Con ojos de juego
Misc 13/12/2022

Juegos de mesa: ¿por qué no se recomiendan antes de los 6 años?

Un juego de mesa requiere saber esperar turnos, gestionar la frustración de perder y otras habilidades que no tenemos de muy pequeños

2 min
criaturas 10 decembre 2022  pag. Jugar y jugar
  • Tipo de juguete: Juegos con normas que requieren más de un jugador.
  • Edad: Niños y adultos.
  • Posibilidades: Passar un buen rato entre amigos o en familia.
  • Metodología/pedagogía: Ninguna en concreto.

Los juegos de mesa son un recurso fantástico y los hay que son una verdadera maravilla. Pero después del boom de los últimos años creemos que vale la pena matizarlo y reflexionar. Las editoriales sacan cada vez más juegos al mercado para niños más pequeños y durante la pandemia se desató una fiebre por tener varios como recurso para alejar a los niños de la pantalla, puesto que nos permiten pasar un buen rato en familia.

Para seguir normas hay que estar preparado

Pero imaginaos a un niño de 2 años en un parque. ¿Verdad que es muy difícil hacerle entender que tiene que esperar turno para subir al tobogán? O un niño de 4 años que quiere que le expliquéis un cuento: lo quiere en ese momento. Los adultos estamos para gestionar estas situaciones y ayudarlos a asumir estas normas sociales que requieren paciencia y serenidad. Las situaciones cotidianas son excelentes para prepararlos en este sentido. Pero se trata de un proceso. Antes de los 6 años es natural rebelarse contra las normas. Decir no forma parte de su desarrollo. Prueban diferentes maneras de encontrar límites y entonces, poco a poco, integran las normas de convivencia. Es valioso y saludable comprender las normas de este modo.

El juego libre como preparación

¿Cómo podemos saber que un niño está preparado para jugar a juegos de mesa? Imaginaos ahora a un niño de 4 años que trata de construir una torre. Primero pone una pieza pequeña y después una grande. Y la torre se cae. Quizás llorará y se enfadará, pero necesitará probarlo unas cuantas veces antes de asumir que no podrá llegar más arriba si no pone piezas más grandes en la base. Es así como, voilà, ha aprendido una norma básica de construcción.

Las señales de que están listos

Más adelante, alrededor de los 6 años, decide imponerse como norma no pisar ninguna línea de las aceras de la calle. O vemos a un grupo de niños jugando al escondite. Pensad en todas las normas que hay que seguir en estos juegos. ¡Es cuando nos dan señales claras de que ya pueden empezar a jugar a juegos de mesa!

Conclusión

Los juegos de mesa en ningún caso tienen que ser un sustituto del juego libre, en el que el niño puede elegir a qué jugar y cómo hacerlo. Tampoco pueden sustituir el juego con otros niños. Si pensáis en vosotros mismos, probablemente os vendrá a la memoria haber jugado al parchís con más de 6, 7 o 8 años o incluso de adolescentes o adultos. En cambio, de más pequeños jugábamos con nuestros iguales. Pensamos que sería bonito que fuera así. Eso sí, ¡siempre quedaremos los que nunca aprendemos a perder!

stats