Energía
Economía 19/05/2022

España refuerza vínculos con Catar en plena crisis energética

El estado árabe anuncia una inversión de 5.000 millones de dólares "los próximos años"

2 min
La firma del convenio entre el gobierno español y Qatar este miércoles

MADRIDLa visita estos días del emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, en España no solo ha levantado expectación por haber sido la primera desde que llegó al poder, sino también porque se da en un momento de crisis energética –alimentada por el estallido de la guerra en Ucrania– en el que la zona euro, y en consecuencia España, buscan diversificar sus proveedores de gas para no depender tanto de Rusia. Catar ocupa el tercer lugar en el mundo en cuanto a las reservas de gas natural y, por lo tanto, todas las miradas están fijadas allí porque es un país "estratégico". De hecho, España ha firmado una declaración conjunta con Catar para reforzar las relaciones económicas en materia energética y también alrededor del gas.

En el texto, España destaca el papel de Catar como uno de los "principales suministradores de gas", lo que ha ayudado a "mantener la estabilidad de los precios". Ahora bien, ¿cuál es su rol en España? Catar solo exporta gas natural licuado. Este mes de abril, el combustible proveniente de allá supuso el 4,4% del total del gas que recibió el Estado, el sexto país exportador por detrás de Estados Unidos, Argelia e, incluso, Rusia, según los últimos datos publicados por Enagás. Además, fuentes del sector energético consultadas por el ARA explican que los contratos con este país comprometen un periodo largo de años. "Algunas décadas", explica una fuente. Por eso, la posibilidad de aumentar mucho el abastecimiento por esta vía es difícil, como mínimo a corto plazo.

Ahora bien, Catar y España también han acordado ampliar las relaciones económicas alrededor de las energías renovables. En este sentido, Iberdrola y Catar (principal accionista de la energética) han firmado este miércoles un acuerdo para ampliar la alianza estratégica en el centro de innovación de Doha.

La declaración firmada entre los dos países incluye el compromiso de reforzar las relaciones económicas en materia de defensa y una inversión de casi 5.000 millones de dólares de Catar "los próximos años". "Es importante una cooperación estable", recoge la declaración. Los dos países también han sellado un acuerdo entre el fondo del país árabe QIA y el español Cofides para proponer inversiones en el marco del plan de recuperación.

Críticas por la visita

La llegada del emir no ha sido recibida con entusiasmo por el socio minoritario dentro del gobierno de coalición. El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha calificado "de obscena" la recepción del martes por la noche. "¿De verdad es indispensable hacerle una cena de gala obscena y besuquear la sortija a un tecnócrata que explota los derechos de los trabajadores?, se ha preguntado.

A su vez, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha subrayado que "hay dinero de sangre que no se puede aceptar". También el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha criticado este miércoles el recibimiento que ha tenido un "dictador" como el emir de Catar: "No sé por qué tenemos que mostrarnos así, comportándonos como un país que pide limosna".

stats