Internacional 25/11/2021

Bruselas propone que el certificado covid caduque nueve meses después de la vacunación

La Comisión busca así que se administre el tercer pinchazo lo antes posible a toda la ciudadanía

3 min
El comisario de Justicia , Didier Reynders.

BruselasUna caducidad de 9 meses después de la vacunación completa para el pasaporte covid. Es la propuesta de la Comisión Europea después de que el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) haya recomendado generalizar la vacunación con la tercera dosis para todos los adultos. Bruselas busca así que en toda la Unión Europea el certificado tenga la misma validez, para evitar un lío de criterios después de que países como Bélgica, Francia o España ya hayan empezado a administrarla. Pero el objetivo final es que la inyección de refuerzo se administre lo antes posible y así reforzar la inmunidad de la ciudadanía ahora que Europa vuelve a ser el epicentro de pandemia mundial.

"El periodo de 9 meses tiene en cuenta las directrices de la ECDC sobre la dosis de refuerzo a partir de los 6 meses", dice la Comisión, que explica que los tres meses adicionales que se establecen para la caducidad del certificado están pensados para "garantizar que las campañas nacionales de vacunación se puedan ajustar" y la ciudadanía tenga acceso a las dosis de refuerzo. Esto significa que en el ámbito de los viajes, un gobierno no puede rechazar el certificado de una persona que ha sido expedido menos de 9 meses después de la vacunación.

"Los estados tendrían que tomar inmediatamente todas las medidas necesarias para garantizar el acceso a la vacunación de aquellos grupos de población de los cuales los certificados de vacunación se acercan al límite de 9 meses", dice el ejecutivo comunitario. Pero una vez se haya administrado la tercera dosis el certificado no tendrá fecha de caducidad. Según la propuesta de la Comisión, todo ello entraría en vigor el 10 de enero, una vez se haya negociado con los veintisiete socios europeos que tienen que ratificar la propuesta. De momento, la mayoría de gobiernos que han empezado a pinchar por tercera vez a sus ciudadanos lo hacen en las personas a partir de cierta franja de edad (60 o 65 años) o personal sanitario, por ejemplo. Por eso, el comisario de Justicia Didier Reynders ha dejado claro que toca pulsar el acelerador y que los gobiernos "hagan lo posible para que todo el mundo tenga acceso a la tercera dosis lo antes posible".

El certificado digital covid es una herramienta que se ha convertido indispensable para viajar en toda la UE, pero también para entrar en bares, restaurantes y eventos en muchos países europeos. Este mismo jueves, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha avalado el pasaporte covid en bares, restaurantes, residencias y gimnasios, una medida ya extendida en Francia, Alemania o Bélgica, por ejemplo.

PCR para los no vacunados que viajen desde regiones de alto riesgo

Pero esta no es la única actualización de las recomendaciones europeas que propone la Comisión Europea. El mapa de colores también se adapta a la nueva oleada de la pandemia. Se combinará la tasa de incidencia con la de vacunación y la de tests. Desde que el certificado entró en vigor, el mapa no tiene ninguna otra función que no sea informativa, pero Bruselas deja claro que (como ya puede pasar ahora si un gobierno lo considera) se tienen que desincentivar los movimientos desde las zonas rojo oscuro y es recomendable pedir PCR o test de antígenos y/o cuarentenas a las personas no vacunadas o no recuperadas que viajan desde estas zonas. Los trabajadores esenciales y los niños quedan siempre exentos de estas restricciones.

Además, se simplifica el llamado freno de emergencia, el proceso en el que un gobierno puede aplicar restricciones a los viajes mucho más contundentes en caso de un empeoramiento grave de la situación epidemiológica. Antes de hacerlo, el gobierno en cuestión tiene que comunicarlo a la Comisión y al comité de emergencia del Consejo.

Bruselas hace días que estudiaba y debatía cómo actualizar las recomendaciones de restricciones y movilidad de acuerdo con la nueva oleada de la pandemia y las nuevas políticas de salud pública, un debate que no ha sido sencillo porque de nuevo intenta coordinar y homogeneizar medidas que en último término recaen en las competencias de cada gobierno. Pero la Comisión Europea quiere evitar un baile de medidas y restricciones que dificulten de nuevo la libre circulación dentro de la Unión Europea, teniendo en cuenta lo que pasó al inicio de la pandemia, cuando cada estado empezó a aplicar restricciones a la carta. Y por eso, con un periodo de caducidad estándar y compartido, la Comisión quiere asegurar que el certificado digital sea válido en todas partes al mismo tiempo antes de que algunos gobiernos hagan indispensable la tercera dosis para considerarlo válido, por ejemplo.

stats