Movilidad
Misc 09/11/2021

Más patinetes implicados en accidentes durante nueve meses que en todo el 2019

La Guardia Urbana de Barcelona intensifica los controles después de dos siniestros mortales

2 min
Un control de la Guardia Urbana esta mañana, delante la Tueste Glorias de Barcelona, a usuarios de bicicletas y patinetes eléctricos.

BarcelonaEl aumento del uso de los patinetes eléctricos para desplazarse por Barcelona también ha supuesto un crecimiento del número de vehículos de movilidad personal (VMP) –que engloban a los patinetes– implicados en accidentes de tráfico en la ciudad. En los nueve primeros meses de este año, entre enero y septiembre, se han producido 540 siniestros en los que había VMP implicados. La cifra se sitúa por encima de los registros de 2019. En todo ese año hubo 489 con VMP implicados. El Ayuntamiento de Barcelona ha difundido los datos en la presentación de una nueva campaña de la Guardia Urbana para intensificar los controles después de que este año también se hayan producido dos siniestros mortales de conductores de patinetes: uno en marzo y el otro en mayo.

Durante los nueve primeros meses de este año, los agentes ya han puesto 14.200 denuncias a conductores de VMP, mientras que en todo el 2019 fueron menos de la mitad: poco más de 6.500. Más de la mitad de las sanciones son por hacer una circulación de riesgo –saltarse un semáforo en rojo, llevar auriculares o transportar a más personas de las permitidas–, seguidas de las multas que se ponen por pasar por un lugar prohibido –la gran mayoría por ir por la acera–. El resto son por no llevar elementos de seguridad, por aparcar mal o por exceso de velocidad.

Comparado con el año pasado, también se han incrementado tanto los patinetes implicados en accidentes como las denuncias, a pesar de que en 2020 la movilidad quedó muy alterada por el covid.

“Inflexible” con la conducción de riesgo

El portavoz de la Guardia Urbana, el inspector Jordi Oliveras, considera que los conductores de patinetes eléctricos ya son conscientes de que cometen una infracción cuando circulan por la acera: “Entendemos que siendo usuario de un vehículo se tiene que estar informado”. Por eso, en declaraciones recogidas por la ACN, asegura que el cuerpo será “inflexible” con la conducción de patinetes que pueda suponer un riesgo peatonal. El inspector también reconoce que el aumento de la siniestralidad de los VMP va vinculado a un crecimiento “exponencial” del uso de este tipo de vehículos. La Guardia Urbana recuerda que las sanciones pueden ser de 500 euros si se conduce bajo los efectos del alcohol o de drogas, y de 200 euros si se salta un semáforo o se llevan auriculares.

stats