Finanzas
Economía 08/08/2022

Revuelta de los banqueros argelinos por el choque con España

El bloqueo financiero decretado por el gobierno choca con el rechazo de la patronal bancaria

Ricard G. Samaranch
3 min
Vista panorámica del puerto de Orán a la costa de Argelia

TúnezDurante la última semana ha tenido lugar un aparente pulso entre el gobierno de Argelia y su patronal bancaria por la aplicación de un bloqueo a las relaciones comerciales con España. El 28 de junio, la Asociación de Bancos y Establecimientos Financieros de Argelia (ABEF) mandó una carta a sus miembros ordenando restablecer la normalidad de los flujos financieros con los bancos españoles, suspendida el 9 de junio. Aun así, todavía no habían pasado 48 horas que un confuso comunicado del ministerio de Asuntos Extranjeros argelino advertía que no había una "marcha atrás" en las relaciones con España y que la ABEF no podía tomar decisiones en cuestiones de soberanía nacional.

Las señales contradictorias de las instituciones argelinas han sumido a las compañías españolas con intereses en Argelia en un estado de incertidumbre e inquietud. "Teníamos una transferencia bancaria pendiente, y ya se ha podido hacer. También pudimos sacar del puerto una mercancía hace cosa de una semana. Ya pensábamos que se había resuelto el problema, pero hoy me han informado que no hay manera de recibir el visto bueno de la aduana del aeropuerto para sacar otro envío, no sé por qué. Esto es un calvario", explica el responsable de una empresa catalana presente en Argelia. La administración española no les ha podido ayudar a interpretar la situación, puesto que, según ha podido saber el ARA, los canales de comunicación con Argelia están "rotos".

La raíz del actual conflicto se encuentra en la decisión del ejecutivo de Pedro Sánchez de romper con cerca de 50 años de neutralidad en el conflicto del Sáhara Occidental para abrazar las tesis marroquíes. Para Argel, el giro representó una "traición", puesto que el país apoya política y militarmente al Frente Polisario y percibe a Marruecos como su rival histórico por la hegemonía regional en el Magreb. Después de retirar su embajador en Madrid, el 8 de junio el gobierno argelino suspendió el Tratado de Amistad con el estado español, y unas horas después la ABEF enviaba una circular a sus miembros ordenando la interrupción de las domiciliaciones bancarias con los bancos españoles, lo cual estrangulaba el comercio bilateral. 

Jamel-Eddin Bou Abdallah, presidente del Círculo del Comercio e Industria Argelino-Español (CCIAE) se muestra optimista respecto al restablecimiento de las relaciones comerciales entre los dos países. "Hablando con varias personas implicadas aquí, también de la administración, la opinión dominante es que el gobierno argelino tiene la voluntad de normalizar las relaciones comerciales. El problema es que estamos en plenas vacaciones, y muchos responsables no están en sus sitios," asevera el máximo responsable de la CCIAE, que calcula que se logrará la plena normalidad a mediados de agosto.

“Muchos bancos ya están trabajando con plena normalidad en las transacciones con España, y esperamos que el resto lo hagan durante los próximos días", añade el máximo responsable de la CCIAE, que reconoce que la mayoría de obstáculos hoy en día los pone el ALGEX, la agencia que gestiona los trámites aduaneros. Bou Abdallah atribuye las contradicciones experimentadas por algunas empresas en la aduana a la lentitud a la hora de hacer llegar las nuevas instrucciones a todos los eslabones de la cadena del engranaje burocrático del comercio internacional. Bajo su punto de vista, la confusa nota de Exteriores no invalida la circular previa de la ABEF, sino que hay que interpretarla como un mensaje que hace referencia a las relaciones políticas, y no económicas. 

El analista argelino Otman Lahiani coincide en valorar que la normalización comercial no implica que el fin del conflicto político esté más cerca. “La crisis continúa abierta. Más que un gesto hacia Madrid, la decisión de permitir las transferencias bancarias con España responde a una defensa de los intereses del país, puesto que algunas empresas se habían visto perjudicadas por la falta de piezas y primeras materias españolas, y peligraban puestos de trabajo.” Lahiani descarta que la circular de la ABEF sea una rebelión del sector bancario frente al gobierno, puesto que la patronal bancaria es una organización semiestatal y recibe órdenes directas del ministerio de Finanzas. El régimen argelino es tan opaco que las interpretaciones sobre la discrepancia de los últimos días sobre las relaciones con el estado español son diversas. 

Las empresas argelinas que importan productos españoles se han quejado de la discriminación que representa la excepción hecha al sector del gas natural, puesto que las transferencias bancarias no fueron congeladas nunca. "Hace un mes y medio que estamos parados. Si llegáramos a los tres meses sería un desastre. No es fácil cambiar de proveedores en tan poco tiempo. Por ejemplo, el 70% del pollo que se consume en Argelia viene de España. Se está notando la inflación, que por contagio también afecta a las otras carnes", remacha Bou Abdallah.

stats