Sociedad 25/04/2021

El Procicat estudia "suavizar" el toque de queda y que los restaurantes puedan servir cenas en las terrazas

Se amplían los espacios para vacunar a las personas de 70 a 79 años, la mitad de las cuales ya tiene al menos una dosis

Ara
3 min
Barcelona, vacía durante la noche debido al toque de queda
Disponible en:

BarcelonaSemana clave hacia el control de la pandemia en Catalunya. A partir de este lunes el departamento de Salut ampliará los puntos de administración de la vacuna de Pfizer, porque además de los centros de atención primaria (CAP) también se vacunará a las personas de entre 70 y 79 años en los espacios donde ya se administran vacunas de otras farmacéuticas. La mitad de personas comprendidas en esta franja de edad ya tienen la primera dosis contra el covid-19. En términos absolutos, el 22% de la población de Catalunya ha recibido una inyección de la vacuna y el 8,4% tiene la pauta completa y está inmunizada. Los equipos de vacunación han administrado en Catalunya un total de 2.349.853 dosis de vacunas, de las cuales ayer solamente se inocularon 5.186, frente a las 50.345 dosis que se habían puesto el día anterior.

La ampliación de espacios de vacunación no es la única novedad en materia de covid-19: este lunes también entra en vigor el levantamiento del confinamiento comarcal. El Procicat ya estudia levantar otras restricciones. Según ha explicado el conseller de Interior en funciones, Miquel Sàmper, en una entrevista al 3/24, se está mirando permitir a los restaurantes servir cenas primero en las terrazas y después en el interior.

Además, Sàmper ha abierto la puerta "a suavizar" el confinamiento nocturno antes de que se acabe la vigencia del estado de alarma, el 9 de mayo, puesto que ahora mismo la Generalitat ha optado por la opción más restrictiva y hay "margen" para cambiarlo a las 23 h, por ejemplo. Sàmper también ha dicho que el Govern trabaja en una desescalada asimétrica que puede incluir medidas más duras para territorios como Lleida, que tienen unos índices de contagios de covid-19 más altos, y más relajadas para regiones como las Terres de l'Ebre. Según el conseller, la situación actual "no tiene nada que ver ni con la primera, ni con la segunda, ni con la tercera oleada", y ha añadido que el "paradigma de abrir y cerrar" no tendría que repetirse. Por lo tanto, ha descartado volver a escenarios restrictivos muy severos en Ponent, donde aun así la situación epidemiológica "preocupa". "No nos ponemos nerviosos. Aunque sean medidas asimétricas, Lleida tampoco sufrirá lo que sufrió hace unos meses", ha explicado.

De hecho, cuando caiga el estado de alarma, el Govern tendrá que pasar por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) las restricciones que quiera aplicar. Es por eso que los indicadores de la pandemia serán clave a la hora de argumentar las medidas ante los jueces y las medidas difícilmente podrán ser iguales en todo el país. Es lo mismo que se vivió en el periodo entre el 21 de junio del año pasado –cuando acabó el primer estado de alarma– y el octubre, porque durante aquellos meses también se tenían que llevar las restricciones a la justicia.

Dos fiestas ilegales multitudinarias en Barcelona en una noche

A pesar de esto, hay personas que se han avanzado al levantamiento de las restricciones: la Guardia Urbana de Barcelona desmanteló este sábado por la tarde una fiesta ilegal con unas 200 personas en un local de la zona comercial del Born y denunció al responsable del establecimiento. Además, la GUB también ha pillado esta madrugada de domingo a 52 personas en una celebración dentro de un parking en el paseo Valldaura, en el distrito de Nou Barris. La policía ha recibido el aviso alrededor de la una de la madrugada y el medio centenar de participantes han sido denunciados por no respetar las restricciones contra el covid-19. Ya viernes por la noche, la Guardia Urbana desalojó a unas 300 personas que estaban en la plaza Terenci Moix, en el Raval, y denunció a 216, a pesar de que sin hacer ninguna detención.

A todo esto, la mejora de los datos de la transmisión de los virus se ha estancado un poco en las últimas horas y, aunque bajan los nuevos casos confirmados –1.581 ante los 2.075 de sábado–, ha habido un leve repunte de hospitalizaciones y de pacientes en las UCI, que ya son 502, 10 más que ayer. La velocidad de propagación del virus (se conoce como Rt) sigue la tendencia a la alza de ayer y se sitúa en 0,99, lo que indica que cada 100 infectados contagian a una media de 99 personas. El riesgo de rebrote, que mide el crecimiento potencial de la epidemia, aumenta un punto y se sitúa en 280, y la incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes en 14 días (IA14) baja a 283 casos, 3 menos que en el día anterior.

stats