Economía 25/01/2021

España va a la inversa: la inversión extranjera crece un 52% cuando cae en el resto de economías

La pandemia desplomó un 42% este indicador en el mundo, pero en el Estado aumenta por el impacto de operaciones concretas

2 min
El sector tecnológico y el sanitario son los que recibirán más inversión.

BarcelonaLa inversión extranjera directa se desplomó en 2020 como consecuencia del impacto de la pandemia del covid-19, con una caída media del 42% a nivel global, hasta un volumen de 859.000 millones de dólares (705.659 millones de euros) respecto a los 1,5 billones de dólares (1,2 billones de euros) del 2019. Una inversión que se sitúa en los niveles de los años 90 del siglo pasado. Pero España va a la inversa del resto de economías, y la inversión directa en el Estado aumentó un 52%.

Así lo dice un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), que destaca el aumento de la inversión extranjera directa en España por el peso especial de algunas operaciones concretas, como la compra de un 86% de MásMóvil por parte de los fondos norteamericanos Cinven, KKR y Providence. Esta adquisición se cerró por casi 3.000 millones de euros.

La UNCTAD destaca que el hundimiento de la inversión extranjera directa el 2020 se concentró particularmente en las economías avanzadas, en las que la caída anual fue del 69%, hasta los 229.000 millones de dólares (188.121 millones de euros), con un retroceso del 49% en los Estados Unidos, donde se situó en 134.000 millones de dólares (110.093 millones de euros).

Europa perdió dos terceras partes de la inversión extranjera directa del año anterior, hasta registrar un saldo negativo de 4.000 millones de dólares (3.285 millones de euros). Aun así, en España, y también en Suecia, la inversión extranjera directa aumentó.

China desbancó a los Estados Unidos en 2020 como principal receptor de inversión extranjera directa en el mundo, con un volumen total de 163.000 millones de dólares (133.875 millones de euros), lo cual implica un incremento del 4% respecto al año anterior. Las economías en desarrollo, a pesar de sufrir una caída del 12% en la inversión extranjera directa hasta los 616.000 millones de dólares (505.935 millones de euros), consiguieron elevar su cuota dentro del volumen mundial de inversiones recibidas, con un récord del 72%.

Un 2021 debilitado

Para el 2021, la agencia de la ONU ha advertido que las inversiones mantendrán la debilidad y ha anticipado que la recuperación del indicador no se producirá antes del 2022. La UNCTAD no espera que los flujos del 2021 sean de nuevas inversiones en activos productivos, sino que procedan de fusiones y adquisiciones transfronterizas, especialmente en el sector tecnológico y el sanitario. En este sentido, prevé que las empresas europeas atraigan más del 60% de los acuerdos –en valor– en el sector tecnológico.

stats