Fútbol
Misc 15/11/2021

Luis Enrique tiene siete vidas

El técnico se reivindica al frente de La Roja consiguiendo la clasificación directa para el Mundial

M.M.
2 min
Luis Enrique, celebrando la clasificación de España para el Mundial del Qatar

BarcelonaLuis Enrique levantaba los puños al cielo en la Cartuja cuando la árbitra silbaba el final del partido entre España y Suecia. El entrenador asturiano, siempre en el ojo del huracán, había vuelto a dar un golpe de autoridad clasificando a La Roja para el Mundial de Catar 2022. A pesar de que al equipo le bastaba el empate, España se garantizó el billete directo, sin pasar por la repesca, por la puerta grande, ganando el partido con un gol de Álvaro Morata en el tramo final del partido (1-0).

Cuestionado por sus decisiones, y sobre todo por haber marginado al Real Madrid en la Eurocopa, para la cual no convocó a ningún futbolista blanco, Luis Enrique –odiado en la capital española por haber cambiado al Madrid por el Barça y haber renegado de su pasado merengue– ha tenido que convivir bajo la mirada crítica de un entorno mediático que, en general, también es afín al club de Chamartín. “Vivo con presión desde que tenía 18 años y me encuentro muy a gusto. ¡Viva la presión!”, respondía con ironía cuando le preguntaban si estaba preparado para afrontar una final como la de ayer contra Suecia.

Pero, en realidad, era un partido con red de seguridad, porque en caso de derrota, La Roja habría tenido una segunda oportunidad en la repesca. No hizo falta, y esto que en septiembre, después de perder precisamente contra el equipo escandinavo, quedó a un paso de tenerse que jugar las algarrobas en el desempate. Desde entonces, la selección española había ganado todos los partidos; en cambio, Suecia se había dejado seis puntos en dos derrotas inesperadas contra Grecia y Georgia. Con los de ayer fueron nueve.

Duodécimo Mundial consecutivo

Con los azulgranas Jordi Alba, Sergio Busquets y Gavi de titulares, y con el españolista Raúl de Tomás también en el once inicial, la selección española dominó un partido que no tuvo muchas ocasiones de gol. Suecia, que necesitaba la victoria, recurrió a Ibrahimovic en la segunda parte, pero nunca estuvo del todo cómoda. Al final el triunfo acabó cayendo por el acierto de Morata. Luis Enrique, a pesar de todo, lleva a la selección a su duodécimo Mundial consecutivo.

stats