Media 17/04/2022

La guerra tecnológica más allá de los combates militares

El conflicto entre Rusia y Ucrania ha puesto encima de la mesa el papel fundamental de la tecnología en retos como la preservación del patrimonio cultural del país de Zelenski

5 min
Un edificio de apartamentos destruido durante el conflicto entre Ucrania y Rusia a Mariúpol

Más allá de los combates estrictamente militares y del desastre humanitario que representan cuatro millones y medio de refugiados, la invasión de Ucrania por parte de Rusia tiene derivadas tecnológicas muy variadas , que van más allá de la escasez de materias primas procedentes de los dos países en conflicto y de unos ciberataques rusos contra las infraestructuras digitales ucranianas cada vez más intensos, quizás para compensar la relativa falta de efectividad de las operaciones militares sobre el terreno. Estos son algunos de los casos más recientes.

Al rescate del patrimonio cultural ucraniano

Los servidores occidentales alojan los documentos de las principales instituciones del país

1.300 bibliotecarios de Europa y Norteamérica se afanan desde hace un mes en descargar copias de las páginas web y el contenido digital de los museos, las bibliotecas, las universidades y otras instituciones de Ucrania para preservarlos en servidores occidentales (cedidos por Amazon Web Services) antes de que las bombas rusas las destruyan. Hay fototecas históricas, grabaciones de música popular, patrones de punto de cruz, diseños de baldosas, el memorial que recoge los nombres y las fotos de las más de 5.000 personas que participaron en la desactivación de la central nuclear de Chernóbil después del accidente de 1986, y los registros del Holodomor, la política de hambre que Stalin impuso en 1932 y 1933 y que causó la muerte de un millón y medio de ucranianos. Incluso se quieren conservar los registros de la actividad del KGB, la policía secreta soviética, porque Ucrania es el único lugar de la antigua URSS donde esta información se encuentra al alcance del público. Hasta ahora se han copiado unas 2.500 webs, que ocupan más de 25 terabytes de datos. Justo a tiempo, porque algunas estimaciones indican que una tercera parte ya han desaparecido por los efectos de la guerra.

Rebaja en la itinerancia de móvil

Acuerdo para reducir las tarifas mayoristas de itinerancia a las telefónicas ucranianas

La mayoría de las telefónicas europeas hace semanas que ofrecen a los refugiados ucranianos llamadas y mensajes gratis desde los lugares que les han acogido, para facilitarles el contacto con los familiares que han quedado atrás. Ahora, a instancia de la Comisión Europea y de la GSMA, 27 operadoras han acordado también reducir durante un mínimo de tres meses las tarifas mayoristas de itinerancia que cobrarán a sus tres homólogas de Ucrania –Kyivstar, Vodafone y Lifecell–, situándolas al mismo nivel que las compañías se facturan entre ellas dentro de la UE. Hay que recordar que el hecho de que los consumidores europeos llevemos cinco años sin pagar suplementos de itinerancia –una ventaja que Bruselas acaba de prorrogar hasta el 2032– no quiere decir que las compañías hayan dejado de cobrarse mutuamente por el servicio. Entre los grupos que participan en la nueva iniciativa están todos los grandes del continente, desde Telefónica y Orange hasta Vodafone y Deutsche Telekom, pero también Telenor, Telia, MásMóvil y los miembros de la Asociación Europea de Operadores Virtuales.

Ericsson y Nokia se retiran del mercado ruso

Rusia queda en manso de Huawei y ZTE

Los dos grandes proveedores europeos de equipación de red a operadoras de telecomunicaciones mantenían una posición discreta desde la invasión, en parte para no dejar su negocio en Rusia en manos de su gran rival, la firma china Huawei. Aun así, las dos empresas acabaron asumiendo la semana pasada las sanciones al régimen de Vladímir Putin y comunicando que suspenden actividades en el país de manera indefinida, y aprovisionando por este concepto entre 90 y 100 millones de euros cada una en las cuentas del primer trimestre. Tanto una como la otra se encuentran en medio de sendas crisis de reputación: The New York Times acusó a Nokia de haber contribuido a desplegar el sistema SORM de ciberespionaje de la seguridad del estado ruso –hecho que la empresa niega–, mientras que los accionistas de Ericsson han pedido responsabilidades a la dirección por haber pagado sobornos al Estado Islámico a cambio de poder continuar operando en Irak. Así pues, el mercado ruso queda, a corto plazo, en manso de Huawei y ZTE. Por otro lado, según cómo acabe la guerra, en Ucrania pueden haber contratos jugosos para reconstruir las redes dañadas.

Sabotean los ordenadores de los programadores rusos

Los creadores de aplicaciones del país han perdido el trabajo hecho y sus herramientas de trabajo

El responsable de mantener node-ipc, un popular módulo de software de código abierto que muchos programadores en lenguaje JavaScript usan para la comunicación entre procesos en Windows, Mac y Linux, lo ha contaminado con unas líneas adicionales de código generalmente inofensivas, menos cuando se ejecutan en ordenadores vinculados en direcciones IP rusas o bielorrusas. En este caso, se borran todos los ficheros del equipo, sustituyéndolos con el emoji de un corazón. En consecuencia, muchos creadores de aplicaciones de los dos países han perdido el trabajo que habían hecho y sus herramientas de trabajo. Aún así, la comunidad internacional del código abierto ha reaccionado mayoritariamente con disgusto, porque consideran que la acción del saboteador desacredita todo el movimiento y establece un precedente peligroso. Buena parte de estos comentarios negativos se han hecho en el repositorio de código GitHub, propiedad de Microsoft, que desde hace pocos días ha empezado a bloquear los perfiles de los desarrolladores y las empresas rusas, como por ejemplo bancos, que ya no pueden acceder a su código para modificarlo.

Reconocimiento facial para desmoralizar a las familias rusas

La base de datos de ClearviewAl se está usando para identificar cadáveres

La empresa norteamericana ClearviewAI puso a principios de marzo a disposición del gobierno de Ucrania su base de datos de reconocimiento facial, que con 20.000 millones de rostros es considerada una de las más amplias del mundo. Más de 2.000 millones de estas imágenes corresponden a ciudadanos rusos, muchas extraídas de la red social VKontakte, el "Facebook ruso". Inicialmente, las autoridades ucranianas las usaban para detectar la presencia de infiltrados, pero varias informaciones apuntan ahora hacia un uso más macabro: identificar los cadáveres de los soldados rusos muertos en combate, muchos casi desfigurados, y hacer llegar las fotografías a sus familiares.

Avisar vía Discord de dónde está el ejército ruso

Usuarios ucranianos informan de las posiciones de las tropas enemigas

La mayoría de las comunicaciones entre las unidades militares rusas se hacen mediante radio sin cifrar . En Ucrania se ha creado una red de ciudadanos que escuchan a todas horas estas transmisiones y, cuando contienen información sobre la posición de las tropas o los planes de despliegue, la ponen a disposición del ejército ucraniano. La singularidad es que lo hacen en una sala de acceso restringido de la plataforma de chat Discord, muy popular entre los usuarios de videojuegos de todo el mundo, que habitualmente comentan sus partidas. En este caso, sin embargo, está en juego una cosa mucho más dramática.

stats