Política 26/01/2022

Albares defiende el papel de España en la crisis ucraniana: "La seguridad europea es indivisible"

El ministro de Exteriores avisa de que la situación es "grave" pero que los aliados apuestan por el "diálogo"

3 min
El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, entrando en  la sala de la comisión del Congreso .

Madrid"Se trata de una cuestión grave que afecta a la legalidad internacional y es una amenaza para la paz". El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha comparecido este martes al atardecer en el Congreso de los Diputados para explicar la posición española en la crisis ucraniana con ademán grave y sin restar ni un gramo de trascendencia a la tensión militar que se vive con Rusia en esta parte del mundo. Albares ha justificado que el conflicto implica a España porque "la seguridad europea es indivisible" y el Estado es un socio fiable que siempre responde "cuando se lo necesita".

En su comparecencia, convocada por la vía de urgencia y a petición propia, ha explicado que la estrategia consensuada por los socios europeos, y compartida por los Estados Unidos, pasa por una combinación de disuasión militar –por eso la OTAN está reforzando su presencia en países de Europa del Este– y la vía negociada. "Apostamos por el diálogo, por la resolución pacífica de los conflictos", ha dicho, "pero siempre desde el respeto al derecho internacional y la integridad de los estados soberanos, pequeños o grandes". En efecto, según Albares, las demandas que Rusia ha trasladado a los EE.UU. y los países europeos son inaceptables porque suponen restringir la soberanía de los estados de Europa del Este. Moscú ha reclamado que Ucrania y el resto de países exsoviéticos que todavía no lo han hecho no ingresen nunca en la OTAN y que se retiren las tropas de la Alianza Atlántica de los países que entraron a formar de la organización parte después de 1997, como por ejemplo Polonia. "La política de esferas de influencia que pretende Rusia es una cosa del pasado que no queremos que vuelva", ha asegurado.

Fragata 'Blas de Lezo'

En cuanto a los movimientos de tropas, el ministro ha detallado que Rusia ha desplegado 100.000 efectivos alrededor de la frontera con Ucrania y países limítrofes como Bielorrusia, además de tanques, baterías de misiles y artillería. "Este despliegue no se justifica por motivos defensivos, busca presionar a Ucrania y también a la OTAN", ha apuntado. Por este motivo, ha justificado el adelanto del envío de la fragata Blas de Lezo a la zona y también el relevo de tropas españolas en Letonia (350 efectivos), que ya estaba previsto. Pero su discurso ha sido ambivalente: mientras reiteraba que el objetivo es "que se normalice la situación mediante el diálogo" y que no se quiere "contribuir a la escalada militar", también dejaba claro que la intención es que Rusia entienda que si hay choque sufrirá "costos masivos". Por lo que pueda ser, el jefe de la diplomacia española ha admitido que Moscú está tratando directamente este asunto con los Estados Unidos y que los europeos se tienen que limitar a escuchar las explicaciones que les ofrece Washington.

Albares en el Congreso.

En el turno de preguntas, tanto PP como Vox y Cs han apoyado la posición española, pero han hurgado en las divergencias internas dentro del ejecutivo. "Usted no representa al gobierno español, sino a una fracción del gobierno, porque la otra parte ya está quitando el polvo a las pegatinas del 'No a la guerra'", le ha dicho a Albares la diputada popular Valentina Martínez Ferro, que también ha reclamado que sea Sánchez quien dé explicaciones en lugar de hacerse "books de fotos desde la Moncloa". El portavoz de Unidas Podemos, Antón Gómez-Reino, se ha aferrado a la vía diplomática, pero no ha escondido las diferencias con la posición de sus socios en el ejecutivo y ha defendido que la solución pasa por la "desmilitarización y la desnuclearización" de Europa.

Los partidos independentistas catalanes, por su parte, han rechazado cualquier intervención militar y han criticado la dependencia española de organismos como la OTAN. Y entre los más próximos a la posición defendida por Albares ha habido el PNV. Aitor Esteban ha dicho que "Rusia siempre es Rusia, un país que se piensa que es un imperio y con ambiciones expansionistas".

stats