Sequía

El termómetro de la sequía en Cataluña: los embalses de las cuencas internas superan el 18% cinco meses después

Los efectos de las lluvias y nevadas de Semana Santa mantienen al alza los pantanos, pero no se ven más precipitaciones a la vista

5 min
La presa del Pasteral, este mes de abril, durante una de las hidropuntas que lleva a cabo la ACA, donde desembolsa agua dos veces por semana

BarcelonaLa sequía se puede mirar desde muchos prismas: reservas de agua en los embalses, déficit de lluvia, mirada larga oa corto plazo, futuro inmediato... En esta pieza encontrará indicadores climatológicos y sobre los embalses para tener una visión actualizada y tan completa como sea posible de la grave sequía que vive Cataluña.

La buena noticia es que los pantanos se han ido recuperando después de las lluvias y nevadas de este mes de marzo. Los embalses de las cuencas internas siguen subiendo gracias al deshielo de la nieve caída en Semana Santa. Las reservas de agua han superado ya 18%, cifra que no se veía desde noviembre. Una tendencia positiva que se mantiene, ya que todavía sigue llegando agua a los pantanos de las últimas lluvias y nevadas. Sin embargo, las reservas de nieve se están agotando y no se ven nuevas lluvias a la vista. Esto plantea un escenario más que probable de estancamiento o retroceso de los embalses dentro de unos días.

Las lluvias y nevadas de Semana Santa fueron especialmente abundantes en las cabeceras de los principales ríos del país. Esto hizo aumentar los caudales de los ríos y, sobre todo, incrementar las reservas de nieve. Las altas temperaturas de estos días han acelerado el deshielo en el Pirineo, lo que mantiene por el momento la llegada de agua a los pantanos. Pero cada vez queda menos nieve en las montañas y si no llueve pronto este ascenso de las reservas de agua se detendrá.

En este sentido, los embalses de las cuencas internas del norte han notado el efecto de las precipitaciones de marzo. La mayoría de los pantanos se ha notado esta subida y mantienen la tendencia positiva y ascendente de todo el mes de marzo. Sin embargo, los pantanos de las cuencas internas del sur del país no han notado prácticamente ninguna diferencia.

Datos de los embalses

En el conjunto de las cuencas internas, se ha pasado del 14,41% de reservas antes de marzo (el punto más bajo) a un 18,04% en la actualidad, y la cifra aún subirá algo más. Es el dato más alto desde hace cinco meses. Además, el conjunto del sistema Ter-Llobregat se sitúa ya en el 18,85%.

Si nos fijamos concretamente en los pantanos, el de Sau ya ha empezado a no recibir más agua y ha pasado del pico de 7,5% de días atrás al 6,7% actual. El de Susqueda subió poco y se sitúa en el 22,4%, porque gran parte del agua lo absorbió el de Sau.

Además, el pantano de Foix ha pasado del pico de 62,6% al 60,7%, pero el de la Llosa del Cavall sigue subiendo y ya ha pasado del 15,9% al 20,2%. El de la Baells ya ha subido del 19,2% al 25,4%, el de Sant Ponç del 25,3% al 33,4% y el de Darnius-Boadella del 11,2% al 11, 7%. Unas reservas que aún pueden subir algo más gracias al deshielo, pero las reservas de nieve se van agotando y la primavera avanza con calor atípico para la época y sin mayores precipitaciones a medio plazo.

Evolució del nivell dels embassaments de les conques internes

Este gráfico es una muestra del nivel de los embalses de las cuencas internas de Catalunya, para poder ver con mayor detalle los cambios de las últimas semanas y meses. Como se puede comprobar, las lluvias de Semana Santa y el deshielo han subido más los niveles de reservas y mantienen el ascenso del mes de marzo. Sin embargo, todavía hacen falta muchos más temporales para darle la vuelta a la situación. Debajo tiene un enlace para acceder a datos por embalses, en este caso también de los de la cuenca del Ebro. En este enlace inferior encontrará los datos por embalses.

Evolució de la sequera
La línia vermella correspon a acumulacions diàries de pluja en una escala en què 100 és el dia més plujós del temporal 'Gloria'

Este gráfico muestra la evolución de conjunto de la sequía durante los últimos dos años, sobreponiendo los datos diarios del nivel de los embalses de las cuencas internas de Cataluña y la lluvia diaria que ha caído, fijando como valor 100 el día más lluvioso del temporal Gloria.

Pluja diària dels últims dotze mesos a Catalunya
A partir de dades de 140 estacions del Meteocat. 100 és el dia més plujós del temporal 'Gloria'

Este otro gráfico es también una ampliación del primero, pero en este caso sobre cómo ha ido lloviendo día a día durante el año. La tanda de lluvias de principios de marzo fue la más importante desde las tormentas del 15 de septiembre de 2023 y las lluvias de marzo de 2022. Durante mayo y junio de 2023 no hubo ningún temporal importante, pero llovió casi todos los días en alguna comarca u otra.

Mapes per entendre com ha plogut
L’índex de precipitació estàndard (IPE) en mapes amb IPE 6 (sis mesos), IPE 12 (un any) i IPE 24 (dos anys).

Humitat excepcional

Humitat extrema

Humitat forta

Humitat

Normalitat

Sequera

Sequera forta

6 mesos

1 any

2 anys

Sequera extrema

Sequera excepcional

6 mesos

1 any

Humitat excepcional

Humitat extrema

Humitat forta

Humitat

Normalitat

Sequera

Sequera forta

2 anys

Sequera extrema

Sequera excepcional

Humitat excepcional

6 mesos

Humitat extrema

Humitat forta

Humitat

Normalitat

1 any

Sequera

Sequera forta

Sequera extrema

2 anys

Sequera excepcional

6 mesos

1 any

2 anys

Humitat excepcional

6 mesos

Humitat extrema

Humitat forta

Humitat

Normalitat

1 any

Sequera

Sequera forta

Sequera extrema

2 anys

Sequera excepcional

6 mesos

1 any

2 anys

Los mapas de índice de precipitación estándar que elabora mensualmente el Servei Meteorològic de Catalunya indican por regiones si ha llovido más o menos de lo que tocaría a partir de la fecha y echando atrás seis meses, un año o dos años. Aportan una visión de mirada larga por territorios sobre la sequía pluviométrica. La situación ha mejorado si se mira seis meses atrás, pero sigue siendo muy crítica si se toma más perspectiva. La última actualización es del 1 de febrero de 2024.

Dèficit o excés de precipitació a Catalunya per mesos
A partir de dades de 140 estacions del Meteocat. Dades en l/m² o tant per cent segons la pestanya

¿Se hace más grande el agujero de la sequía o estamos saliendo de ella? En este gráfico, elaborado por el ARA a partir de datos de 86 estaciones del Meteocat, se puede observar mes por mes si ha llovido más o menos de lo que tocaría. Una barra roja significa que a finales del mes hemos sumado déficit de lluvia y una azul significa que ha llovido más de lo que tocaría y que, por tanto, la sequía se ha debilitado.

Las cifras en l/m² no son importantes porque sólo dependen del número de estaciones que se utilicen, pero la comparación entre meses sí permite ver qué meses suelen aportar mucha lluvia y, por tanto, el hecho de que hayan sido meses secos ha hecho acumular mayor déficit de precipitación. Los datos del mes en curso se basan en la lluvia que debería caer en todo el mes.

Precipitació acumulada respecte de la mitjana a Catalunya durant el 2024
A partir de dades de 140 estacions del Meteocat. Dades en l/m².

El 2023 fue el peor año de los tres de sequía. Según cálculos del ARA a partir de datos de 140 estaciones del Meteocat y tomando como referencia el período 2009-2020, en 2023 se cerró con un déficit de precipitación del 31% en Cataluña, un dato muy superior al 21% de en 2022 y al 15% de 2021. Hay que aclarar que estos datos no coincidirán con los oficiales del Meteocat, que hace el cálculo con un número de estaciones diferente y utilizando un período de referencia mucho más largo.

A mediados de noviembre las reservas de las cuencas internas ya descendieron incluso por debajo del nivel más bajo de 1989, el mínimo histórico registrado. Cabe recordar que recursos actuales como las desalinizadoras y el agua regenerada no existían en ese momento, lo que pone de manifiesto que la gravedad de esta sequía no tiene precedentes.

En el 2024 ha empezado con algunos tongadas de lluvia que, sin ser gran cosa, sí han dejado buenos registros en Ponent, donde enero fue el mes con más lluvia desde la pasada primavera. Y la guinda del pastel fueron las dos tongadas de lluvias generales y nevadas en el Pirineo de principios de marzo. Faltan muchos más episodios de precipitaciones para que podamos decir que remontamos de verdad, pero todo es empezar.

stats