Tenis
Deportes 30/05/2022

El regreso de un Nadal-Djokovic, la mayor rivalidad de la historia del tenis

Un año después, los dos jugadores se ven las caras por 59.ª vez en los cuartos de final de Roland Garros

4 min
El regreso de un Nadal-Djokovic, la rivalidad más grande de la historia del tenis

BarcelonaEra el 7 de junio del año 2006. Rafa Nadal defendía el título de campeón de Roland Garros, cuando había dado la sorpresa al llevarse el torneo con apenas 19 años ante el argentino Mariano Puerta. Pero aquel verano del 2006 -Nadal ya no era ninguna sorpresa. Andaba con paso firme hacia su segundo título sobre la tierra batida de Roland Garros cuando en los cuartos de final le tocó enfrentarse a un chico serbio de 19 años: Novak Djokovic. El jugador de Manacor ganó los dos primeros sets, y en el tercero Djokovic se retiró por una lesión en la espalda. Poca gente se podía imaginar entonces que acababan de ver el primer duelo de la mayor rivalidad de la historia del tenis. Ahora jugarán por 59.ª vez. Nunca un enfrentamiento se ha visto tantas veces.

Aquel 2006 poca gente dio importancia a las palabras de Djokovic, que después de lesionarse dijo: "Nadal se puede derrotar sobre tierra batida, ya he entendido cómo se puede hacer". Un año más tarde, en 2007, Nadal ganaría el segundo duelo contra el serbio sobre la pista rápida de Indian Wells, pero pocas semanas después llegaría el primer triunfo de Djokovic, sobre pista rápida, en Miami. Ahora, el serbio tendría que esperar hasta el año 2011 para derrotar a Nadal por primera vez sobre tierra batida, en el 26.º enfrentamiento entre los dos. Su profecía del 2006 acabó por cumplirse, puesto que Djokovic es el jugador que ha derrotado más veces a Nadal sobre tierra batida de la historia: lo ha hecho en 8 ocasiones. Por su parte, Nadal lo ha superado 19 veces sobre esta superficie, unas estadísticas que se han igualado los últimos años.

Djokovic ha ganado 30 de los 58 precedentes y también domina el historial cuando se enfrentan en finales: 15 a 13. Sin embargo, cuando se trata de partidos en un torneo del Grand Slam, manda Nadal 10 a 7. El jugador de Manacor domina sobre tierra batida y en Roland Garros, claro, pero sabe que el serbio es el único jugador que lo ha derrotado en los cuatro torneos grandes. Los cuartos de final de Roland Garros de este año llegan con la sombra de Carlos Alcaraz, el posible rival en las semifinales si el murciano no falla contra el alemán Zverev. Durante los primeros años, la gran rivalidad era entre Nadal y Federer, con Djokovic intentando hacerse un lugar en el Olimpo del tenis mundial. Lo conseguiría. Ahora los dos son veteranos que han pasado por meses complicados y saben que Alcaraz los quiere desafiar. De hecho, el joven murciano ha demostrado su carácter en la rueda de prensa, donde ha pedido dejar de jugar en el turno por la noche para poder descansar mejor. Es decir, insinuando que tendrían que ser Nadal y Djokovic los que tendrían que jugar en este turno. Al serbio jugar por la noche le gusta. A Nadal, no. "Podría ser mi último partido en Roland Garros y lo quiero jugar de día, el horario en que he conocido este torneo siempre", decía el domingo el mallorquín, que esta semana cumplirá 36 años.

Djokovic, en forma

Nadal ha sufrido lesiones los últimos meses, que no han evitado que ganara el primero Grand Slam de la temporada en Australia y se convirtiera en el jugador con más grandes títulos de la historia, 21, después de deshacer el empate con Djokovic y Federer, que tienen 20. El serbio, por su parte, se metió solito en la boca del lobo al no querer vacunarse contra el covid-19, cosa que lo hizo acabar deportado de Australia, donde no pudo competir. Ahora en Roland Garros parece en forma. A pesar de perder contra el huracán Alcaraz en Madrid, se impuso en el torneo de Roma, donde demostró estar a un nivel de juego alto. Con el orgullo herido después de los hechos de Australia, se quiere reivindicar. El exjugador Àlex Corretja decía en Eurosport que Djokovic "cada vez entiende mejor el juego sobre tierra batida, y ha vuelto a un nivel muy alto de juego". De momento no ha perdido ni un set. Nadal sí, después de necesitar cinco en los octavos de final contra el joven canadiense Félix Auger-Aliassime, entrenado por Toni Nadal, su tío.

El duelo número 59 entre los dos llega con el serbio delante, con 30 victorias y 20 derrotas. Hacía un año que no se veían las caras, desde las semifinales de Roland Garros del 2021, cuando se impuso Djokovic, uno de los dos únicos jugadores que han derrotado al manacorí en el torneo francés. El otro es el sueco Robin Soderling, que lo hizo el 2009. 354 días después, la gran rivalidad del tenis vuelve con un partido de cuartos de final en Roland Garros, como el del 2006. Una rivalidad destinada a acabar en algún momento, ahora que Nadal habla de manera enigmática sobre su futuro: "Espero estar lo suficientemente bien. Hace un año que no juego contra Djokovic y es un gran reto. Ha ganado los últimos nueve partidos, es campeón de Roma y vendrá con confianza. Sé mi situación y la acepto. Yo lo que haré es luchar, no me puedo quejar porque estoy a cuartos. Hace dos semanas y media, a pesar de que tenía esperanzas, no sabía si estaría aquí, y ahora estoy disfrutando de unos cuartos. Cada partido puede ser mi último en Roland Garros. He pasado un proceso complicado con el pie y no sé qué pasará con mi carrera. Lo que intento es disfrutar y continuar viviendo el sueño de jugar a tenis y llegar a las últimas rondas de Roland Garros", decía en la previa el único jugador que ha ganado un torneo de Grand Slam más de 10 veces. En total, 13 veces. Siempre en París, en Roland Garros. 

stats