Internacional 24/11/2021

Acuerdo de gobierno en Alemania: Olaf Scholz será el nuevo canciller

El SPD, los Verdes y los liberales llegan a un pacto y sitúan la pandemia y el clima como prioridades

Isaac Lluch
4 min
El candidato socialdemócrata y futuro canciller de Alemania, Olaf Scholz

Dortmund (Alemania)Alemania ya tiene definido el nuevo gobierno. Casi dos meses después de las elecciones legislativas del 26 de septiembre, el Partido Socialdemócrata (SPD), los Verdes y los liberales del FDP han anunciado este miércoles por la tarde un acuerdo de coalición para regir el país los próximos cuatro años con un tripartito federal inédito. Según las previsiones, el hasta ahora vicecanciller y ministro de Finanzas federal, el socialdemócrata Olaf Scholz, será investido nuevo jefe del gobierno de aquí a dos semanas. Será, pues, cuando cogerá el relevo de Angela Merkel, que habrá cumplido dieciséis años en el cargo. En principio, la investidura de Scholz sería a partir del 6 de diciembre, pero antes cada partido de gobierno tiene que someter a votación interna los acuerdos.

“El semáforo está preparado”, ha anunciado Scholz en referencia a la coalición formada por el rojo identificativo de los socialdemócratas, el amarillo de los liberales y el verde de los ecologistas. “Será una coalición con tres socios al mismo nivel para sumar fuerzas a favor del país”. “No se trata de hacer la política del mínimo común denominador, sino política de grandes efectos”, ha remarcado. A su vez, Robert Habeck, llamado a asumir como colíder de los Verdes la vicecancillería y un nuevo ministerio de Economía y Clima, ha añadido que ”el ideal de este gobierno es una sociedad que actúa y un estado que invierte”.

La pandemia, primer objetivo

Scholz ha empezado su discurso haciendo una declaración sobre la dramática situación pandémica que vive el país. Por primera vez, la incidencia semanal ha superado este miércoles los 400 casos por cada 100.000 habitantes. Además, se han registrado 66.884 nuevos contagios (+26,6%, respecto al pasado miércoles) y el debate sobre la obligación de vacunarse ha cogido fuerza.

El contrato de coalición contiene 177 páginas. Uno de los puntos concretos que el nuevo gobierno de Berlín se compromete a llevar a cabo es precisamente la formación de un gabinete permanente de crisis para luchar contra el coronavirus, con un grupo de expertos en continua comunicación con el ejecutivo central y los de los estados federados del país.

El vacío de poder en Alemania después de las elecciones al Bundestag (cámara baja del Parlamento) ha hecho tanto de mal en la gestión de la pandemia que el SPD, los Verdes y el FDP han asumido que no se podía perder más tiempo ni recursos. Scholz ha avanzado que el estado pagará un bono total de 1.000 millones de euros para el personal asistencial que trabaja en primera línea contra el coronavirus.

Salario mínimo a 12 euros y lucha climática

El acuerdo de la coalición semáforo también recoge el compromiso de subir el salario mínimo a 12 euros, descartar recortes en las pensiones e incrementar la edad para entrar en la jubilación, implementar un seguro básico para los niños, bajar la edad de los electores a 16 años, posibilitar la venta controlada de cannabis en negocios con licencia, construir anualmente 400.000 viviendas –una cuarta parte de ellas de promoción pública– y ampliar y consolidar de manera masiva las energías renovables.

Según el plan establecido por el nuevo gobierno, hasta el 2030 la energía solar y eólica tiene que cubrir el 80% del consumo de electricidad en Alemania y hasta entonces 15 millones de vehículos (uno de cada tres coches en el país) tienen que ser eléctricos. También aquel año se espera acelerar la salida de la energía del carbón.

Las cuestiones relativas a políticas de medio ambiente han sido las más polémicas durante las negociaciones para formar gobierno. Al final, los Verdes han quedado satisfechos con los acuerdos y la protección climática será un tema transversal en todos los departamentos –desde tránsito a industria, desde construcción y vivienda a agricultura–. “Ninguna nación industrial hará esfuerzos más grandes en este sentido. Este contrato de coalición es el programa más ambicioso de protección del clima de una nación industrial. Al fin y al cabo, estaremos limitados solo por lo que es técnicamente y físicamente posible. Pero lo que es alcanzable desde el punto de vista político y económico está escrito en este contrato”, ha destacado el líder de los liberales Christian Lidner, que asumirá el ministerio de Finanzas.

Diecisiete carteras

El futuro canciller Scholz se ha mostrado muy etéreo a la hora de definir quiénes serán los nuevos ministros y qué carteras se asumirán en el nuevo ejecutivo. En principio, habrá diecisiete –una más que en la actual legislatura–. Los socialdemócratas se quedarían siete ministerios: Interior, Defensa, Sanidad, Trabajo y Social, Cooperación Económica, el de la Cancillería y uno nuevo, el de Construcción y Vivienda.

Los Verdes se responsabilizarían de Exteriores, Economía y Clima, Medio ambiente y Protección del Consumidor, Familia y Alimentación y Agricultura. Además, ocuparían el cargo del ministerio de estado para Cultura y Medios. Los liberales se encargarían de las carteras de Educación e Investigación, Finanzas, Justicia, Tráfico y Digital.

Las claves del acuerdo
  • Nueva oleada de covid-19 La pandemia es el principal desafío. El nuevo gobierno creará un consejo de emergencia para garantizar y supervisar el cumplimiento de las restricciones. También impulsará la vacunación e incentivará económicamente a los sanitarios.
  • Contra la crisis climática Se apuesta por refundar la economía social de mercado como “una economía socio-ecológica de mercado”. “Un cambio de paradigma”, según los Verdes. Han anunciado el abandono del carbón antes de lo previsto: en 2030, y no en 2038. Pero no acuerdan incrementar los objetivos para reducir emisiones. Las energías renovables son clave.
  • Seguridad social El salario mínimo aumentará a 12 euros la hora, lo cual mejorará los ingresos de 10 millones de personas. También se quiere garantizar la igualdad salarial entre hombres y mujeres y hacer frente a la pobreza infantil. Mantener estables las pensiones e impulsar la construcción de 400.000 nuevas viviendas al año son otras medidas.
  • Más modernos, más digitales Agilizar los procesos para la construcción de infraestructuras y mejorar la cobertura de fibra óptica y telefonía móvil, sorprendentemente atrasada en las zonas rurales alemanas. También proponen modernizar la administración.
  • Cohesión social Treinta años después de la reunificación alemana, el nuevo gobierno reconoce que hay trabajo por hacer para mejorar la unidad social y económica. Garantizar más igualdad a la hora de acceder a una vivienda asequible o a un sistema sanitario de calidad son clave.
stats