Sociedad 21/02/2021

Sàmper dice que "hay voluntad compartida de mejora" en las actuaciones de los Mossos

El 'conseller' traslada a los sindicatos la voluntad de que se debata la revisión del sistema de orden público

Nuria García Estella
4 min
Los Mossos d'Esquadra, actuando durante la manifestación por el encarcelamiento de Pablo Hasél en Barcelona
Disponible en:

Reunión "positiva, franca y sincera" la que han tenido este domingo el conseller de Interior y los mandos de los Mossos y los nueve sindicatos del cuerpo, que habían pedido el encuentro para dejar constancia de hasta qué punto los agentes se sienten abandonados por el equipo político que dirige Miquel Sàmper.

Terminada la reunión, que duró unas dos horas, Sàmper ha hecho una comparecencia sin preguntas, donde aseguró que ambas partes comparten la voluntad de mejora de las actuaciones de los Mossos, de nuevo cuestionadas a raíz de la semana de manifestaciones a favor de Pablo Hasél así como la preocupación por la existencia de una "violencia extrema".

El conseller ha explicado que los sindicatos le han hecho llegar el malestar por sus palabras del miércoles, en la que apuntó a la reforma policial y les ha insistido que se refería a "una revisión del modelo de seguridad pública" pero que en todo caso su voluntad es sacar al cuerpo del debate político.

El encuentro ha servido para acercar posiciones y rehacer los puentes rotos después de una semana en que los Mossos han recibido críticas y reproches, incluso por parte de JxCAT, la formación del mismo conseller, y de ERC, el otro socio de gobierno, y se han sentido abandonados y cuestionados.

Horas antes de la reunión, solicitada de manera urgente por los sindicatos, Miquel Sàmper ya había afirmado que la reforma del modelo de orden público se llevará al Parlament y, según ha dicho, ha encontrado una buena sintonía con los Mossos, que entienden que la policía "debe ejercer lo que quiere el entorno" y ahora habrá 82 diputados (independentistas y comunes) que quieren abrir el debate para abordar los cambios. "Este debate es posible y es necesario", indicó Sàmper en la comparecencia.

Una actuación polémica

En declaraciones a RAC1 el conseller se ha referido al polémico encapsulamiento de los manifestantes por parte de la policía catalana en la calle Gran de Gràcia. “Lo que me comentan es que presuntamente se estaba intentando lo que pasaba en passeig de Gràcia, actos de vandalismo y pillaje, y les intentaron dispersar. Había cuatro o cinco furgonetas de la Brimo, se les presionó para que siguieran subiendo y parece ser que se pararon. No tengo más información pero durante un minuto hubo uso de la fuerza. Lo que sí que he preguntado y me han dicho es que no hubo ningún lesionado", ha apuntado Sàmper, que ha sido claro cuando ha dicho que este tipo de imágenes "nunca gustan".

Sin embargo, desde Sanitaris per la República desmienten las palabras de Sàmper y aseguran que la actuación policial sí que dejó heridos por golpes de porra y balas de foam. Desde el centro Irídia ya se denunció ayer mismo que se puso en peligro los manifestantes porque los agentes les acorralaron y provocaron carrerillas innecesarias.

"Quiero destacar la evolución de la gente que empezó estas manifestaciones hacia el vandalismo y el pillaje. Esta gente que había en Gran de Gràcia fue gente que venía de estos últimos hechos, no de una manifestación. Tenían una calle para seguir adelante, creo que a la derecha, y parece ser que se pararon. Pero estas imágenes no me gustan, claro que no me gustan", ha añadido.

Miquel Sàmper, 'conseller' de Interior, durante la entrevista en RAC1

El conseller de Interior ha dicho que no puede "estar satisfecho" de ninguna intervención cuando han pasado "cosas feas". "No estoy contento porque estamos en una semana horrible en cuanto a violencia, porque hay una chica herida de gravedad que hasta martes tenía una vida y ahora tiene otra. Tenemos que seguir con la investigación que abrimos cuando se supo de esta lesión, hacerlo de forma rápida y transparente. Cuando esté cerrada, esta chica tendrá a su alcance toda la información".

"Me quedé muy solo"

"Esta semana hemos pasado de confundir el ejercicio de estos derechos fundamentales, legítimos, con el ejercicio de delitos. Es bueno situar el relato en la sociedad, porque no hemos confundir una cosa con la otra. Lo que hemos vivido esta semana no es derecho de manifestación. Ir así a una comisaría de los Mossos d'Esquadra, o a cualquier otra institución de la Generalitat, es una cosa que no se había visto nunca. Tenemos que reconvertir todo esto hacia manifestaciones pacíficas. No he sido capaz de conseguirlo, lo dije miércoles, jueves, viernes… Esto ha degenerado hacia la idea que en las manifestaciones se puede hacer todo", ha apuntado Sàmper, que ha indicado que cree que se quedó "muy solo".

"Ha habido ciertas conductas no recriminatorias sobre como se estaban ejerciendo estos derechos estos días", ha añadido el conseller de Interior, que ha hecho un análisis: "La situación no es fácil. Venimos de tres años a nivel social en Catalunya complicados, con presos políticos y exiliados, con la crisis económica, la pandemia… Es evidente que tenemos un sector de gente muy joven que han vivido toda su vida en una crisis económica increíble o bien con la pandemia. Tenemos un problema social muy importante".

38 detenidos en la quinta jornada de protestas

En la última protesta en apoyo a Pablo Hasél, de ayer sábado, en la que en la capital catalana se produjeron pillajes a comercios y vandalismo en la vía pública, la policía detuvo a 38 personas: 35 en Barcelona, dos en Tarragona y una en Lleida. De estos detenidos, 16 eran menores: 13 en Barcelona y todos los arrestados en Tarragona y Lleida.

stats