Política 04/05/2022

Bruselas renuncia a investigar el caso Pegasus

Los europarlamentarios reclaman la intervención del ejecutivo comunitario porque lo consideran un "asunto europeo"

3 min
El expresidente y eurodiputado de JxCat Carles Puigdemont durante una protesta a la Eurocámara por el espionaje con Pegasus a eurodiputados.

BruselasLa Comisión Europea no piensa intervenir. A pesar de las reclamaciones de una gran mayoría de parlamentarios de la Eurocámara de los principales grupos políticos, el ejecutivo comunitario, representado por el comisario de Presupuestos, Johannes Hahn, insiste que es cosa de los gobiernos investigar las acusaciones de espionaje a través del software Pegasus y garantizar que sus servicios de inteligencia respetan los derechos fundamentales y no utilizan estos programas sin autorización judicial. "La Comisión no puede investigar casos individuales, sino que espera que las autoridades estatales examinen en profundidad las acusaciones y restauren la confianza de los ciudadanos", ha dicho Hahn.

Esta falta de implicación ha recibido críticas de la mayoría de la Eurocámara, empezando por el presidente de la comisión de investigación del caso Pegasus en la institución europea, el miembro del grupo popular Jeroen Lenaers: "Estoy decepcionado con la posición de la Comisión, que rechaza investigar y se esconde tras las autoridades nacionales. No es cuestión de la seguridad nacional, sino del estado de derecho, es una responsabilidad común". Solo algunos europarlamentarios de los grupos ultraconservadores ECR e ID, donde hay Vox, se han desmarcado de este posicionamiento en un debate impulsado por el grupo de los Verdes /ALE, al cual pertenecen los miembros de ERC que también fueron espiados según las revelaciones del Catalangate.

Las intervenciones han sido en buena parte de diputados catalanes y españoles, pero también polacos y húngaros, porque estos eran los dos países objeto inicial de la investigación de la comisión Pegasus. Desde la bancada socialista, el europarlamentario Juan Fernando López Aguilar ha evitado hacer referencia directa a España, pero ha reclamado la necesidad de investigar un asunto como este porque a su entender es un "asunto europeo". En cambio, desde el Partido Popular español han intervenido dos exministros de Rajoy, Dolors Montserrat y Juan Ignacio Zoido, este último en la cartera de Interior durante el referéndum del 1-O, y han justificado el espionaje: "A nadie le tendría que sorprender que se hayan escuchado personas condenadas por sedición o que dicen que lo volverían a hacer", ha dicho Zoido. Más lejos ha ido el eurodiputado de Vox Jorge Buxadé, que cree que "poco se han espiado y perseguido" a los independentistas, tanto vascos como catalanes.

Todos los europarlamentarios independentistas han intervenido para denunciar su caso y para poner en entredicho que el presidente español, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, también fueran espiados. "No hay espiados de primera y de segunda", ha dicho Jordi Solé (ERC), que ha acusado al gobierno español de querer diluir el Catalangate. Desde Junts, Toni Comín ha interpelado directamente al PSOE y le ha preguntado por qué en la Eurocámara sí que apoyan a una comisión de investigación y no lo hacen en Madrid. Otros representantes del independentismo, como Carles Puigdemont o Diana Riba, han hecho un llamamiento a las instituciones europeas a involucrarse y no mirar hacia otro lado.

Todo este debate ha tenido lugar en Estrasburgo y en gran parte sin la asistencia de ningún miembro del Consejo Europeo, la institución que representa los veintisiete gobiernos de la UE. Una ausencia elocuente teniendo en cuenta que son estos los principales involucrados en el caso. A última hora sí que se ha presentado el ministro de Asuntos Europeos, Clément Beaune, que no ha hecho ninguna mención explícita al caso Pegasus en ninguno de los estados miembros, pero ha asegurado que es un debate "muy importante" que pone de manifiesto que hay que avanzar en las regulaciones europeas sobre privacidad.

stats