Energía
Misc 01/09/2022

El recibo de la luz, un 70% más caro en agosto

Sin el tope del gas habría sido la factura mensual más alta de la historia

4 min
Recibo de la luz

BarcelonaEl precio del megavatio hora (MWh) en el mercado mayorista está en máximos y esto se traslada al recibo de la electricidad que pagan las familias. Este impacto es inmediato y hora a hora en el caso de los 11 millones de clientes del mercado regulado (PVPC), mientras que en el mercado libre depende de las condiciones pactadas con la comercializadora, a pesar de que en la mayoría de los casos conllevará una revisión al alza del precio cuando se renueve el contrato. En el mercado mayorista, agosto ha sido el mes con los precios más altos de la historia, 307,80 €/MWh de media mensual, un 19,3% más que en julio, según los datos del operador del mercado ibérico (OMIE).

Pero en el recibo final de los clientes, a pesar del récord en el mercado mayorista, ha sido el segundo mes con los precios más altos, por detrás del marzo pasado, cuando el coste de la energía se disparó después del estallido de la guerra en Ucrania. Hay que tener en cuenta que entonces todavía no se habían puesto en marcha la mayoría de medidas (como la excepción ibérica) para rebajar el impacto en los usuarios.

Para una familia tipo española con contrato PVPC, el recibo de este mes de agosto es un 70% más caro que el mismo mes del año pasado, según los cálculos de la asociación de consumidores Facua. El recibo medio es de 158,26 euros, cuando un año atrás era de 93,1 euros. Para hacer el cálculo, la organización ha cogido el mismo cliente tipo que utiliza el ministerio: un hogar con una potencia contratada de 4,4 kW, tanto en hora punta como en hora valle; sin discriminación horaria y con un consumo mensual de 366 kWh. En comparación con el mes de julio, el recibo se ha encarecido 16 euros. Los cálculos de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia apuntan a un aumento muy similar, del 69%, a pesar de que con un resultado final más bajo, de 115,49 euros, porque este organismo calcula por un consumo mensual inferior de media por cada hogar, de 250 kWh.

Facua ha repartido el consumo de este hogar tipo con los porcentajes que utiliza la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia: un 45% del consumo en hora valle, cuando los peajes son más baratos; un 29% en hora punta, cuando son más caros, y un 26% en horario plano, que tiene el peaje intermedio.

No obstante, estos peajes han quedado en parte desvirtuados, tal como explicó el ARA, por la evolución enloquecida del precio de la luz durante los últimos meses y el impacto del denominado tope del gas. Esta medida encarece el precio de la electricidad por la noche, cuando hay más producción por ciclos combinados de gas natural. En cambio, el tope beneficia a los clientes del mercado regulado con un precio más bajo del MWh, a pesar de que estos usuarios también tienen que compensar las empresas generadoras por la diferencia que hay entre el tope del precio del gas y su coste real en el mercado.

A pesar de esta compensación, la medida ha beneficiado a los consumidores. Según el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, los consumidores se han ahorrado, desde que se puso en marcha esta medida el 15 de junio, un total de 2.000 millones de euros. Esta decisión ha permitido que los españoles acaben pagando un recibo un 41% más barato que los hogares italianos o un 27% por debajo de lo que pagan en Alemania.

Luz más cara por la noche

El impacto del tope del gas en las franjas horarias del nuevo recibo de la luz ha provocado que sea más caro que el consumo eléctrico nocturno. El recibo establece como horas valle (baratas) de las 0.00 a las 8.00 horas los días laborables y las 24 horas los fines de semana; mientras que las horas punta (más caras) son de las 10.00 a las 14.00 y de las 18.00 a las 22.00 de los días laborables; las horas planas (precio intermedio) entre las 8.00 y las 10.00, entre las 14.00 y las 18.00 y entre las 22.00 y las 0.00 horas.

Este mes de agosto el periodo valle ha marcado un precio medio de 41,40 céntimos el kWh, mientras que el precio en el periodo punta ha quedado por debajo, 40,76 céntimos de media. El horario plano, al fin, se ha convertido en el más barato, con una media de 36,99 céntimos el kWh. La media aritmética lleva a un precio en conjunto durante este mes de 35,74 céntimos el kWh, un 76,1% por encima de los 20,30 céntimos de un año atrás.

Las principales asociaciones de consumidores del Estado han puesto el grito en el cielo por el encarecimiento del recibo para las familias, a pesar de que reconocen que sin el tope del gas y la rebaja del IVA la situación sería mucho peor. Facua asegura que las medidas que se han tomado son "absolutamente insuficientes" y reclama tanto al Gobierno español como la Comisión Europea decisiones "mucho más contundentes".

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha reconocido que sin el tope del gas el recibo sería lo más alto de la historia y ha criticado las comercializadoras que ofrecen precios fijos, pero sin incluir el coste de la compensación a las eléctricas por el tope del gas. En este sentido, la entidad reclama más transparencia de las comercializadoras en la información de los precios a los usuarios.

Según esta organización, las familias españolas han pagado desde principio de año 914,43 euros en recibos de la luz, cuando en el mismo periodo del año pasado habían pagado de media 547,97 euros.

Facua, por su parte, reclama al Gobierno español que declare todas las familias, excepto las de rentas más altas, consumidores vulnerables, para que se puedan acoger al bono social y beneficiarse de importantes descuentos respecto a los precios de mercado. Una medida que, según esta organización, beneficiaría las familias sin vulnerar el derecho comunitario.

stats