Internacional 24/09/2021

Francia reclama el ejército europeo: “No podemos contar con Estados Unidos"

La oposición critica la “debilidad” de la respuesta de Macron ante Biden y quiere que Francia salga del comité militar de la OTAN

3 min
Soldats británicos de la Fuerza Kosovo dirigida por la OTAN participan en el ejercicio de entrenamiento operativo, denominado "Nivell II OPREH", a la ciudad occidental de Gjakova, Kosovo

ParísLa crisis política y diplomática entre Francia y los Estados Unidos por el pacto militar en el Pacífico y la anulación del contrato de los submarinos ha vuelto a dar argumentos al gobierno de Emmanuel Macron para reclamar una fuerza militar europea. El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, ha pedido este jueves a los socios europeos que “abran los ojos” para ver cómo Europa ya no puede confiar en Washington. “No podemos seguir contando con Estados Unidos para garantizar nuestra protección estratégica”, ha advertido en una entrevista en la emisora France Info. "La primera lección que hay que sacar de este episodio es que la Unión Europea tiene que construir su independencia estratégica”, ha insistido.

Hace años que París defiende la necesidad de poner en marcha un ejército europeo al margen de la OTAN. La idea se empezó a gestar con la llegada al poder de Donald Trump en 2016 y se ha vuelto a poner sobre la mesa con la retirada de Estados Unidos de Afganistán. Francia considera que la crisis transatlántica por la alianza militar entre EE.UU., el Reino Unido y Australia, es la gota que hace colmar el vaso y ahora quiere convencer a sus socios europeos para hacer realidad la propuesta. Por ahora todavía no hay unanimidad entre los Veintisiete.

"Si mañana hay un problema masivo de inmigración ilegal, si hay un problema de terrorismo que viene del continente africano, ¿quién nos protegerá? Solo nosotros. Solo podemos contar con nosotros mismos”, ha avisado Le Maire, uno de los ministros con más peso político en el gobierno de Macron. El titular de Economía no ha ahorrado críticas al presidente de EE.UU., Joe Biden, de quien ha dicho que su única preocupación es contener a China. Si Francia, y toda la UE, aplaudían la llegada al poder de Biden tras años de relaciones transatlánticas muy complicadas con Trump, la gestión de la política exterior del presidente norteamericano deja claro que su prioridad no pasa por sus alianzas con Europa.

Salida del comité militar de la OTAN

En Francia, el pacto militar en el Pacífico-Índico y la polémica del contrato de los submarinos han abierto un nuevo terremoto político. A siete meses de las elecciones presidenciales, a Macron le han llovido las críticas de sus rivales políticos. Tanto la extrema derecha de Marine Le Pen como la derecha (Republicanos) y el Partido Comunista Francés han reclamado al presidente que retire a Francia del comité militar de la OTAN, un gesto de gran peso político que simbólicamente supondría dejar de estar militarmente bajo las órdenes de Estados Unidos. El país estuvo durante 43 años fuera de este comité –el máximo órgano de la estructura militar de la Alianza– por decisión del general Charles de Gaulle en 1966. Nicolas Sarkozy puso fin a la autoexclusión de Francia en 2009.

El ejecutivo francés no prevé salir de la estructura militar de la OTAN, pero ha anunciado que la actitud de Estados Unidos ignorando la Alianza y los socios europeos en su estrategia en el Pacífico para frenar la expansión de China tendrá consecuencias en la definición del nuevo concepto estratégico de la OTAN. La Alianza celebrará en 2022 en Madrid una cumbre para repensar su futuro y redefinir su concepto estratégico para adaptarlo a los nuevos tiempos. 

"Capitulación" ante Biden

Los partidos de la oposición consideran que el gobierno francés no ha sido lo suficientemente contundente con EE.UU. y han aprovechado el asunto de los submarinos y el pacto militar Aukus para atacar a Macron y reprocharle su “debilidad” y “capitulación” ante Joe Biden tras la conversación que mantuvieron los dos mandatarios este miércoles. ”Macron no está a la altura de la situación. Es incapaz de hacer respetar el orgullo de Francia”, ha sostenido la líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen.

Macron anunció después de la llamada con el jefe de la administración norteamericana que su embajador en los Estados Unidos volvía a Washington después de haber sido llamado a consultas y utilizó un tono conciliador en el comunicado que hizo público conjuntamente con Biden. El ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, ha optado por una línea más dura. Se ha reunido este jueves en Nueva York con su homólogo norteamericano, Antony Blinken, y ha advertido después del encuentro que la salida de la crisis entre los dos países “necesitará tiempo” y “requerirá acciones”.

stats