Política 25/10/2021

ERC abre la negociación de los presupuestos con la Moncloa sin descartar la enmienda a la totalidad

La protección del catalán en el audiovisual y el cumplimiento de los acuerdos previos, condiciones para avalar la tramitación de las cuentas

3 min
La portavoz de ERC, Marta Vilalta, este lunes en rueda de prensa

BarcelonaSemana decisiva para los presupuestos del Estado. Cuando faltan cuatro días para decidir si presenta una enmienda a la totalidad, ERC ha anunciado este lunes la apertura de la negociación con la Moncloa y mantiene que, hoy por hoy, no descarta rechazarlos. La semana pasada ya hubo una reunión y contactos informales entre el gobierno español y los republicanos, los cuales fijaron las condiciones "imprescindibles" para dar luz verde a la tramitación de las cuentas de Pedro Sánchez. Según ha explicado en rueda de prensa la portavoz del partido, Marta Vilalta, hace falta que de aquí al viernes haya un compromiso para cumplir los acuerdos asumidos para los presupuestos de 2021 y que se garantice el blindaje del catalán en la ley del audiovisual, una condición fijada ya el viernes por el president Pere Aragonès.

"Estamos esperando respuesta. Dependiendo de cómo vayan las próximas horas y días veremos cuáles son nuestros pasos, y ahora mismo no descartamos la presentación de una enmienda a la totalidad", ha afirmado Vilalta, insistiendo en que "la pelota está en el tejado" del gobierno estatal y que es allí donde ahora toca "mover ficha". Respecto a la primera de las condiciones, Vilalta ha explicado que hace falta "pasar cuentas" del pacto que ERC cerró con el PSOE para los presupuestos de 2021, repasar cuáles son los incumplimientos y ver cómo se pueden cumplir. En definitiva, una puesta al día del pacto del año pasado y tener la certeza que se avanza. En cuanto a la protección del catalán en el audiovisual, una demanda que la Moncloa ha enfriado las últimas semanas, los republicanos confían en que haya un nuevo borrador de la norma o, como mínimo, un compromiso político que garantice las cuotas de doblaje y producción reclamadas por la Generalitat.

Estas dos, ha explicado Vilalta, serían las condiciones "mínimas" para generar un "clima de confianza" y evitar que Esquerra presente una enmienda a la totalidad. Si finalmente opta por esta vía, todavía existiría la posibilidad de retirarla antes del debate en el Congreso, que tendrá lugar los días 3 y 4 de noviembre. La Moncloa, en todo caso, tendría como máximo diez días de margen para satisfacer las demandas de ERC si quiere contar con su apoyo. "Cabe generar un clima favorable para poder emprender el resto de la negociación", ha reiterado la portavoz republicana, que ya ha avanzado que los adelantos en la mesa de diálogo o cuestiones como el traspaso de Cercanías serán otros temas que se plantearán en las conversaciones si finalmente las cuentas salvan el primer escollo en el Congreso.

Junts decidirá el jueves su posición

Quien tampoco descarta de momento la enmienda a la totalidad a raíz del "inmovilismo" de la Moncloa es Junts per Catalunya, que tomará una decisión el jueves en una reunión extraordinaria de la ejecutiva en donde participarán la líder en Madrid, Míriam Nogueras, y el jefe de filas en el Senado, Josep Lluís Cleries. La portavoz del partido, Elsa Artadi, ha reprochado al gobierno español que en las conversaciones que tienen en marcha no se comprometa a hacer llegar a la Generalitat los fondos covid, establecer mecanismos para garantizar la ejecución de los presupuestos –por ejemplo, con el compromiso de traspasar dinero a la Generalitat a través de anticipos si no llegaba a tiempo con la ejecución de la inversión– o a blindar el catalán en la ley audiovisual, en la línea de lo que pide ERC.

Artadi ha admitido que en Junts están "escépticos" respecto a la posibilidad de que pueda haber un acuerdo, a pesar de que negociarán hasta última hora para ver si hay un cambio de guion del PSOE y Unidas Podemos. "Vemos poca predisposición en general [...]. Están acostumbrados a que se les aprueben las cosas con poca exigencia", ha remachado la también líder de Junts en el Ayuntamiento de Barcelona, en un dardo a Esquerra. De hecho, ha vuelto a insistir en construir un "frente común" en el Congreso para tener "más fuerza" de cara a los presupuestos. Según su parecer, los de 2022, con las elecciones españolas en 2023, son la última oportunidad del independentismo para apretar al PSOE. A pesar de que ERC ha esquivado hasta ahora la coordinación en Madrid, Artadi ha asegurado que detecta un "giro" en los republicanos porque piden "contrapartidas" a los socialistas. Lo que decidan los dos partidos de cara al viernes será un indicador de si los socios de Govern en Catalunya andan o no hacia la unidad en el Congreso de Diputados. Hasta ahora no ha sido así.

stats