Internacional 25/03/2021

El canal de Suez suspende el tránsito temporalmente mientras continúa intentando desencallar el barco

Hace tres días que la nave 'Ever Given' bloquea el paso de barcos y se podría tardar "semanas" en retirarla

4 min
Una excavadora intenta liberar el barco.

El canal de Suez ha suspendido temporalmente todo el tránsito mientras intenta todavía liberar el barco Ever Given, que ya hace tres días que está encallado en medio del canal después de perder la potencia en plena tormenta, el martes por la mañana. Si bien ayer miércoles las autoridades del canal confiaban en poder retirar el barco y abrir el paso aquel mismo día, la nave continúa encallada y los pequeños remolcadores intentan infructuosamente moverla.

De hecho, según Peter Berdowski, director de la compañía holandesa Boskalis, responsable de las tareas para desenallarla, no se puede descartar que se tarde incluso "semanas" en poder liberar el barco, a pesar de que decía que era demasiado pronto para saberlo, según Reuters. Los expertos ven difícil que se pueda resolver en uno o dos días. Las autoridades del canal emitieron un comunicado a todos los barcos atrapados para explicar que están trabajando intensamente para remolcar el barco, pero que los fuertes vientos también están dificultando las operaciones, además del gran tonelaje de la embarcación.

Un bloqueo tan largo de este importante paso de navegación situado en Egipto, que conecta Asia con Europa y concentra un 12% del comercio global, puede generar una grave disrupción del comercio marítimo, con decenas de barcos esperando para cruzar. Se calcula que una cincuentena de naves atraviesan cada día el canal de Suez en las dos direcciones. Este jueves a mediodía, hasta 206 barcos de carga habían anclado en uno de los dos extremos del canal, o en puntos intermedios, a la espera de poder atravesar este paso, por donde circula cada día el 30% de todo el tránsito de contenedores marítimo del mundo.

Los retrasos que se acumulen en las rutas de todos estos barcos pueden desencadenar después un colapso en los puertos europeos, a medida que lleguen a la vez tanto los barcos que llevan un día esperando como los que van detrás suyo. Expertos citados por Reuters explican que si la situación se alarga algunas embarcaciones podrían optar pot cambiar de ruta y cirumnavegar África, lo cual alargaría notablemente su viaje, tanto en distancia como en tiempo.

Imagen de satélite del barco en el canal

Un megabuque

El barco encallado es uno de los más grandes del mundo, con 400 metros de longitud, del tipo de los que ni siquiera pueden pasar por el canal de Panamá, que conecta el Atlántico y el Pacífico, debido a sus dimensiones. Con centenares de contenedores a bordo con mercancías, hacía la ruta hacia el puerto de Rotterdam desde China.

El barco de 224.000 toneladas y 400 metros de eslora Ever Given, operado por la naviera Evergreen Marine Corp, seguía cruzado este jueves en diagonal en la parte sur del canal, por donde entró el martes en dirección hacia Europa. A diferencia del tramo central, donde hay dos canales paralelos para permitir el paso de barcos en los dos sentidos, en esta zona hay un único paso, de forma que la presencia del Ever Given, con la proa encallada en la orilla este y la popa en la orilla oeste, impide completamente el paso otras embarcaciones. Hasta ocho barcos remolcadores, uno de los cuales con una grúa con capacidad para 160 toneladas, continúan intentando arrastrar sl meganavío para desencallarlo.

Berdowski ha descrito el barco como "una enorme ballena encallada" y un "peso enorme sobre la arena". "Puede que tengamos que trabajar combinando la reducción del peso sacando contenedores, gasolina y agua del barco, el uso de remolcadores y el dragado de arena", ha explicado en el programa de televisión holandés Nieuwsuur, según recoge Reuters. Imágenes reproducidas en las redes sociales mostraban el gran barco de carga totalmente atravesado en medio del canal y algunas excavadoras sacando arena y rocas alrededor de la nave.

Se desconocen todavía las causas concretas del accidente, pero la nave perdió el control el martes por la mañana en medio de los fuertes vientos y de una tormenta de arena. La compañía naviera Evergreen atribuye el incidente al mal tiempo y asegura que toda la tripulación del barco está bien, pero igualmente se ha abierto una investigación para averiguar por qué la inmensa nave ha dejado de funcionar en plena travesía por el canal de Suez. La compañía japonesa Shoei Kisen Kaisha, propietaria de la embarcación, se ha disculpado por el incidente y ha asegurado que las tareas para desencallarlo están resultando "extremadamente complicadas".

No es la primera vez que un barco queda encallado en medio del canal de Suez: en 2017 una nave japonesa también pasó por el mismo trance pero pudo ser liberada en cuestión de horas.

El gobierno egipcio del general Abdel Fatah al-Sissi duplicó la capacidad del canal de Suez con una obra faraónica que se inauguró en 2015. En concreto, se abrió un segundo paso paralelo al original en 72 kilómetros del tramo central del canal, lo cual permitió que pudieran pasar barcos de más grandes dimensiones en los dos sentidos, ampliar el número de barcos que lo pueden cruzar cada día y reducir su tiempo de paso a 11 horas. El canal de Suez, inaugurado en 1869 y ampliado desde entonces en varias ocasiones, tiene una longitud total de 193 kilómetros.

stats