Las consecuencias de los indultos
Política 01/07/2021

Casado mantiene las críticas a la patronal y carga contra los indultos junto a Garamendi

A pesar de que el líder de la CEOE intenta escenificar un acercamiento, el del PP lo avisa de que pactar con Sánchez es "tóxico"

2 min
Pablo Casado y Antonio Garamendi saludándose durando un curso de verano de la Universidad  Rey Juan Carlos.

MadridPablo Casado y Antonio Garamendi se han vuelto a ver este jueves dos semanas después de que la patronal desacreditara la ofensiva del PP y bendijera los indultos. El congreso de la Asociación de Trabajadores Autónomos tenía que ser el pretexto para volver a escenificar un acercamiento entre el principal partido de la oposición y el mundo empresarial después de que Casado los acusara de "cómplices" de la medida de gracia. Pero nada más lejos de la realidad. A pesar del intento del presidente de la CEOE de enviar mensajes de complicidad y sintonía, se ha encontrado delante a un Casado cerrado en banda que ha seguido presionando a Pedro Sánchez y a todo el mundo que ose pactar, también a la patronal y los sindicatos, alimentando el distanciamiento entre las partes.

Desde las declaraciones del 17 de junio, Garamendi trata de reconstruir los puentes con los sectores más conservadores. Hace una semana no pudo evitar llorar después de recibir el apoyo de sus compañeros en la asamblea de la CEOE. Este jueves ha insistido en que siempre defenderán a "las empresas, los empresarios y los autónomos, con sentido de estado", y que esto significa "querer a nuestro país" y "defender la Constitución, el estado de derecho, la ley, el imperio de la ley y la monarquía parlamentaria". "Lo decimos siempre, pero creo que hay que seguir diciéndolo", ha enfatizado esperando el beneplácito del líder del PP, a quien ha expresado que cuenta con su total "colaboración y participación" y que lo considera un "amigo" con el que quiere mantener una "línea de confianza muy importante".

El "sóviet del gobierno"

Pero Casado ha seguido enrocado y no ha hecho ningún gesto de acercamiento a Garamendi. De hecho, ha vuelto a atacar duramente los indultos y ha reclamado que los empresarios lo apoyen. "Cualquier arbitrariedad jurídica o legal cotiza a bolsa", ha advertido sobre la inseguridad que pueden generar las políticas de Pedro Sánchez, que ha considerado "tóxicas", así como "el uso" que hace de los acuerdos. Sus palabras han sido especialmente penetrantes porque al cabo de menos de una hora Garamendi firmaba en la Moncloa, junto al presidente español y los sindicatos, el pacto por las pensiones.

El líder del PP ha dicho que su partido apostaba "por la seguridad jurídica, que es que a un empresario no se le expropie la empresa, incluso si el sóviet del gobierno de turno considera que su actividad es nociva": "Seguridad jurídica es también cumplir la ley, e igual que a un empresario no le pueden cambiar la fiscalidad sin pasar por el Congreso, a un español no se le puede cambiar la patria sin pasar por el Congreso".

stats