Barça
Deportes  /  Barça 10/08/2022

Punto de no regreso con Umtiti: la fórmula que el Barça ha pactado para despacharlo

Pese a activar una cuarta palanca, el club quiere completar la operación salida para inscribir los fichajes

4 min
Samuel Umtiti seguirá al Barça

BarcelonaLa presentación de la plantilla del Barça en el Trofeo Joan Gamper despertó ilusión en su contundente victoria contra el débil Pumas mexicano . Después de un final de temporada tan decepcionante como apático el curso pasado, los fichajes de nivel vuelven a acercar al Barça a la grandeza o, cuanto menos, al hecho de volverse a sentir un club de primer nivel gracias a lo que están transmitiendo las caras nuevas que han llegado este verano. Pero para poder disfrutar de Lewandowski, Raphinha, Koundé y compañía (también de los refichados Dembélé y Sergi Roberto), no basta con la activación de una cuarta palanca –la venta del 24,5% de Barça Studios al fondo GDA Luma por 100 millones de euros, según ha adelantado SER Catalunya–, sino que también hay que completar la operación salida, el verdadero talón de Aquiles al cual los gestores azulgranas, con el director de fútbol Mateu Alemany al frente, se tienen que enfrentar en cada ventana de mercado.

La última operación que ha cerrado la cúpula deportiva en este sentido es la marcha, con la carta de libertad, del portero brasileño Neto, que jugará a en las filas del Bournemouth de la Premier League inglesa. De este modo, el club ha ido resolviendo carpetas que implican la marcha de los jugadores descartados por Xavi Hernández. Pero en esta lista de futbolistas que no cuentan para el entrenador azulgrana todavía quedan dos casos de difícil solución, como son el de Martin Braithwaite, cómodo en Barcelona a pesar de su presencia residual de minutos bajo las órdenes del técnico egarense y que hasta ahora no ha mostrado ninguna intención de interrumpir su contrato (válido hasta junio del 2024), y el de Samuel Umtiti. "Hemos ofrecido cartas de libertad, pero no las quieren", puntualizan fuentes del club al ARA.

El delantero danés recibió un silbido a guisa de sentencia del Camp Nou este domingo cuando por megafonía sonó su nombre durante la presentación del equipo. Un mal trance que se ahorró el central francés, ausente después de que el año pasado ya recibiera silbatos en el Gamper, entonces en el estadio Johan Cruyff. Umtiti ya tiene claro que se tendrá que buscar un equipo, un patrón que se repite desde hace tiempo, puesto que el Barça lleva más de dos años intentando sacárselo de encima sin éxito.

A grandes rasgos, hay dos motivos que han evitado que el defensor encontrara una solución a su ostracismo en el Camp Nou. Uno es su estado físico, condicionado por la lesión crónica en la rodilla izquierda que sufre desde justo después del Mundial del 2018, que ganó con Francia. Y el otro, el desproporcionado contrato que firmó antes de caer en desgracia, un acuerdo hasta el 2023 que lo convertía en uno de los mejor pagados del equipo. La mezcla de estos dos factores no permitía explorar opciones reales de salida para Umtiti. Ahora, sin embargo, hay un matiz importante que juega a favor del Barça: la renovación que firmó en enero hasta el 2026, una medida 100% económica para generar fair play y poder inscribir a Ferran Torres.

Con este acuerdo, el central renunciaba a un 10% del sueldo base y difería una serie de cantidades a cambio de un contrato más largo y de una opción de carta de libertad a partir del 2023. Mientras tanto, el club espaciaba pagos y sobre todo podía ofrecer el jugador a otros equipos sin que se asustaran tanto con su salario. "La suma de los cuatro años del nuevo contrato es inferior a lo que se le debía de entre diferimientos y el año de salario que le quedaba por percibir", defienden al ARA desde el club.

La fórmula pactada

Con todo, Xavi no cuenta para nada con Umtiti y, a pesar de varios intentos frustrados de colocarlo en Francia o Italia, el Barça no tira la toalla y ha pactado una fórmula con el jugador para afrontar su salida, que muy probablemente no se cerrará hasta el final del mercado. Ante la dificultad para acordar un finiquito con el francés y rescindir su contrato –hacerlo de forma unilateral no generaría fair play y sí un nuevo dolor de cabeza judicial al club –, según la entidad azulgrana se ha pactado con Umtiti que se le abonará la diferencia económica que deje de percibir respecto a las nuevas condiciones que pueda firmar con su nuevo club. El francés seguirá costando dinero al Barça, pero los gestores azulgranas confían en resolver así un caso enquistado.

El defensor comparte representantes con Xavi (también con Piqué) y en el club se espera que esto pueda jugar a favor de los intereses del Barça, a pesar de que son conscientes de la dificultad de acabar de una vez por todas con esta carpeta. Además de la cuarta palanca y de rubricar la operación salida, también se trabaja con las rebajas salariales de Piqué y Busquets, una fórmula que ya se aplicó el curso pasado para poder inscribir los fichajes en la Liga. La predisposición de las partes es buena, a pesar de que la situación con el central se resolverá antes que con el primer capitán , a quien se ha ofrecido ampliar su contrato (que acaba este curso) para espaciar los pagos.

stats