipales.

Obesidad infantil, una epidemia global

La medida se ha tomado para combatir la obesidad infantil, una epidemia global. Se calcula que dos de cada seis menores de entre 8 y 16 años en el Estado tienen sobrepeso o sufren obesidad: un 20,7% de los niños y adolescentes presentan un índice de masa corporal superior al considerado normal y un 14,2% tiene unos niveles de grasa excesivos, según un estudio de la Fundación Gasol. En la misma línea, un estudio de la Agencia Española de Nutrición y Seguridad Alimentaria refleja que un 40,6% de los niños y niñas de entre 6 y 9 años tiene exceso de peso (el 23,3% tiene sobrepeso y el 17,3%, obesidad). Así mismo, destaca que los progenitores de los niños con exceso de peso no perciben el problema. En cuanto a la calidad de la alimentación, el informe concluye que la gran mayoría de los escolares (un 76,2%) la tiene que mejorar. Si bien el consumo de fruta ha mejorado, solo un 20,1% de los escolares la consume habitualmente en el almuerzo mientras que productos como galletas, pasteles, bollería, batidos o golosinas se consumen cuatro o más veces por semana.

Los hábitos poco saludables –mala alimentación, poco ejercicio físico y pocas horas de sueño– causan sobrepreso entre los más jóvenes y esto se traduce también en problemas de salud en la edad adulta.

Para aplicar la normativa se tendrá en cuenta los perfiles nutricionales establecidos por la OMS. De este modo, la normativa afecta a cinco categorías de productos que no podrán publicitarse a menores independientemente de su contenido nutricional. Se trata de productos de confitería de chocolate y azúcar, barritas energéticas y coberturas de dulces y postres. Tampoco se podrán anunciar los pasteles, las galletas dulces y otros productos de pastelería, así como los helados. En cuanto a las bebidas, se prohíbe la publicidad de zumos y bebidas energéticas. Para el resto de categorías de productos, se establece un límite de contenido de nutrientes por cada 100 gramos. Es decir, se podrán anunciar si las grasas totales y saturadas, el azúcar total y añadido y los niveles de sal se mantienen por debajo de los límites establecidos para cada producto.

stats