Sociedad 17/11/2021

Los virus respiratorios ya conviven con el covid, pero la gripe todavía no hace mella

La atención primaria hace ahora más pruebas a enfermos con síntomas gripales

3 min
La CABEZA de Manso en una imagen de archivo

BarcelonaA todo el mundo que se visita en un centro de atención primaria (CAP) con dolor de cabeza, fiebre, mocos y tos se le hace una prueba para confirmar o descartar si es uno de los miles de casos de covid que se detectan cada semana en Catalunya. Y a pesar de que semanalmente los ambulatorios hacen más de 31.000 consultas por síntomas compatibles con el SARS-CoV-2, solo el 6% de los test revelan una infección activa por este patógeno. En otros muchos casos los causantes son el metapneumovirus, el rinovirus o el virus de la influenza, que provocan los llamados genéricamente como cuadros gripales. En el caso de los niños, el virus respiratorio sincitial (VRS), que provoca la bronquiolitis , hace semanas que circula y cumple con el calendario –los grandes picos se esperan entre los meses de noviembre y marzo.

“En la primaria empezamos a ver un aumento de positivos de covid que, de momento, no nos resulta alarmante, sobre todo porque ya lo preveíamos viendo lo que pasa en el resto de Europa”, explica el vicepresidente de la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFiC), Jordi Mestres, que también atribuye el repunte al hecho de que casi no haya restricciones vigentes en el país que puedan frenar la transmisión del virus. Y esta menor vigilancia ante el covid también ha hecho repuntar otras enfermedades de origen viral que se transmiten de manera similar y que empiezan a aumentar la actividad en los CAP un poco antes de lo esperado. “Esto aumenta nuestra carga de trabajo, porque asumimos que todos los pacientes que llegan tienen covi, pero lo tenemos que confirmar y hacemos muchas más pruebas. Veremos cómo nos trastorna todo esto”, advierte Mestres. 

La última semana, en Catalunya, se han hecho 56.788 pruebas de antígenos, un 27% más que la semana anterior, y 111.094 PCR, un 22% más, pero los positivos de covid solo han aumentado un 0,90%. Los virus respiratorios han vuelto a las consultas comunitarias después de veinte meses de desaparición forzada por el covid. Sin embargo, todavía no impactan de manera generalizada en los hospitales. Tampoco lo hace la gripe, la incidencia de la cual todavía se mantiene a niveles muy bajos. De hecho, los expertos consultados no esperan que la epidemia de la gripe pueda estallar hasta mediados de diciembre, cuando haga más frío. 

El jefe de sección del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital del Mar, Robert Güerri, admitía el lunes “preocupación” por el hecho de que el aumento de casos de covid coincidiera con la temporada de la gripe, aduciendo que sería un escenario malo para los hospitales en términos de ingresos y mortalidad. El director de pediatría de la Hospital Trias i Pujol de Badalona, Carlos Rodrigo, que es experto en enfermedades infecciosas y en inmunología clínica y miembro de varios comités asesores de la Generalitat, cree que donde puede haber “momentos complicados” es en la primaria, que tendrá que destinar mucho tiempo a hacer cribajes para descartar que los enfermos son de covid, y en las urgencias hospitalarias, como es habitual. 

Hasta la eclosión de la pandemia, no se hacían pruebas de manera protocolaria a todas las personas que llegaban a un centro sanitario para saber qué virus había detrás de sus síntomas. En adultos se daba por hecho que sufrían gripe o un cuadro gripal, entendido como el conjunto de virus que causan síntomas similares. Rodrigo recuerda al ARA que históricamente el otoño y el invierno son las épocas de más impacto de los virus respiratorios y argumenta que la posible convivencia no tendría que suponer una conmoción para los servicios sanitarios si la población mantiene la precaución. “Todos se transmiten de manera similar y, si la gente se protege contra el covid, también se protegerá contra el resto de virus”, resume.

stats